Modernizar la infraestructura de los mercados financieros
CLS crea una plataforma de liquidación para dar forma al futuro del intercambio de divisas
Edificio de oficinas por la noche

Cada día, bancos, empresas e inversores negocian divisas por valor de billones de dólares en el mercado de divisas, con la plena confianza de que, tanto si cambian libras esterlinas por pesos mexicanos como francos suizos por forints húngaros, recibirán la divisa por la que han pagado. Una de las principales razones de esa confianza es CLS, una empresa cuyos servicios de liquidación se sitúan en el centro del ecosistema mundial de divisas.

La seguridad de los mercados de divisas modernos es un fenómeno relativamente reciente. En 1972, cuando el banco alemán Bankhaus Herstatt se hundió, muchos de sus homólogos en el mercado de divisas sufrieron graves pérdidas. En respuesta, el ecosistema global de divisas comenzó a buscar formas de mitigar el riesgo sistémico, y en 2002, a través de una cooperación sin precedentes en toda la comunidad, CLS se estableció con 39 organizaciones miembros y siete divisas.

En la actualidad, entre los miembros de la empresa figuran más de 70 de las instituciones financieras más importantes del mundo, y más de 25.000 utilizan sus servicios para liquidar operaciones de divisas en 18 de las monedas más negociadas del mundo.

A alto nivel, el valor que ofrece CLS consiste en proporcionar una plataforma que garantiza que las instrucciones de pago de ambas partes de una operación de divisas se liquidan simultáneamente, eliminando el riesgo de que una parte entregue la divisa que vendió pero no reciba la que compró. Al mismo tiempo, CLS proporciona una red multilateral de pagos, lo que reduce la cantidad de capital que cada participante del mercado debe pagar para liquidar sus operaciones, reduciendo los requisitos de financiación en un promedio del 96%.

Grandes volúmenes

 

En promedio, CLS liquida 5.5 billones de dólares de instrucciones de pago de divisas al día

Reducción del coste

 

La red multilateral CLS merma los requisitos de financiación en un 96% de media

En medio de la adversidad, el equipo de CLS y el de IBM trabajaron en estrecha colaboración. La dedicación de ambos fue excepcional. Ritesh Gadhiya Jefe de aplicaciones de liquidación CLS
Liquidación a escala

Desde que CLS comenzó a operar en 2002, la compañía ha construido su negocio en torno a CLSSettlement, una plataforma de liquidación desarrollada, alojada y administrada por IBM. La plataforma ha tenido un enorme éxito, ayudando a CLS a ampliar su negocio para gestionar un promedio de más de 5,5 billones de dólares y un millón de instrucciones al día. Incluso en tiempos de actividad inusual en el mercado, el sistema ha funcionado de forma admirable. Por ejemplo, en 2020 gestionó un volumen máximo de más de 2,6 millones de instrucciones por un valor de 13,4 billones de dólares en un solo día. Para poner estas cifras en perspectiva: 13,4 billones de dólares equivalen aproximadamente a todo el producto interno bruto anual de China en 2018.

A pesar de su éxito, el sistema fue producto de su época. El código de aplicación estaba estrechamente vinculado a un middleware existente al que resultaba difícil dar soporte, y que limitaba la agilidad de la empresa a la hora de desarrollar, probar y lanzar nuevos servicios.

Para facilitar la evolución de los mercados de divisas en los años siguientes, CLS se embarcó en una iniciativa para modernizar la plataforma CLSSettlement, trasladándose a una nueva infraestructura, reescribiendo la aplicación central de C a Java y asumiendo una mayor responsabilidad en su desarrollo. El objetivo de la iniciativa era permitir la convergencia entre la plataforma y la plataforma unificada de servicios (USP) de la compañía, que ya admite otros productos CLS como CLSClearedFX y CLSNow.

Esta iniciativa de convergencia requirió un cambio fundamental en la relación entre CLS e IBM, de una relación cliente-proveedor a una asociación mucho más colaborativa. Para ayudar a impulsar este cambio, los altos ejecutivos de la empresa asumieron un papel activo en el patrocinio del proyecto y lo pusieron bajo el control de un director de programa especializado, que utilizó la experiencia de IBM para implementar tanto un gobierno como unos planes eficaces que permitieran llevar a cabo con éxito esta ambiciosa transformación.

Superar los desafíos juntos

Justo cuando el equipo empezaba a cuajar tras un taller sobre el proyecto organizado por CLS en Nueva Jersey, todo cambió. La pandemia de COVID-19 confinó a la mayor parte del mundo, lo que derivó en que las oficinas de proyectos en Nueva Jersey y Nueva York en los Estados Unidos, Portsmouth y Londres en el Reino Unido, y Pune y Chennai en India, tuvieran que cerrar, y en que los equipos tuvieran que teletrabajar.

A pesar de estos desafíos provocados por la pandemia, el equipo pudo adaptar su metodología de entrega y aprovechar el nuevo modo de operaciones para mejorar la comunicación y la flexibilidad dentro del equipo distribuido.

Además, el liderazgo del proyecto dio a los miembros del equipo la flexibilidad necesaria para fijar sus propios horarios en función del cuidado de los niños y las obligaciones familiares. El resultado fue una mayor productividad, ya que muchos miembros del equipo empezaron a trabajar en horarios que maximizaban el solapamiento entre zonas geográficas, en lugar de ceñirse a las horas laborables locales habituales.

"Adoptamos el punto de vista de que no importa cuándo o dónde trabaje la gente: todos trabajamos de forma asíncrona", explica Rachel Lum, socia ejecutiva de IBM. "Esa fue la cultura que promovimos, y todo el mundo la aceptó".

La cultura positiva fomentó rápidamente la mentalidad de equipo, y aunque en teoría CLS e IBM se centraban en aspectos distintos del proyecto, lo habitual era que los miembros de ambas organizaciones trabajaran juntos como uno solo.

"En medio de la adversidad, los equipos de CLS e IBM trabajaron juntos, en estrecha colaboración", afirma Ritesh Gadhiya, jefe de Aplicaciones de Liquidación en CLS. "La dedicación de ambas partes fue excepcional".

Cero margen de error

El objetivo del proyecto era crear y desplegar una aplicación moderna que pudiera manejar la gran escala y complejidad de la liquidación de divisas a la perfección, y dado que el servicio de liquidación de CLS es un componente crucial de la infraestructura del mercado financiero mundial, no había margen de error.

Como resultado, el equipo planeó tomar todas las precauciones posibles para mitigar el riesgo y garantizar que la nueva aplicación cumpliera sin problemas con los requisitos de los mercados de divisas.

El equipo comenzó desarrollando plataformas estandarizadas y muy bien probadas que han sido probadas a escala por miles de otras organizaciones de servicios financieros. Desarrollaron la nueva aplicación en Java ejecutándose en Red Hat Enterprise Linux y utilizando una variedad de IBM middleware, incluidos IBM MQIBM WebSphere Application ServerIBM Workload Scheduler y IBM Security Verify Access.

Luego, el equipo de CLS e IBM probó rigurosamente la aplicación tanto a nivel interno como con cada uno de los 74 bancos miembros, un proceso extremadamente complejo y desafiante que implicó coordinar y confirmar los cambios requeridos en los sistemas de cada banco, así como realizar cambios en la nueva aplicación CLS en sí. Esta fase de prueba se entregó a tiempo, lo que CLS considera un logro importante.

"El proyecto despertó algunas innovaciones en la forma en que probamos nuestros sistemas", dice Gadhiya. "Por ejemplo, construimos un motor de prueba de modelos de riesgo (RMTE) que utilizábamos para ejecutar simulaciones de más de 28.000 escenarios y el equivalente de 100 años de producción de datos para probar nuestros algoritmos."

Ejecución en paralelo

Después de que las pruebas de integración exhaustivas le dieran al equipo un alto nivel de confianza en la nueva aplicación, la siguiente fase fue ejecutar el sistema en paralelo con la plataforma existente. Se realizaron una monitorización y un análisis rigurosos para confirmar que ambos sistemas producían sistemáticamente los mismos resultados para el mercado.

Esta fase paralela se diseñó para permitir que las migraciones frecuentes de datos restablecieran el estado de la nueva aplicación en caso de que su comportamiento se desviara del sistema existente. Sin embargo, en la práctica, a lo largo de los seis meses de ejecución en paralelo, el equipo sólo necesitó utilizar esta funcionalidad una vez para resolver un problema de software.

"El software se estabilizó muy rápidamente una vez que comenzamos la fase de ejecución paralela, y la calidad de los datos de CLS es extremadamente alta, por lo que descubrimos que había muy poca necesidad de correcciones o migraciones de datos", dice Patrick Smith, Gerente de Programa de IBM. "De hecho, incluso cuando CLS tuvo el mayor número de transacciones en un solo día de su historia, la nueva aplicación hizo frente a casi el triple de la carga de trabajo normal, y los resultados fueron los esperados". Estábamos encantados porque demostró que podemos realizar recortes incluso con un nivel muy alto de transacciones sin problemas”.

Hacia el final de la fase paralela, la atención se centró cada vez más en los preparativos de la transición final de la producción. El equipo llevó a cabo varios ensayos a gran escala, cada uno con una duración de 20 a 30 horas, e involucró a muchas partes interesadas del equipo del proyecto distribuido. Una vez más, la necesidad de trabajar eficazmente dentro de las restricciones impuestas por la pandemia mundial no solo creó desafíos, sino que también condujo a nuevas ideas y mejoras en los procesos.

Por ejemplo, en lugar de depender de equipos establecidos para supervisar cada paso del proceso de transición, el equipo creó un modelo mucho más resiliente, con múltiples recursos disponibles en varias ubicaciones para actuar como copias de seguridad en caso de que cualquier miembro del equipo sufriera problemas de conectividad o electricidad, entre otros, en fases críticas. Este es un modelo que CLS podrá utilizar para futuras actividades de cambio y transformación.

Una plataforma para el futuro

Después de todas las pruebas y ensayos, el equipo confiaba en poder seguir adelante con la transición final de la producción, pero en un proyecto de semejante envergadura e importancia, aún flotaba en el aire una sensación de nerviosismo.

"Por muy bien preparado que estés, nunca sabes lo que puede pasar el día de la puesta en marcha", dice Gadhiya. "Todo el equipo estaba tan implicado en el proyecto que quería seguir la transición en directo, así que creamos una sala de control virtual en directo a la que todos podían conectarse y ver cómo avanzábamos".

De hecho, no había necesidad de ponerse nervioso. El traslado fue un éxito total, sin problemas graves, más allá de unos pocos contratiempos menores que se resolvieron rápidamente.

"Nos sorprendió gratamente la fluidez de la transición", dice Gadhiya. "Creemos que somos la primera empresa del sector de infraestructura de mercados financieros en intentar un proyecto de modernización a esta escala, y junto con IBM, hemos demostrado que este tipo de cambio es posible."

La nueva plataforma de CLS mitiga el riesgo empresarial al eliminar el middleware existente en favor de una solución flexible y estándar del sector, con componentes ligeramente acoplados que facilitan el desarrollo, las pruebas y la gestión independiente. Esto ayudará a acelerar el desarrollo de nuevos productos y servicios, lo que permitirá a CLS mantener su posición de empresa innovadora en los mercados de divisas.

La plataforma también proporciona capacidades de monitorización mejoradas para el rendimiento, la capacidad y la seguridad, permite la automatización de tareas de administración del sistema que antes eran manuales y aumenta la resiliencia general. Por ejemplo, en caso de una interrupción, CLS podrá reanudar sus operaciones dentro del objetivo de tiempo de recuperación (RTO) de dos horas especificado en los Principios de la infraestructura de los mercados financieros (PFMI).

Gadhiya concluye: "La terminación de la convergencia marca el comienzo de una nueva era para CLS, ya que nos proporciona una plataforma única y moderna que podemos utilizar para crear y gestionar múltiples servicios y desarrollar nuevas iniciativas. Facilitar el crecimiento y la evolución de nuestros sistemas nos sitúa en una posición más fuerte para lanzar nuevas ofertas al mercado y ayudar a nuestras partes interesadas a mitigar el riesgo de liquidación de forma aún más eficaz."

Logotipo de CLS
Acerca de CLS

Creado por el mercado de divisas, para el mercado de divisas, CLS (enlace externo a ibm.com) proporciona una infraestructura de liquidación global que reduce el riesgo sistémico y ofrece estandarización para los participantes en muchas de las divisas más activamente negociadas del mundo. Sus miembros incluyen más de 70 de las instituciones financieras más importantes del mundo, y más de 25.000 participantes utilizan sus servicios de liquidación.

Dé el siguiente paso

Para obtener más información sobre las soluciones de IBM presentadas en este caso práctico, póngase en contacto con su representante o socio de IBM.

Ver más Casos de éxito Póngase en contacto con IBM Banco Estatal de India

El auge de un tigre financiero

Lea el caso de éxito
TD Ameritrade

Invertir en el futuro con la automatización de procesos de negocio

Lea el caso de éxito
Verizon

El dúo tecnológico lleva audazmente las capacidades 5G al límite

Lea el caso de éxito
Legal

© Copyright IBM Corporation 2022. IBM Corporation, IBM Consulting, New Orchard Road, Armonk, NY 10504

Producido en los Estados Unidos de América, marzo de 2018.

IBM, el logotipo de IBM, ibm.com, Cloudant, IBM Security y WebSphere son marcas comerciales de International Business Machines Machines Corp., registradas en muchas jurisdicciones del mundo. Los demás nombres de productos y servicios pueden ser marcas registradas de IBM u otras empresas. Una lista actualizada de las marcas comerciales de IBM está disponible en la web en ibm.com/trademark.

La marca registrada Linux se utiliza en virtud de una sublicencia de la Fundación Linux, el licenciatario exclusivo de Linus Torvalds, propietario de la marca a nivel mundial.

Red Hat es una marca comercial de Red Hat, Inc. o sus filiales en los Estados Unidos y otros países.

El contenido de este documento (incluidas las referencias de precios de divisas O que excluyen los impuestos aplicables) está actualizado en la fecha inicial de publicación y IBM puede modificarlo en cualquier momento. No todas las ofertas están disponibles en todos los países en los que opera IBM.

Los datos de rendimiento y ejemplos de clientes mencionados se presentan únicamente con fines ilustrativos. Los datos reales de rendimiento pueden variar en función de las configuraciones y condiciones de funcionamiento específicas. Es responsabilidad del usuario evaluar y verificar el funcionamiento de cualquier otro producto o programa con los productos y programas de IBM. LA INFORMACIÓN DE ESTE DOCUMENTO SE OFRECE "TAL CUAL ESTÁ" SIN NINGUNA GARANTÍA, NI EXPLÍCITA NI IMPLÍCITA, INCLUIDAS, ENTRE OTRAS, LAS GARANTÍAS DE COMERCIALIZACIÓN, ADECUACIÓN A UN FIN CONCRETO Y CUALQUIER GARANTÍA O CONDICIÓN DE INEXISTENCIA DE INFRACCIÓN. Los productos de IBM están sujetos a garantía según los términos y condiciones de los acuerdos bajo los que se proporcionan.

El cliente es responsable de garantizar el cumplimiento de las leyes y reglamentos aplicables. IBM no presta asesoramiento legal ni declara o garantiza que sus servicios o productos aseguren que el cliente cumpla con cualquier ley o normativa.

Declaración de buenas prácticas de seguridad: La seguridad del sistema de TI implica proteger los sistemas y la información a través de la prevención, detección y respuesta al acceso indebido desde dentro y fuera de su empresa. Un acceso indebido puede dar lugar a la alteración, destrucción, apropiación o uso indebidos de la información o puede provocar daños o el uso indebido de sus sistemas, incluso para utilizarlos en ataques a terceros. Ningún sistema o producto informático debe considerarse completamente seguro y ningún producto, servicio o medida de seguridad por sí solo puede ser completamente eficaz a la hora de evitar usos o accesos indebidos. Los sistemas, productos y servicios de IBM están diseñados para formar parte de un enfoque de seguridad legal y global, que necesariamente implicará procedimientos operativos adicionales y puede requerir otros sistemas, productos o servicios para ser más eficaz. IBM NO GARANTIZA QUE LOS SISTEMAS, PRODUCTOS O SERVICIOS SEAN INMUNES O VAYAN A HACER QUE SU EMPRESA SEA INMUNE A LA CONDUCTA MALICIOSA O ILEGAL DE TERCEROS.