¿Qué es la gestión energética?
Descubra cómo la gestión energética ayuda a las empresas a controlar y optimizar el consumo de energía para reducir los costes energéticos
Ilustración que muestra cómo la gestión energética ayuda a supervisar, controlar y optimizar el consumo de energía
¿Qué es la gestión energética? 

La gestión energética consiste en supervisar, controlar y optimizar de forma proactiva y sistemática el consumo de energía de una organización, con el fin de ahorrar energía y reducir los costes energéticos.

La gestión energética incluye medidas más modestas, como controlar las facturas mensuales de energía y adoptar bombillas de bajo consumo. Pero también puede implicar mejoras a mayor escala, como añadir aislamiento, instalar una cubierta reflectante o mejorar la calefacción y la refrigeración para optimizar el rendimiento energético.

Además, la gestión energética también incluye actividades más elaboradas, como la creación de previsiones financieras para la puesta en marcha de servicios de energías renovables y otras mejoras con vistas a consumir energía limpia y reducir los costes energéticos en los próximos años.

Los programas de gestión energética más sofisticados aprovechan la tecnología. Por ejemplo, el software de seguimiento de servicios públicos prevé el uso futuro de la energía y planifica los presupuestos energéticos, ayudando a los responsables de la toma de decisiones a garantizar que la estrategia de gestión energética de la empresa se ajuste a sus objetivos y a su planificación financiera. El software de gestión empresarial utiliza IoT, conectividad avanzada y big data para que las empresas puedan aprovechar el análisis de datos energéticos para gestionar mejor sus instalaciones y afrontar los retos del consumo de energía.

La importancia de los programas de gestión energética

En todo el mundo crece la necesidad de ahorrar energía, lo que repercute en los precios, los objetivos de emisiones y la legislación que nos afecta a todos. La gestión energética no sólo puede ayudar a reducir las emisiones de carbono que contribuyen al calentamiento global, sino que también puede reducir nuestra dependencia de unos combustibles fósiles cada vez más finitos.

Según energystar.gov (enlace externo a IBM), el consumo de energía es el mayor gasto de funcionamiento de los edificios comerciales de oficinas en Estados Unidos. Representa alrededor de un tercio del presupuesto operativo habitual de una empresa y casi el 20 % de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero del país. Energy Star afirma que los edificios de oficinas desperdician hasta un tercio de la energía que consumen.

La gestión de la energía es aún más importante en Europa, donde el suministro de energía (enlace externo a IBM) es especialmente vulnerable a los ciberataques. Por término medio, las empresas de la UE invierten un 41 % menos en seguridad informática que las estadounidenses. Por ello, las empresas europeas necesitan más iniciativas para implantar soluciones de seguridad energética y ayudarles a proteger los datos, el acceso a los mismos y las redes.

 

Ventajas de los programas de gestión energética para las empresas

Además de contribuir a paliar los problemas globales causados por las emisiones de carbono, los programas de gestión energética también aportan beneficios a las empresas.

Implantar un software de gestión energética ayuda a controlar el presupuesto de una empresa y a reducir el riesgo asociado a las subidas del precio de la energía, que pueden repercutir en la capacidad de funcionamiento de una empresa. El seguimiento de los costes de los servicios públicos y la eficiencia energética permite a las empresas elaborar presupuestos más eficaces y conocer mejor los costes operativos globales. Según Energy Star, una reducción del 10 % en el consumo de energía puede suponer un aumento del 1,5 % en los ingresos netos de explotación.

El control y la gestión de la energía no sólo permiten a una empresa ahorrar gracias a la reducción del consumo y el uso, sino también reducir su dependencia de cadenas de suministro a veces inestables. Los programas de gestión de la energía también pueden ayudar a las empresas a reducir costes mediante la contratación competitiva.

Gestión energética y ESG

Contar con una sólida base medioambiental, social y de gobernanza (ESG) ayuda a las empresas a ahorrar energía, aumentar la transparencia y alcanzar mejores objetivos de sostenibilidad.

Las soluciones de gestión energética que utilizan un único sistema de registro para reducir el consumo de energía, los costes, el tiempo y la carga de informes permiten a los clientes gestionar el impacto de los riesgos medioambientales, identificar oportunidades para mejorar la eficiencia y evaluar los riesgos de sostenibilidad. Esto permite a las empresas centrarse en resultados ESG estratégicos.

Además de ahorrar energía y reducir las emisiones de carbono, la reducción de la huella de carbono de su empresa también demuestra su compromiso con el medio ambiente, dando una mejor imagen de sostenibilidad y defensa de la energía verde. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero permite a las empresas asumir una mayor responsabilidad social y ser reconocidas por ello.

Un enfoque estratégico para consultar a expertos en sostenibilidad sobre su estrategia y hoja de ruta de sostenibilidad es la forma más segura de adoptar una gestión energética y ESG eficaz. Además de otros beneficios, recibir asesoramiento sobre iniciativas como la descarbonización y la transición a las energías renovables también puede ayudar a su empresa a atraer a nuevos empleados, a menudo más jóvenes, para quienes la optimización de la energía sostenible y el uso de energías renovables es importante, y que se toman en serio la responsabilidad social corporativa.

La gestión inteligente de activos impulsa la eficiencia energética en edificios, cadena de suministro y fabricación

La gestión inteligente de activos puede fomentar la eficiencia energética en varios casos prácticos sectoriales. Algunos de ellos son:

  • Edificios: La gestión energética de sus oficinas, fábricas y otras instalaciones puede ahorrar energía y reducir las emisiones de carbono de varias maneras. La gestión inteligente de activos utiliza tecnologías como IA, IoT y analítica para ayudarle a inspeccionar y supervisar la eficiencia de un edificio, calcular posibles impactos en la red, anticipar fallos y planificar mejor los procedimientos de mantenimiento. Las empresas que utilizan esta tecnología pueden aumentar la productividad y hacer que sus instalaciones sean más eficientes energéticamente, reduciendo las emisiones, mitigando el riesgo climático y ampliando los ciclos de vida de los activos. Estas empresas obtienen información operativa sobre fuentes de energía limpias, gestión eficiente de residuos y descarbonización.
  • Cadenas de suministro sostenibles: mediante IA y blockchain, la automatización inteligente de la cadena de suministro puede ayudar a reducir el impacto de las debilidades actuales de la cadena de suministro en su negocio. Una cadena de suministro más resiliente y sostenible permite a los clientes actuar con rapidez y confianza y mitigar las perturbaciones. Medir las emisiones de alcance 3 —es decir, las emisiones indirectas que no son causadas directamente por una empresa pero que se producen en su cadena de suministro, como por ejemplo a través de las operaciones de almacenamiento, transporte y tratamiento de residuos— proporciona a las empresas una ventaja competitiva en términos de sostenibilidad. Aunque las emisiones de alcance 3 no son controladas directamente por la empresa, su medición le permite identificar problemas de emisiones en su cadena de suministro y realizar los cambios necesarios. En comparación con los alcances 1 (emisiones directas) y 2 (emisiones indirectas), las emisiones de alcance 3 suelen representar los niveles más elevados de gases de efecto invernadero.
  • Fabricación: Las fábricas queman muchos combustibles fósiles y figuran entre los mayores consumidores de energía. Crear un programa de gestión energética para reducir de forma sostenible el consumo de energía en la fabricación implica recopilar y analizar datos sobre eficiencia energética (de varios contadores, bases de datos y plantas) y crear un plan de gestión de proyectos. Una planta más habilitada para las TI que utilice el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) y la analítica permite mejorar el mantenimiento predictivo y la calidad, lo que hace que la fabricación sea más inteligente. Varios casos de éxito muestran que el cambio de las pautas de consumo de energía en la industria manufacturera exige un compromiso por parte de la dirección para reducir el consumo de energía, ya que esto requiere cambios, inversión en infraestructuras y, a veces, formación continua.
Los retos de la gestión energética

La gestión de la energía también plantea sus propios retos. Algunos de ellos son:

  • Falta de integridad de los datos, análisis o puntos de referencia claros: Los sistemas tradicionales de gestión de edificios y los contadores que recopilan datos mediante auditorías energéticas manuales no proporcionan datos para identificar patrones de derroche de energía. El uso de un sistema de gestión energética permite acceder a más datos sobre el consumo de energía y utilizarlos de forma más fácil y sencilla. Un sistema de gestión energética eficaz genera automáticamente informes energéticos periódicos, fiables y personalizados.
  • Sistemas defectuosos, ajustes incorrectos y equipos mal mantenidos: Las comprobaciones programadas realizadas con poca frecuencia hacen perder tiempo y dinero. Los equipos que se averían inesperadamente te obligan a realizar un mantenimiento reactivo, lo que puede crear dificultades y gastos imprevistos. En cambio, los sistemas energéticos inteligentes le avisan inmediatamente en caso de avería o derroche de energía. Proporcionan información en tiempo real sobre el consumo de energía, y usted puede definir KPI energéticos para lograr resultados coherentes. Disponer de una estrategia de mantenimiento proactiva, con programas de mantenimiento preventivo y rutinario, garantiza el mantenimiento periódico de los equipos y aumenta su vida útil.
  • Falta de planificación de mejoras energéticas: Los datos energéticos exhaustivos permiten tomar decisiones inteligentes sobre las iniciativas de renovación o mejora energética que ahorran dinero y ofrecen un buen ROI.
Soluciones de IBM
IBM Maximo Application Suite

Ahorrar energía y reducir las emisiones de carbono mediante la gestión inteligente de activos

Explorar IBM Maximo
IBM Turbonomic Application Resource Management

Reduzca la energía y las emisiones de carbono con centros de datos eficientes y operaciones informáticas más sostenibles y seguras

Más información sobre IBM Turbonomic
IBM Envizi ESG Suite

Acelere la sostenibilidad gestionando todos sus indicadores ambientales, sociales y de gobierno (ESG) en una única plataforma

Explore IBM Envizi
IBM TRIRIGA Application suite

Optimice sus operaciones inmobiliarias y de gestión de instalaciones para lograr una mayor eficiencia y sostenibilidad

Más información sobre IBM TRIRIGA
Soluciones de sostenibilidad

Refuerce su estrategia de sostenibilidad y la eficiencia de la gestión energética desarrollando un camino sostenible y rentable hacia el futuro con soluciones y plataformas abiertas con IA y la profunda experiencia de IBM en el sector

Explore las soluciones de sostenibilidad
Recursos ¿Son sus centros de datos un obstáculo en su búsqueda de la sostenibilidad?

Automatizar la gestión de los recursos de las aplicaciones debería ser el primer paso en el camino hacia la sostenibilidad.

Adopte la tecnología ecológica

Aprenda a minimizar el consumo de energía y a integrar la informática responsable en su entorno informático

Sostenibilidad de TI más allá del centro de datos

Las empresas que quieran reducir su huella de carbono deben ampliar sus objetivos de sostenibilidad para incluir la informática ecológica y responsable.

Dé el siguiente paso

Libere todo el potencial de los activos de su empresa con IBM Maximo Application Suite unificando los sistemas de mantenimiento, inspección y fiabilidad en una sola plataforma. Es una solución integrada basada en la nube que aprovecha el poder de la IA, el IoT y la analítica avanzada para maximizar el rendimiento de los activos, extender sus ciclos de vida, minimizar los costes operativos y reducir el tiempo de inactividad.

Descubra Maximo Reserve una demostración en directo