Cloud Computing

menu icon

Cloud Computing

Cloud computing transforma la infraestructura de TI en un programa de utilidad: Permite "conectar" la infraestructura a través de Internet y utilizar los recursos informáticos sin tener que instalarlos y mantenerlos en local.

¿Qué es cloud computing?

Cloud computing es acceso bajo demanda, a través de Internet, a recursos informáticos, como aplicaciones, servidores (servidores físicos y servidores virtuales), almacenamiento de datos, herramientas de desarrollo, funcionalidades de red y más, alojados en un centro de datos remoto gestionado por un proveedor de servicios cloud (o CSP). El CSP ofrece estos recursos por una cuota de suscripción mensual o los factura según el uso.

En comparación con la TI en local tradicional, y en función de los servicios cloud que seleccione, cloud computing ayuda a:

  • Reducir los costes de TI: el cloud le permite descargar algunos o la mayoría de los costes y el esfuerzo de comprar, instalar, configurar y gestionar su propia infraestructura en local. 
  • Mejorar la agilidad y acelerar la generación de valor: con cloud, su organización puede empezar a utilizar aplicaciones empresariales en minutos, en lugar de esperar semanas o meses para que la TI responda a una solicitud, adquiera y configure hardware de soporte e instale software. Cloud también le permite capacitar a determinados usuarios, más concretamente a desarrolladores y científicos de datos, para ayudarse a sí mismos con la infraestructura de software y soporte.
  • Escalar de forma más fácil y rentable: cloud proporciona elasticidad; en lugar de adquirir una capacidad excesiva que se queda sin utilizar durante períodos de poco trabajo, puede aumentar o disminuir la capacidad en respuesta a picos y caídas en el tráfico. También puede aprovechar la red global de su proveedor de cloud para acercar sus aplicaciones a los usuarios de todo el mundo.

El término "cloud computing" también se refiere a la tecnología que habilita el funcionamiento del cloud. Esto incluye algún tipo de infraestructura  de TI virtualizada, servidores, software de sistema operativo, red y otra infraestructura que se abstrae, utilizando software especial, de modo que la TI se pueda agrupar y dividir independientemente de los límites físicos del hardware. Por ejemplo, un único servidor de hardware se puede dividir en varios servidores virtuales.

La virtualización permite a los proveedores de cloud maximizar uso de sus recursos del centro de datos. No es de extrañar que muchas empresas hayan adoptado el modelo de entrega en cloud para su infraestructura  en local para conseguir la máxima utilización y un ahorro de costes, en comparación con la infraestructura de TI tradicional y ofrecer el mismo autoservicio y agilidad a sus usuarios finales.

Si utiliza un ordenador o un dispositivo móvil en casa o en el trabajo, casi seguro que utiliza algún tipo de cloud computing cada día, ya sea una aplicación en cloud como Google Gmail o Salesforce, medios de streaming como Netflix, o almacenamiento de archivos en cloud como Dropbox. Según una encuesta reciente, el 92 % de las organizaciones utiliza el cloud (enlace externo a IBM), y la mayoría de ellos tiene previsto utilizarlo más en el próximo año.

Servicios de cloud computing

IaaS (Infraestructura como servicio), PaaS (Plataforma como servicio) y SaaS (Software como servicio) son los tres modelos más comunes de servicios cloud, y no es raro que una organización utilice los tres. Sin embargo, a menudo se genera confusión entre los tres y lo que se incluye con cada uno:

SaaS (Software como servicio)

SaaS, también conocido como software basado en cloud o aplicaciones cloud, es el software de aplicación que se aloja en el cloud y que se accede y utiliza a través de un navegador web, un cliente de escritorio dedicado o una API que se integra con el sistema operativo de su escritorio o móvil . En la mayoría de los casos, los usuarios de SaaS pagan una cuota de suscripción mensual o anual; algunos pueden ofrecer precios de pago por uso en función de su uso real.

Además de los beneficios de ahorro de costes, tiempo de generación de valor y escalabilidad del cloud, SaaS ofrece lo siguiente:

  • Actualizaciones automáticas: con SaaS, puede aprovechar las nuevas características en el mismo momento en que el proveedor las añade, sin tener que coordinar una actualización en local.
  • Protección frente a pérdida de datos: debido a que los datos de aplicación residen en el cloud, con la aplicación, no perderá los datos si el dispositivo se bloquea o se rompe.

SaaS es el modelo de entrega principal para la mayoría del software comercial actual. Existen cientos de miles de soluciones SaaS disponibles, desde las aplicaciones más centradas en el sector y departamentales, hasta software potente de base de datos e IA (inteligencia artificial) empresarial.

PaaS (Plataforma como servicio)

PaaS proporciona a los desarrolladores de software plataforma bajo demanda (hardware, pila de software completa, infraestructura e incluso herramientas de desarrollo) para ejecutar, desarrollar y gestionar aplicaciones sin el coste, la complejidad y la inflexibilidad de mantener la plataforma en local.

Con  PaaS, el proveedor de cloud aloja todo (servidores, redes, almacenamiento, software de sistema operativo, middleware, bases de datos) en su centro de datos. Los desarrolladores simplemente escogen de un menú los servidores y entornos que necesitan para ejecutar, crear, probar, desplegar, mantener, actualizar y escalar aplicaciones.

Actualmente, PaaS  a menudo se crea con base en contenedores, un modelo de computación virtualizado, un paso que se ha eliminado de los servidores virtuales. Los contenedores virtualizan el sistema operativo, lo que permite a los desarrolladores empaquetar la aplicación con solo los servicios del sistema operativo que necesita para ejecutarse en cualquier plataforma, sin modificación y sin requerir middleware.

Red Hat OpenShift es una PaaS popular creada con base en contenedores DockerKubernetes, una solución de orquestación de contenedores de código abierto que automatiza el despliegue, el escalado, el equilibrio carga y más funciones para aplicaciones basadas en contenedor.

Más información sobre PaaS

IaaS (Infraestructura como servicio)

IaaS proporciona acceso bajo demanda a los recursos informáticos fundamentales (servidores físicos y virtuales, redes y almacenamiento) a través de Internet en una base de pago por uso. IaaS permite a los usuarios finales aumentar y reducir los recursos según sea necesario, reduciendo los elevados gastos de capital iniciales y evitando una infraestructura de propiedad o en local innecesaria o la compra excesiva de recursos para acomodar incrementos periódicos de uso.  

En contraste con SaaS y PaaS (y los modelos informáticos de PaaS aún más nuevos como contenedores y sin servidor), IaaS proporciona a los usuarios el control de nivel inferior de los recursos informáticos en el cloud.

IaaS era el modelo de cloud computing más popular cuando surgió a principios de la década de 2010.Aunque sigue siendo el modelo de cloud para muchos tipos de cargas de trabajo, el uso de SaaS y PaaS está creciendo a un ritmo mucho más rápido.

Más información sobre IaaS

Informática sin servidor 

La informática sin servidor (también llamada simplemente sin servidor) es un modelo de cloud computing que descarga todas las tareas de gestión de infraestructura de fondo (suministro, escalado, planificación, aplicación de parches) al proveedor de cloud, liberando a los desarrolladores para que centren todo su tiempo y esfuerzo en el código y la lógica de negocio específica de sus aplicaciones.

Es más, sin servidor ejecuta el código de aplicación solo por solicitud y escala la infraestructura de soporte automáticamente en respuesta al número de solicitudes. Con la informática sin servidor, los clientes pagan solo por los recursos que se utilizan cuando se ejecuta la aplicación, nunca pagan la capacidad inactiva. 

FaaS o función como servicio, a menudo se confunde con informática sin servidor cuando, de hecho, es un subconjunto de sin servidor. FaaS permite a los desarrolladores ejecutar partes del código de aplicación (llamadas funciones) en respuesta a sucesos específicos. Todo lo que no sea código (hardware físico, sistema operativo de máquina virtual y la gestión de software de servidor web) lo suministra automáticamente el proveedor de servicios cloud en tiempo real, mientras el código se ejecuta y se retira una vez completada la ejecución. La facturación se inicia cuando se inicia la ejecución y se detiene cuando esta se detiene.

Más información sobre sin servidor

infografía que muestra quién gestiona qué en los servicios de cloud computing

Tipos de cloud computing

Cloud público

El cloud público es un tipo de cloud computing en el que un proveedor de servicios cloud ofrece los recursos informáticos, todo desde aplicaciones SaaS hasta máquinas virtuales (VM) individuales y hardware informático bare metal, para completar las infraestructuras empresariales y las plataformas de desarrollo, disponibles para los usuarios a través de Internet público. Estos recursos pueden ser accesibles de forma gratuita, o el acceso se puede vender de acuerdo con los modelos de precios basados en suscripción o de pago por uso.

El proveedor de cloud público es propietario, gestiona y asume toda la responsabilidad de los centros de datos, el hardware y la infraestructura en los que se ejecutan las cargas de trabajo de sus clientes, y normalmente proporciona conectividad de red de alto ancho de banda para garantizar un alto rendimiento y un acceso rápido a las aplicaciones y los datos. 

El cloud público es un entorno multiarrendatario: la infraestructura del centro de datos  del proveedor de cloud es compartida por todos los clientes del cloud público.  En los principales clouds públicos (Amazon Web Services (AWS), Google Cloud, IBM Cloud, Microsoft Azure y Oracle Cloud), el número de clientes puede ascender a millones.

El mercado global de la informática de  cloud público ha crecido rápidamente en los últimos años, y los analistas han pronosticado que esta tendencia continuará; el analista del sector Gartner prevé que, en todo el mundo, los ingresos del cloud público superen los 330 000 millones de dólares a finales de 2022 (enlace externo a IBM).

Muchas empresas están moviendo partes de su infraestructura informática al cloud público porque los servicios de cloud público son elásticos y fácilmente escalables, además se ajustan de forma flexible para cubrir las cambiantes demandas de las cargas de trabajo. Otras se sienten atraídas por la promesa de una mayor eficiencia y menos recursos desperdiciados, ya que los clientes pagan solo por lo que utilizan. Otras buscan reducir el gasto en infraestructuras en local y hardware.

Más información sobre el cloud público

Cloud privado

El cloud privado es un entorno de cloud en el que todos los recursos informáticos  y de infraestructura de cloud están dedicados a, y son accesibles por, un solo cliente. El cloud privado combina muchos de los beneficios del cloud computing, incluyendo la elasticidad, la escalabilidad y la facilidad de entrega de servicios, con el control de acceso, la seguridad y la personalización de recursos de la infraestructura en local. 

Un cloud privado normalmente se aloja en local en el centro de datos del cliente. Pero un cloud privado también se puede alojar en la infraestructura de un proveedor de cloud independiente o se puede crear en una infraestructura alquilada, alojada en un centro de datos fuera del sitio.

Muchas empresas prefieren el cloud privado en vez del cloud público porque el cloud privado es una forma más fácil (o la única forma) de cumplir sus requisitos de conformidad con la normativa. Otros eligen cloud privado porque sus cargas de trabajo tratan documentos confidenciales, propiedad intelectual, información de identificación personal (PII), registros médicos, datos financieros u otros datos confidenciales.

Al crear una arquitectura de cloud privado de acuerdo con los principios del nativo en cloud, una organización gana flexibilidad para mover fácilmente las cargas de trabajo al cloud público o ejecutarlas dentro de un entorno de cloud híbrido (ver más abajo) cuando estén preparadas.

Más información sobre el cloud privado

Cloud híbrido

El cloud híbrido es exactamente lo que parece: una combinación de entornos de clouds públicos y privados. En concreto, e idealmente, un cloud híbrido conecta los servicios de cloud privado de una organización y los clouds públicos en una única infraestructura flexible para ejecutar las aplicaciones y las cargas de trabajo de la organización.

El objetivo de cloud híbrido consiste en establecer una combinación de recursos de cloud público y privado, y con un nivel de orquestación entre ellos, que proporciona a una organización la flexibilidad para elegir el cloud óptimo para cada aplicación o carga de trabajo y para mover las cargas de trabajo libremente entre los dos clouds a medida que cambian las circunstancias. Esto permite a la organización cumplir sus objetivos técnicos y de negocio de forma más efectiva y rentable de lo que podría con solo el cloud público o privado. 

Vea mi vídeo, "Cloud híbrido explicado" (6:35):

Más información sobre el cloud híbrido

Multicloud y multicloud híbrido

Multicloud es el uso de dos o más clouds de dos o más proveedores de cloud.  Tener un entorno multicloud puede ser tan sencillo como utilizar SaaS de correo electrónico de un proveedor y SaaS de edición de imágenes de otro. Pero cuando las empresas hablan de multicloud, suelen hablar de utilizar varios servicios cloud, incluidos servicios SaaS, PaaS e IaaS, de dos o más de los principales proveedores de cloud público.  En una encuesta, el 85 % de las organizaciones reconoció estar utilizando entornos multicloud.

El multicloud híbrido es el uso de dos o más clouds públicos junto con un entorno de cloud privado. 

Las organizaciones eligen multicloud para evitar el bloqueo de proveedor, para tener más servicios a elegir y para acceder a más innovación. Pero cuantos más clouds utilice, cada uno con su propio conjunto de herramientas de gestión, velocidades de transmisión de datos y protocolos de seguridad, más difícil puede resultar gestionar su entorno. Las plataformas de gestión multicloud proporcionan visibilidad entre clouds de distintos proveedores a través de un panel de control central, donde los equipos de desarrollo pueden ver sus proyectos y despliegues, los equipos de operaciones pueden estar atentos a los clústeres y nodos, y el personal de ciberseguridad puede supervisar las amenazas.

Más información sobre multicloud

Seguridad en cloud

Tradicionalmente, las preocupaciones de seguridad han sido el principal obstáculo para las organizaciones que están considerando los servicios cloud, especialmente los servicios de cloud público.  Sin embargo, en respuesta a la demanda, la seguridad ofrecida por los proveedores  de servicios de cloud supera constantemente a la de las soluciones de seguridad en local. 

De acuerdo con el proveedor de software de seguridad McAfee, actualmente el 52 % de las empresas obtiene una mejor seguridad en cloud que en local (enlace externo a IBM). Y Gartner prevé que este año (2020), las cargas de trabajo en cloud de infraestructura como servicio (IaaS) sufran un 60 % menos de incidentes de seguridad que las de los centros de datos tradicionales  (enlace externo a IBM).

Sin embargo, el mantenimiento de la seguridad de cloud exige procedimientos y competencias de los empleados diferentes que en los entornos de TI existentes. Algunas mejores prácticas  de seguridad de cloud incluyen:

  • Responsabilidad compartida para la seguridad:  en general, el proveedor de cloud es responsable de proteger la infraestructura cloud y el cliente es responsable de proteger sus datos dentro del cloud, pero también es importante definir claramente la propiedad de datos entre terceros públicos y privados.
  • Cifrado de datos: los datos deben cifrarse cuando estén inactivos, en tránsito y en uso. Los clientes necesitan mantener el control total sobre las claves de seguridad y el módulo de seguridad de hardware.
  • Gestión de accesos e identidades de usuario: los equipos de TI y clientes necesitan una comprensión y visibilidad completa sobre la red, el dispositivo, la aplicación y el acceso a los datos.
  • Gestión colaborativa: una comunicación adecuada y procesos claros y comprensibles entre los equipos TI, operaciones y seguridad garantizarán integraciones de cloud transparentes, que sean seguras y sostenibles.
  • Supervisión de la seguridad y el cumplimiento: esto empieza por comprender todos los estándares de cumplimiento normativo aplicables a su sector y configurar la supervisión activa de todos los sistemas conectados y servicios basados en cloud para mantener la visibilidad de todos los intercambios de datos entre entornos de cloud público, privado e híbrido. 

Más información sobre la seguridad de cloud

Casos de uso de cloud

Puesto que el 25 % de las organizaciones tiene previsto migrar todas sus aplicaciones al cloud en el próximo año, los casos de uso de cloud computing podrían parecer infinitos. Pero incluso para las empresas que no tienen previsto un gran cambio al cloud, hay algunas iniciativas de cloud computing que son su opción perfecta de TI.

La recuperación tras desastre y la continuidad del negocio siempre han formado parte inherente del cloud porque cloud proporciona redundancia rentable para proteger los datos contra fallos del sistema y la distancia física necesaria para recuperar datos y aplicaciones en caso de que se produzca una parada local o un desastre. Todos los principales proveedores de cloud público ofrecen recuperación tras desastre como servicio (DRaaS).

Todo lo que implica almacenar y procesar grandes volúmenes de datos a altas velocidades y requiere más capacidad informática y de almacenamiento de lo que la mayoría de las organizaciones pueden o desean comprar y desplegar en local es un objetivo para cloud computing. Por ejemplo:

Para los equipos de desarrollo que adoptan Agile o DevOps  (o DevSecOps) para agilizar el desarrollo, el cloud ofrece autoservicio bajo demanda al usuario final, que evita que las tareas operativas, como el despliegue de servidores de desarrollo y pruebas, se conviertan en cuellos de botella para el desarrollo. 

IBM Cloud

IBM Cloud ofrece la plataforma de cloud público más abierta y segura para las empresas, una plataforma multicloud híbrida de próxima generación, funcionalidades avanzadas de datos e IA y una extensa experiencia empresarial en 20 sectores. Las soluciones de cloud híbrido de IBM Cloud ofrecen flexibilidad y portabilidad tanto para aplicaciones como para datos. Linux®,  Kubernetes y contenedores dan soporte a esta pila de cloud híbrido y se combinan con RedHat® OpenShift® para crear una plataforma común que conecta los recursos en local y en cloud.

Descubra cómo las soluciones de IBM Cloud pueden ayudar a su organización con lo siguiente:

Para empezar, regístrese para obtener un ID de IBM  y crear su cuenta de IBM Cloud.

Acerca del autor

Sai Vennam es desarrollador de IBM con experiencia en Kubernetes, OpenShift y ofertas de cloud gestionado. Le encanta conectar a los desarrolladores con la tecnología que les conduzca al éxito. Como afición, trabaja en la automatización de su casa con la tecnología Raspberry Pis y sin servidor.

Twitter: @birdsaiview (enlace externo a IBM)

Blogs: https://www.ibm.com/cloud/blog/sai-vennam