PaaS (Plataforma como servicio)

menu icon

PaaS (Plataforma como servicio)

PaaS, o Plataforma como servicio, ofrece una plataforma de cloud completa, flexible y rentable para desarrollar, ejecutar y gestionar aplicaciones.

¿Qué es PaaS (Plataforma como servicio)?

PaaS, o plataforma como servicio, es un modelo de cloud computing que proporciona a los clientes una plataforma de cloud completa —hardware, software e infraestructura— para desarrollar, ejecutar y gestionar aplicaciones sin el coste, la complejidad y la inflexibilidad que suelen ir asociadas a la creación y el mantenimiento de dicha plataforma en local.

El proveedor PaaS lo aloja todo en su centro de datos: servidores, redes, almacenamiento, software de sistema operativo, bases de datos, herramientas de desarrollo. Normalmente, los clientes pueden pagar una tarifa fija para proporcionar una cantidad específica de recursos para un número específico de usuarios, o pueden elegir el precio según uso para pagar solo los recursos que utilicen. Cualquiera de las opciones permite a los clientes de PaaS crear, probar, desplegar, ejecutar, actualizar y escalar aplicaciones de forma más rápida y económica que si tuvieran que crear y gestionar su propia plataforma local.

Todos los proveedores líderes de servicios de cloud, incluidos Amazon Web Services (AWS), Google Cloud, IBM Cloud y Microsoft Azure, tienen su propia oferta PaaS. También hay soluciones PaaS populares disponibles como proyectos de código abierto (por ejemplo, Apache Stratos, Cloud Foundry) o de proveedores de software (por ejemplo, Red Hat OpenShift y Salesforce Heroku).

Ventajas de PaaS

Entre las ventajas de PaaS que más se suelen mencionar, en comparación con una plataforma en local, se incluyen:

  • Comercialización más rápida: con PaaS, no es necesario comprar e instalar el hardware y el software que utiliza para crear y mantener la plataforma de desarrollo de aplicaciones, y no es necesario que los equipos de desarrollo esperen mientras lo hace. Basta con que aproveche la PaaS del proveedor de servicios de cloud para empezar a suministrar recursos y a desarrollar inmediatamente.
  • Acceso asequible a una variedad más amplia de recursos: las plataformas PaaS suelen ofrecer acceso a una gama más amplia de opciones de la pila de aplicaciones —incluidos sistemas operativos, middleware, bases de datos y herramientas de desarrollo— que las que pueden mantener la mayoría de las organizaciones en la práctica o de forma asequible.
  • Más libertad para experimentar, con menos riesgo: PaaS también le permite probar o realizar pruebas en nuevos sistemas operativos, lenguajes y otras herramientas sin tener que realizar inversiones sustanciales en ellos ni en la infraestructura necesaria para ejecutarlos.
  • Escalabilidad fácil y rentable: con una plataforma en local, el escalado siempre es caro, a menudo excesivo y en ocasiones inadecuado: Tiene que adquirir capacidad adicional de cálculo, almacenamiento y red en previsión de picos de tráfico; una gran parte de dicha capacidad se encuentra inactiva durante periodos de poco tráfico, y no se puede incrementar en el tiempo para admitir sobrecargas imprevistas. Con PaaS, puede adquirir capacidad adicional, y empezar a usarla inmediatamente siempre que lo necesite.
  • Mayor flexibilidad para los equipos de desarrollo: los servicios PaaS proporcionan un entorno de desarrollo de software compartido que permite a los equipos de desarrollo y operaciones acceder a todas las herramientas que necesitan, desde cualquier ubicación con conexión a Internet.
  • Costes más bajos en general: PaaS reduce claramente los costes al permitir a las organizaciones evitar gastos de equipamiento de capital asociados con la creación y el escalado de una plataforma de aplicaciones. Sin embargo, PaaS también puede reducir o eliminar los costes de licencias de software. Y con la gestión de parches, actualizaciones y otras tareas administrativas, PaaS puede reducir sus costes generales de gestión de aplicaciones.

Cómo funciona PaaS

En general, las soluciones PaaS tienen tres partes principales:

  • Infraestructura de cloud, que incluye máquinas virtuales (VM), software de sistema operativo, almacenamiento, redes, cortafuegos
  • Software para crear, desplegar y gestionar aplicaciones
  • Una interfaz gráfica de usuario, o GUI, donde los equipos de desarrollo o DevOps pueden realizar todo su trabajo a lo largo de todo el ciclo de vida de la aplicación

Puesto que PaaS ofrece todas las herramientas de desarrollo estándar a través de la interfaz en línea de la GUI, los desarrolladores pueden iniciar sesión desde cualquier lugar para colaborar en proyectos, probar nuevas aplicaciones o desplegar productos completados. Las aplicaciones se han diseñado y desarrollado directamente en PaaS mediante middleware. Con flujos de trabajo optimizados, varios equipos de desarrollo y operaciones pueden trabajar en el mismo proyecto de forma simultánea.

Los proveedores de PaaS gestionan la mayor parte de los servicios de cloud computing, como servidores, tiempo de ejecución y virtualización. Como cliente de PaaS, su empresa mantiene la gestión de aplicaciones y datos.

PaaS, IaaS y SaaS

Al igual que PaaS, la infraestructura como servicio (IaaS) y el software como servicio (SaaS) son modelos de servicio de cloud computing muy comunes. De hecho, es muy habitual que una organización utilice los tres, aunque no los compre específicamente. Como aclaración:

IaaS es acceso por Internet a la infraestructura "pura" de TI —servidores físicos, máquinas virtuales, almacenamiento, redes, cortafuegos— alojada por un proveedor de cloud. IaaS elimina el coste y el esfuerzo que supone poseer, gestionar y mantener una infraestructura local. Con IaaS, la organización proporciona sus propias aplicaciones y su propia plataforma de aplicaciones.

Cualquier oferta PaaS incluye necesariamente los recursos de IaaS necesarios para alojarla, aunque dichos recursos no se hayan distribuido de forma individual como IaaS o no se haya hecho referencia a ellos de esa manera.

SaaS es el software de aplicación que utiliza a través del cloud, como si estuviera instalado en el sistema (en algunos casos, hay partes de él que están instaladas en el sistema). SaaS permite a su organización utilizar una aplicación sin el gasto que supone configurar la infraestructura para ejecutarla, y el esfuerzo y el personal necesarios para mantenerla (aplicar correcciones de errores y actualizaciones, solucionar interrupciones de servicio, etc.). Salesforce y Slack son ejemplos de ofertas populares de SaaS; la mayoría de las aplicaciones web se consideran SaaS.

Cada oferta SaaS incluye los recursos IaaS necesarios para alojarla y, como mínimo, los componentes PaaS necesarios para ejecutarla. Algunos proveedores de SaaS también proporcionan una PaaS independiente que permite a terceros personalizar la oferta SaaS.

Otra forma de comparar IaaS, PaaS y SaaS se basa en la cantidad de gestión que recae en el cliente frente a la cantidad de gestión que recae en el proveedor de servicios de cloud:

Las soluciones IaaS, PaaS, sin servidor y SaaS dejan la creciente responsabilidad de la gestión en manos del proveedor de cloud

 

Más información sobre IaaS, PaaS y SaaS.

Casos de uso para PaaS

Al proporcionar una plataforma integrada y lista para utilizar, y al permitir a las organizaciones dejar la gestión de la infraestructura en manos del proveedor de cloud y centrarse en la creación, el despliegue y la gestión de las aplicaciones, PaaS puede facilitar o hacer progresar varias iniciativas de TI, que incluyen:

  • Desarrollo y gestión de API: debido a las infraestructuras incorporadas, PaaS facilita mucho a los equipos desarrollar, ejecutar, gestionar y proteger las API (interfaces de programación de aplicaciones) para compartir datos y funcionalidad entre aplicaciones.
  • Internet de las cosas (IoT): De forma predefinida, PaaS admite una serie de lenguajes de programación (Java, Python, Swift, etc.), herramientas y entornos de aplicación que se utilizan para el desarrollo de aplicaciones de IoT y el procesamiento en tiempo real de los datos que generan los dispositivos IoT.
  • Desarrollo Agile y DevOps: PaaS puede proporcionar entornos totalmente configurados para automatizar el ciclo de vida de las aplicaciones de software, incluida la integración, la entrega, la seguridad, las pruebas y el despliegue.
  • Migración en cloud y desarrollo nativo en cloud: con sus herramientas listas para usar y sus prestaciones de integración, PaaS puede simplificar la migración de las aplicaciones existentes al cloud, especialmente a través de la modificación de plataforma (mover una aplicación al cloud con modificaciones que aprovechen mejor la escalabilidad del cloud, el equilibrio de carga y otras capacidades) o la refactorización (rediseñar una aplicación de forma parcial o total utilizando microservicios, contenedores y otras tecnologías nativas en cloud).
  • Estrategia de cloud híbrido: el cloud híbrido integra los servicios de cloud público, los servicios de cloud privado y la infraestructura local, y proporciona portabilidad, gestión y orquestación de las aplicaciones en los tres casos. El resultado es un entorno informático distribuido, unificado y flexible, donde una organización puede ejecutar y escalar sus cargas de trabajo tradicionales (heredadas) o nativas en cloud en el modelo de cálculo más adecuado. La solución PaaS adecuada permite a los desarrolladores crear una vez, desplegar a continuación y gestionar en cualquier lugar en un entorno de cloud híbrido.

Tipos de PaaS creados con fines específicos

Muchos proveedores de hardware, software y cloud ofrecen soluciones PaaS para crear tipos específicos de aplicaciones, o aplicaciones que interactúan con tipos específicos de hardware, software o dispositivos.

  • AIPaaS (PaaS para inteligencia artificial) permite a los equipos de desarrollo crear aplicaciones de inteligencia artificial (IA) sin el habitual gasto prohibitivo de adquirir, gestionar y mantener la importante potencia informática, las prestaciones de almacenamiento y la capacidad de red que requieren estas aplicaciones. AiPaaS normalmente incluye machine learning y deep learning previamente entrenados que los desarrolladores de modelos pueden personalizar o utilizar tal cual, y API ya preparadas para integrar prestaciones específicas de IA, como el reconocimiento de voz o la conversión de voz a texto en aplicaciones existentes o nuevas.
  • iPaaS (plataforma de integración como servicio) es una solución alojada en cloud para integrar aplicaciones. iPaaS proporciona a las organizaciones una forma estandarizada de conectar datos, procesos y servicios entre entornos locales, de cloud público y de cloud privado sin tener que adquirir, instalar y gestionar su propio hardware, middleware y software de integración de fondo. (Tenga en cuenta que las soluciones Paas a menudo incluyen un cierto nivel de capacidad de integración —como, por ejemplo, gestión de API—, pero las iPaaS son más completas).
  • cPaaS (plataforma de comunicaciones como servicio) es una PaaS que permite a los desarrolladores añadir fácilmente funciones de voz (llamadas entrantes y salientes), vídeo (incluidas teleconferencias) y mensajería (texto y redes sociales) a las aplicaciones, sin invertir en hardware y software de comunicaciones especializados.
  • mPaaS (plataforma móvil como servicio) es una PaaS que simplifica el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles. mPaaS suele proporcionar métodos con poca cantidad de código (incluso simples métodos de arrastrar y soltar) para acceder a funciones específicas de dispositivo, incluida la cámara del teléfono, el micrófono, el sensor de movimiento y las funciones de geolocalización (o GPS).

PaaS e IBM Cloud

IBM proporciona soluciones PaaS enriquecidas y escalables para desarrollar aplicaciones nativas en cloud desde cero, o modernizar las aplicaciones existentes para beneficiarse de la flexibilidad y la escalabilidad del cloud.

IBM Red Hat OpenShift en IBM Cloud es un servicio OpenShift totalmente gestionado que utiliza el escalado y la seguridad de nivel empresarial de IBM Cloud para automatizar actualizaciones, escalado y suministro, y para manejar sobrecargas imprevistas en el tráfico. Sus equipos pueden impulsar el desarrollo y la modernización de aplicaciones con una amplia gama de herramientas y características, y desplegar clústeres totalmente gestionados de alta disponibilidad con un solo clic. IBM Red Hat OpenShift on IBM Cloud fue nombrado líder en The Forrester Wave: Plataformas de desarrollo de contenedores multicloud, tercer trimestre de 2020 (PDF, 415 KB).

IBM Cloud Pak for Applications permite modernizar las aplicaciones existentes, incorporar seguridad adicional y desarrollar nuevas aplicaciones para lanzar iniciativas digitales. Ofrece soluciones de desarrollo nativo en cloud que pueden generar valor rápidamente, junto con licencias flexibles que se pueden personalizar a sus necesidades específicas.

Para empezar con PaaS en IBM Cloud, regístrese para obtener un IBMid y crear su cuenta de IBM Cloud.