Visión general

Un Mayflower para acercar la promesa de la IA y la automatización

La culminación de un proyecto de varios años entre IBM y la organización de investigación marina sin ánimo de lucro ProMare

El buque de investigación marítima Mayflower Autonomous Ship es el primer buque autónomo de este tipo, y la tecnología de IBM ha sido fundamental para hacerlo realidad. En su viaje inaugural, el barco conmemorará el trayecto original del Mayflower siguiendo su ruta transatlántica. Sin embargo, este Mayflower moderno recopilará datos cruciales sobre el océano que permitan conocer el impacto del cambio climático y la contaminación para que los investigadores marinos puedan comprender y proteger mejor nuestros océanos ahora y en el futuro.   

IBM ha diseñado la nave no tripulada con tres capas de tecnología: sensores de captación, machine learning y análisis en tiempo real, y un motor de decisiones. Los expertos de IBM han utilizado petabytes de datos para entrenar los modelos de machine learning y han escrito decisiones basadas en reglas para el motor de decisiones para permitir a la nave reaccionar sin intervención humana ante un entorno oceánico que a menudo se puede tornar peligroso. Cumple la legislación marítima y además toma decisiones cruciales en una fracción de segundo. Él mismo cambia de ruta si las condiciones climatológicas son adversas. Recopila y analiza cantidades masivas de datos oceánicos, y lo hace de forma ininterrumpida.

Si trasladamos estas tecnologías revolucionarias de automatización inteligente, toma de decisiones operativas, edge computing y supervisión remota basada en IA a todos los sectores, podemos sentar las bases de la próxima generación de innovación, eficiencia, seguridad y ahorro de costes en su negocio.

Millas sin tripulación a bordo:

3349

Sensores de recopilación de datos a bordo:

30

Dispositivos periféricos que analizan datos:

15

Capitán de IA

Poner en marcha un barco sin tripulación requiere tecnología en la que se pueda basar la inteligencia autónoma. IBM creó el piloto cognitivo que toma todas las decisiones del barco, apodado el "Capitán de IA".

El nuevo Mayflower es un gran paso hacia la creación de un sistema que tiene opiniones sobre cómo actuar y que puede tomar medidas decisivas por sí mismo.

Las decisiones que toma el Capitán de IA se basan en reglas if/then y modelos de machine learning para el reconocimiento de patrones, pero es mucho más que la suma de esos dos elementos. Aprende de los resultados de sus decisiones, hace predicciones sobre el futuro, maneja los riesgos y perfecciona su conocimiento mediante la experiencia, y lo hace integrando más entradas de datos en tiempo real que lo que puede hacer una persona.

En muchas de las partes del viaje inaugural, la intervención humana no será posible. El barco tendrá que tomar las mejores decisiones por su cuenta. Estamos creando tecnologías similares de autofuncionamiento para las empresas.

Aumente el rendimiento en todas las operaciones

La toma de decisiones inteligente que utiliza el Capitán de IA es solo una pieza de una solución mayor de automatización basada en IA para operaciones de negocio. Las empresas también dependen de la automatización de IBM para tareas, flujos de trabajo, servicios de contenido y minería de procesos, que son prestaciones que forman parte de un conjunto de software integrado, diseñado para ayudar a resolver incluso los retos operativos más difíciles.

Trabaje con una toma de decisiones inteligente

Del mismo modo que el Capitán de IA ejecuta datos sensoriales y modelos anotados por IA del contexto a través del software de gestión de reglas automatizado de IBM para modificar las rutas y evitar colisiones, las empresas ya utilizan el software por los registros de toma de decisiones que proporciona, por ejemplo, al aprobar préstamos y personalizar ofertas de clientes.

Responda según la información periférica

El Capitán de IA puede tomar decisiones independientes porque 15 dispositivos periféricos, coordinados por el software de IBM, procesan datos de 30 sensores, que incluyen radar, GPS, cámaras y detectores de altitud y profundidad de agua. Con el mismo software, las empresas se pueden transformar escalando y ejecutando soluciones periféricas en cualquier lugar y respondiendo de acuerdo a la información más cercana a donde se crean los datos.

Cómo funciona el barco

Sensores de captación

Una sección transversal en color del barco autónomo Mayflower con una línea azul que apunta al radar del barco

Sensores de captación

Entre las decenas de dispositivos sensoriales del barco se incluyen detectores de radar, GPS, tiempo, altitud y profundidad del agua, así como cámaras de alta definición a bordo que envían información visual a un sistema de visión por ordenador de IBM. El sistema ha sido entrenado para identificar peligros potenciales, incluidos buques de carga, barcos de pesca e incluso contenedores marítimos parcialmente sumergidos flotando en el agua.

Analítica en tiempo real

Una sección transversal en color del barco autónomo Mayflower con una línea azul que apunta a un pequeño ordenador dentro del barco

Analítica en tiempo real

Por medio de algoritmos de inferencia y modelos generados a partir de la tecnología de visión por ordenador de IBM, el barco ha sido entrenado con más de un millón de imágenes náuticas para reconocer a otros barcos, escombros, puentes y otros peligros. El ODM evalúa la normativa internacional de prevención de colisiones con respecto a los barcos cercanos, genera un mapa de riesgo que señala las situaciones "inseguras" y emite recomendaciones.

Motor de decisiones

Una sección transversal en color del barco autónomo Mayflower con una línea azul que apunta a un ordenador grande dentro del barco

Motor de decisiones

El Capitán de IA ingiere recomendaciones de ODM, interpreta la información de visión por ordenador y otros datos y analiza la predicción del tiempo para determinar cómo evitar los peligros. Los modelos matemáticos adicionales de IA marina facilitan las decisiones para tomar las medidas óptimas, como indicar al barco que cambie el rumbo o la velocidad. El director de seguridad del barco verifica que las decisiones son seguras y permite que el Capitán de IA tome decisiones incluso en una fracción de segundo.