¿Qué es el almacenamiento en la nube?
El almacenamiento en la nube permite a los usuarios guardar datos y archivos en una ubicación externa a la que se puede acceder a través de la red pública de internet o de una conexión de red privada dedicada.
Suscríbase al boletín de IBM
fondo azul con bandas verdes
¿Qué es el almacenamiento en la nube?

El almacenamiento en la nube le permite guardar datos y archivos en una ubicación externa a la que puede acceder a través de la red pública de internet o de una conexión de red privada dedicada. Los datos que transfiere fuera del sitio para su almacenamiento pasan a ser responsabilidad de un proveedor de nube externo. El proveedor aloja, protege, gestiona y mantiene los servidores y la infraestructura asociada, garantizando que tenga acceso a los datos siempre que los necesite.

El almacenamiento en la nube ofrece una alternativa escalable y rentable para almacenar archivos, en discos duros o redes de almacenamiento locales. Los discos duros de los ordenadores solo pueden almacenar una cantidad finita de datos. Cuando los usuarios se quedan sin almacenamiento, necesitan transferir archivos a un dispositivo de almacenamiento externo. Tradicionalmente, las organizaciones construían y mantenían redes de área de almacenamiento (SAN) para archivar datos y archivos. Sin embargo, el mantenimiento de las SAN es caro porque, a medida que aumentan los datos almacenados, las empresas tienen que invertir en agregar servidores e infraestructura para adaptarse a la creciente demanda.

Los servicios de almacenamiento en la nube proporcionan elasticidad, lo que significa que puede escalar la capacidad a medida que aumentan los volúmenes de datos o reducir la capacidad si es necesario. Al almacenar los datos en una nube, su organización ahorra al pagar por la tecnología y la capacidad de almacenamiento como un servicio, en lugar de invertir en los costes de capital que supone diseñar y mantener redes de almacenamiento internas. Solo paga por la capacidad que utiliza. Si bien sus costes pueden aumentar con el tiempo para dar cuenta de mayores volúmenes de datos, no es necesario que suministre en exceso las redes de almacenamiento en previsión de un mayor volumen de datos.

¿Cómo funciona el almacenamiento en la nube?

Al igual que las redes de almacenamiento locales, el almacenamiento en la nube utiliza servidores para guardar datos. Sin embargo, los datos se envían a servidores en una ubicación externa. La mayoría de los servidores que utiliza son máquinas virtuales alojadas en un servidor físico. A medida que aumentan las necesidades de almacenamiento, el proveedor crea nuevos servidores virtuales para satisfacer la demanda.

Normalmente, se conecta a la nube de almacenamiento a través de internet o de una conexión privada dedicada, mediante un portal web, un sitio web o una aplicación móvil. El servidor con el que se conecta reenvía sus datos a un grupo de servidores ubicados en uno o más centros de datos, según el tamaño de la operación del proveedor de la nube.

Como parte del servicio, los proveedores suelen almacenar los mismos datos en varias máquinas para garantizar la redundancia. De esta manera, si un servidor se desconecta por mantenimiento o sufre una interrupción, aún podrá acceder a sus datos.

El almacenamiento en la nube está disponible en nubes privadas, públicas e híbridas.

Nubes de almacenamiento públicas: en este modelo, se conecta a través de internet a una nube de almacenamiento mantenida por un proveedor de nube y utilizada por otras empresas. Los proveedores generalmente hacen que los servicios sean accesibles desde prácticamente cualquier dispositivo, incluidos teléfonos inteligentes y ordenadores de sobremesa, y le permiten escalar hacia arriba o hacia abajo según sea necesario.

Almacenamiento en la nube privada: las configuraciones de almacenamiento en la nube privada suelen replicar el modelo de nube, pero residen dentro de la red y aprovechan un servidor físico para crear instancias de servidores virtuales a fin de aumentar la capacidad. Puede optar por tomar el control total de una nube privada local o contratar a un proveedor de almacenamiento en la nube para que cree una nube privada dedicada a la que pueda acceder con una conexión privada. Entre las organizaciones que podrían preferir el almacenamiento en la nube privada se encuentran los bancos o las empresas minoristas debido a la naturaleza privada de los datos que procesan y almacenan.

Almacenamiento en la nube híbrida: este modelo combina elementos de nubes privadas y públicas, lo que brinda a las organizaciones la opción de qué datos almacenar en qué nube. Por ejemplo, los datos altamente regulados sujetos a estrictos requisitos de archivado y replicación suelen ser más adecuados para un entorno de nube privada, mientras que los datos menos confidenciales (como el correo electrónico que no contiene secretos comerciales) se pueden almacenar en la nube pública. Algunas organizaciones utilizan nubes híbridas para complementar sus redes de almacenamiento interno con almacenamiento en la nube pública.

Ventajas y desventajas del almacenamiento en la nube

Como ocurre con cualquier otra tecnología basada en la nube, el almacenamiento en la nube ofrece algunas ventajas distintivas. Pero también plantea algunas preocupaciones para las empresas, principalmente en materia de seguridad y control administrativo.

Ventajas

  • Gestión externa: su proveedor de servicios en la nube asume la responsabilidad de mantener y proteger los datos almacenados. Esto libera a su personal de las tareas asociadas con el almacenamiento, como la adquisición, la instalación, la administración y el mantenimiento. De este modo, su personal puede centrarse en otras prioridades.

  • Implementación rápida: el uso de un servicio en la nube acelera el proceso de configuración e incorporación a sus capacidades de almacenamiento. Con el almacenamiento en la nube, puede suministrar el servicio y empezar a utilizarlo en cuestión de horas o días, según la cantidad de capacidad necesaria.

  • Rentable: como se ha mencionado, paga por la capacidad que utiliza. Esto permite a su organización tratar los costes de almacenamiento en la nube como un gasto operativo continuo en lugar de un gasto de capital con las inversiones iniciales asociadas y las implicaciones fiscales.

  • Escalabilidad: las restricciones de crecimiento son una de las limitaciones más severas del almacenamiento local. Con el almacenamiento en la nube, puede escalar todo lo que necesite. La capacidad es prácticamente ilimitada.

  • Continuidad del negocio: el almacenamiento de datos externo favorece la continuidad del negocio en caso de que un desastre natural o un ataque terrorista reduzca el acceso a sus instalaciones.

Desventajas

  • Seguridad: los problemas de seguridad son comunes con los servicios basados en la nube. Los proveedores de almacenamiento en la nube intentan proteger su infraestructura con tecnologías y prácticas actualizadas, pero se han producido infracciones ocasionales, lo que genera molestias para los usuarios.

  • Control administrativo: poder ver sus datos, acceder a ellos y moverlos a voluntad es otra preocupación común con los recursos en la nube. Delegar el mantenimiento y la administración a un tercero ofrece ventajas, pero también puede limitar el control sobre los datos.

  • Latencia: pueden producirse retrasos en la transmisión de datos hacia y desde la nube como resultado de la congestión del tráfico, especialmente cuando se utilizan conexiones públicas compartidas a internet. Sin embargo, las compañías pueden minimizar la latencia aumentando el ancho de banda de conexión.

  • Conformidad con la normativa: algunos sectores, como el sanitario y el financiero, deben cumplir con estrictas regulaciones en materia de privacidad de datos y archivado, lo que puede evitar que las compañías utilicen el almacenamiento en la nube para ciertos tipos de archivos, como registros médicos y de inversión. Si puede, elija un proveedor de almacenamiento en la nube que respalde la conformidad con cualquier regulación del sector que afecte a su empresa.
Tipos de almacenamiento en la nube

Hay tres tipos principales de almacenamiento en la nube: de archivos, en bloque y de objetos. Cada uno ofrece sus propias ventajas.

Almacenamiento de archivos

El almacenamiento de archivos guarda datos en la estructura jerárquica de archivos y carpetas con la que la mayoría de nosotros estamos familiarizados. Los datos conservan su formato, tanto si residen en el sistema de almacenamiento como en el cliente donde se originan, y la jerarquía hace que sea más fácil e intuitivo encontrar y recuperar los archivos cuando sea necesario. El almacenamiento de archivos se utiliza habitualmente para plataformas de desarrollo, directorios personales y repositorios de vídeo, audio y otros archivos.

Más información sobre el almacenamiento de archivos

Almacenamiento en bloque

Empleado tradicionalmente en las SAN, el almacenamiento en bloque también es común en los entornos de almacenamiento en la nube. En este modelo de almacenamiento, los datos se organizan en grandes volúmenes llamados "bloques". Cada bloque representa un disco duro separado. Los proveedores de almacenamiento en la nube utilizan bloques para dividir grandes cantidades de datos entre varios nodos de almacenamiento. Los recursos de almacenamiento en bloque proporcionan un mejor rendimiento a través de una red gracias a la baja latencia de E/S (el tiempo que se tarda en completar una conexión entre el sistema y el cliente) y son especialmente adecuados para grandes bases de datos y aplicaciones.

Utilizado en la nube, el almacenamiento en bloque se escala fácilmente para respaldar el crecimiento de las bases de datos y aplicaciones de su organización. El almacenamiento en bloque sería útil si su sitio web captura grandes cantidades de datos de visitantes que deben almacenarse.

Más información sobre el almacenamiento en bloque

Almacenamiento de objetos

El almacenamiento de objetos difiere del almacenamiento de archivos y en bloque en que gestiona los datos como objetos. Cada objeto incluye los datos de un archivo, sus metadatos asociados y un identificador. Los objetos almacenan datos en el formato en el que llegan y permiten personalizar los metadatos de manera que los datos sean más fáciles de acceder y analizar. En lugar de organizarse en jerarquías de archivos o carpetas, los objetos se guardan en repositorios que ofrecen una escalabilidad prácticamente ilimitada. Dado que no existe una jerarquía de archivo y los metadatos son personalizables, el almacenamiento de objetos le permite optimizar los recursos de almacenamiento de una manera rentable.

Más información sobre el almacenamiento de objetos

Almacenamiento en la nube para empresas

Existe una gran variedad de servicios de almacenamiento en la nube para casi todo tipo de empresas (desde un único propietario hasta grandes empresas).

Si gestiona una pequeña empresa, el almacenamiento en la nube podría tener sentido, especialmente si no tiene los recursos o habilidades para gestionar el almacenamiento usted mismo.  El almacenamiento en la nube también puede ayudar con la planificación presupuestaria al hacer que los costes de almacenamiento sean predecibles y le brinda la capacidad de escalar a medida que crece el negocio.

Si trabaja en una empresa más grande (p. ej., una compañía de fabricación, servicios financieros o una cadena minorista con docenas de ubicaciones), es posible que necesite transferir cientos de gigabytes de datos para su almacenamiento de forma regular. En estos casos, debe trabajar con un proveedor de almacenamiento en la nube establecido que pueda gestionar sus volúmenes. En algunos casos, puede negociar acuerdos personalizados con proveedores para obtener el mejor valor.

Seguridad

La seguridad del almacenamiento en la nube es una preocupación seria, especialmente si su organización maneja datos confidenciales, como información de tarjetas de crédito y registros médicos. Quiere tener garantías de que sus datos estén protegidos contra ciberamenazas con los métodos más actualizados disponibles. Querrá soluciones de seguridad por capas que incluyan protección de terminales, filtrado de contenido y correo electrónico y análisis de amenazas, así como buenas prácticas que incluyan actualizaciones y parches periódicos. Y necesita políticas de acceso y autenticación bien definidas.

La mayoría de los proveedores de almacenamiento en la nube ofrecen medidas de seguridad básicas que incluyen control de acceso, autenticación de usuarios y cifrado de datos. Garantizar que estas medidas estén implementadas es especialmente importante cuando los datos en cuestión involucran archivos comerciales confidenciales, registros de personal y propiedad intelectual. Los datos sujetos a conformidad con la normativa pueden requerir protección adicional, por lo que debe comprobar que el proveedor que elija cumple con todas las regulaciones aplicables.

Cada vez que los datos viajan, son vulnerables a los riesgos de seguridad. Usted comparte la responsabilidad de proteger los datos destinados a una nube de almacenamiento. Las compañías pueden minimizar los riesgos cifrando los datos en movimiento y utilizando conexiones privadas dedicadas (en lugar de la internet pública) para conectarse con el proveedor de almacenamiento en la nube.

Copia de seguridad

La copia de seguridad de los datos es tan importante como la seguridad. Las empresas necesitan hacer copias de seguridad de sus datos para poder acceder a copias de archivos y aplicaciones (y evitar interrupciones en el negocio) si los datos se pierden debido a un ciberataque, un desastre natural o un error humano.

Los servicios de copia de seguridad y recuperación de datos basados en la nube han sido populares desde los primeros días de las soluciones basadas en la nube. Al igual que el propio almacenamiento en la nube, se accede al servicio a través de la internet pública o de una conexión privada. Los servicios de copia de seguridad y recuperación en la nube liberan a las organizaciones de las tareas que implica replicar periódicamente los datos críticos de la empresa para que estén disponibles en caso de que alguna vez los necesite tras una pérdida de datos causada por un desastre natural, un ciberataque o un error involuntario del usuario.

La copia de seguridad en la nube ofrece las mismas ventajas a las empresas que el almacenamiento (rentabilidad, escalabilidad y fácil acceso). Una de las funciones más atractivas de la copia de seguridad en la nube es la automatización. Pedir a los usuarios que realicen continuamente copias de seguridad de sus propios datos produce resultados mixtos, ya que algunos usuarios siempre lo posponen o se olvidan de hacerlo. Esto crea una situación en la que la pérdida de datos es inevitable. Con las copias de seguridad automatizadas, puede decidir con qué frecuencia desea realizar copias de seguridad de sus datos, ya sea diariamente, cada hora o cada vez que se introducen nuevos datos en su red.

La realización de copias de seguridad externas de los datos en una nube ofrece una ventaja adicional: la distancia. Un edificio afectado por un desastre natural, un ataque terrorista o alguna otra calamidad podría perder sus sistemas de copia de seguridad locales, lo que imposibilitaría la recuperación de los datos perdidos. La copia de seguridad externa proporciona un seguro contra este tipo de sucesos.

Servidores

Los servidores de almacenamiento en la nube son servidores virtuales definidos por software que emulan servidores físicos. Un servidor físico puede alojar varios servidores virtuales, lo que facilita proporcionar soluciones de almacenamiento basado en la nube a varios clientes. El uso de servidores virtuales aumenta la eficiencia porque, de lo contrario, los servidores físicos suelen funcionar por debajo de la capacidad, lo que significa que parte de su potencia de proceso se desperdicia.

Este método es lo que permite a los proveedores de almacenamiento en la nube ofrecer almacenamiento en la nube de pago por uso y cobrar solo por la capacidad de almacenamiento que consume. Cuando sus servidores de almacenamiento en la nube están a punto de alcanzar su capacidad, el proveedor de la nube activa otro servidor para agregar capacidad (o le permite activar una máquina virtual adicional por su cuenta).

Almacenamiento en la nube de código abierto

Si tiene la experiencia necesaria para crear sus propios servidores virtuales en la nube, una de las opciones disponibles es el almacenamiento en la nube de código abierto. Código abierto significa que el software utilizado en el servicio está a disposición de los usuarios y desarrolladores para que lo estudien, inspeccionen, modifiquen y distribuyan.

El almacenamiento en la nube de código abierto generalmente se asocia con Linux y otras plataformas de código abierto que brindan la opción de diseñar su propio servidor de almacenamiento. Las ventajas de este método incluyen el control sobre las tareas administrativas y la seguridad.

La rentabilidad es otra ventaja. Aunque los proveedores de almacenamiento en la nube le ofrecen una capacidad prácticamente ilimitada, esto tiene un precio. Cuanta más capacidad de almacenamiento utilice, mayor será el precio. Con el código abierto, puede seguir ampliando la capacidad siempre que disponga de los conocimientos de codificación e ingeniería necesarios para desarrollar y mantener una nube de almacenamiento.

Los diferentes proveedores de almacenamiento en la nube de código abierto ofrecen diferentes niveles de funcionalidad, por lo que debe comparar las características antes de decidir qué servicio utilizar. Algunas de las funciones disponibles en los servicios de almacenamiento en la nube de código abierto incluyen las siguientes:

  • Sincronización de archivos entre dispositivos en varias ubicaciones

  • Autenticación de dos factores

  • Herramientas de auditoría

  • Cifrado de transferencia de datos

  • Uso compartido protegido con contraseña
Precios del almacenamiento en la nube

Como se ha mencionado, el almacenamiento en la nube ayuda a las compañías a reducir los costes al eliminar la infraestructura de almacenamiento interna. Sin embargo, los modelos de precios de almacenamiento en la nube varían. Algunos proveedores de almacenamiento en la nube cobran mensualmente el coste por gigabyte, mientras que otros cobran Precios basadas en la capacidad almacenada. Las Precios varían ampliamente; puede pagar 1,99 USD o 10 USD por 100 GB de almacenamiento mensual, según el proveedor que elija. Las Precios adicionales para transferir datos desde su red a las Precios basadas en la nube de almacenamiento suelen estar incluidas en el precio global del servicio.

Los proveedores pueden cobrar cargos adicionales además del coste básico del almacenamiento y la transferencia de datos. Por ejemplo, puede incurrir en una Precios adicional cada vez que acceda a los datos en la nube para realizar cambios o supresiones, o para mover datos de un lugar a otro. Cuantas más acciones de estas se realicen mensualmente, mayores serán los costes. Aunque el proveedor incluya cierto nivel básico de actividad en el precio global, incurrirá en gastos adicionales si supera el límite permitido.

Los proveedores también pueden tener en cuenta en sus tarifas el número de usuarios que acceden a los datos, la frecuencia con la que acceden a ellos y la distancia que tienen que recorrer. Pueden cobrar de manera diferente según los tipos de datos almacenados y si los datos requieren niveles adicionales de seguridad para fines de privacidad y conformidad con la normativa.

Ejemplos

Los servicios de almacenamiento en la nube están disponibles desde docenas de proveedores para satisfacer todas las necesidades, desde usuarios individuales hasta organizaciones multinacionales con miles de ubicaciones. Por ejemplo, puede almacenar correos electrónicos y contraseñas en la nube, así como archivos como hojas de cálculo y documentos de Word para compartir y colaborar con otros usuarios. Esta capacidad facilita que los usuarios trabajen juntos en un proyecto, lo que explica que la transferencia y el uso compartido de archivos se encuentren entre los usos más comunes de los servicios de almacenamiento en la nube.

Algunos servicios ofrecen gestión y sincronización de archivos, lo que garantiza que las versiones de los mismos archivos en varias ubicaciones se actualizan cada vez que alguien los modifica. También puede obtener capacidad de gestión de archivos a través de servicios de almacenamiento en la nube. Con ella, puede organizar documentos, hojas de cálculo y otros archivos según le convenga y hacerlos accesibles para otros usuarios. Los servicios de almacenamiento en la nube también pueden manejar archivos multimedia, como video y audio, así como grandes volúmenes de registros de bases de datos que de otro modo ocuparían demasiado espacio dentro de su red.

Sean cuales sean sus necesidades de almacenamiento, no debería tener problemas para encontrar un servicio de almacenamiento en la nube que le brinde la capacidad y funcionalidad que necesita.

Soluciones relacionadas
Soluciones de almacenamiento en la nube híbrida

Implemente de manera fluida y sencilla el almacenamiento empresarial habilitado para contenedores en entornos de almacenamiento locales y en la nube.

Explore las soluciones de almacenamiento en la nube híbrida
Almacenamiento para contenedores

Lleve el almacenamiento persistente y los servicios de datos con resiliencia de datos a los contenedores, con IBM Storage para Red Hat OpenShift.

Explore el almacenamiento para contenedores
Soluciones de virtualización del almacenamiento

Simplifique su nube híbrida con la virtualización del almacenamiento. Centralice los recursos de almacenamiento, amplíe los servicios de datos y aumente la movilidad de los mismos (sin ponerlos en riesgo).

Explore las soluciones de virtualización del almacenamiento
Recursos ¿Qué es la nube híbrida?

La nube híbrida integra servicios de nube pública, servicios de nube privada e infraestructura local en un único entorno informático distribuido.

¿Qué son los contenedores?

Los contenedores son unidades de software ejecutables que empaquetan el código de la aplicación junto con las dependencias de sus bibliotecas y se pueden ejecutar en cualquier lugar, ya sea en un ordenador de sobremesa, en la TI tradicional o en la nube.

¿Qué es una máquina virtual?

Una máquina virtual es una representación virtual, o emulación, de un equipo físico. La virtualización permite crear varias máquinas virtuales en un único equipo físico.

Dé el siguiente paso

Los servicios de IBM Cloud Storage ofrecen un hogar escalable, seguro y rentable para sus datos, a la vez que dan soporte a cargas de trabajo tradicionales y nativas de la nube. Suministre e implemente servicios como objetos de acceso, bloques y almacenamiento de archivos. Ajuste la capacidad y optimice el rendimiento a medida que cambien los requisitos. Pague solo por el almacenamiento en la nube que necesite.

Explore IBM Cloud Storage