Modernización de aplicaciones

menu icon

Modernización de aplicaciones

Descubra qué es la modernización de aplicaciones, las ventajas y los retos habituales que plantea y cómo empezar a utilizarla.

¿Qué es la modernización de aplicaciones?

La modernización de aplicaciones es el proceso de tomar las aplicaciones actuales existentes y modernizar su infraestructura de plataforma, su arquitectura interna y/o sus características. Gran parte del debate actual en torno a la modernización de aplicaciones se centra en las aplicaciones monolíticas en local, que se suelen actualizar y mantener mediante procesos de desarrollo en cascada, y en cómo se pueden incorporar dichas aplicaciones a la arquitectura de cloud y a los patrones de publicación, más concretamente a DevOps de microservicios.

Las ventajas de la modernización de aplicaciones se suelen resumir en la mejora de la velocidad de la entrega de nuevas características, la exposición de la funcionalidad de las aplicaciones existentes para que la consuman otros servicios a través de la API, y el cambio de plataforma de las aplicaciones desde local al cloud por motivos de escalado y rendimiento, así como la estrategia de TI y centro de datos a largo plazo.

Los retos de la modernización de aplicaciones normalmente se reducen al coste y la complejidad. Migrar una aplicación de local a cloud sin pensar en el ROI es como migrarla por migrarla. Por el contrario, otras aplicaciones podrían obtener importantes ventajas del cambio de plataforma o arquitectura, pero están tan asociadas a los sistemas y la infraestructura existentes que la complejidad de la modernización podría ser superior a sus ventajas.

La clave del éxito en la modernización de aplicaciones, como en la mayoría de las cosas, se reduce en última instancia a la estrategia y a la selección de proyectos de modernización de aplicaciones cuyas ventajas de cloud, velocidad, rendimiento, escala, nuevas características, etc. ofrezcan a la aplicación una vía directa de mejora de la experiencia del cliente y el ROI.

Descubra cómo puede ayudarle IBM en su proceso de modernización de aplicaciones.

¿Por qué modernizar las aplicaciones existentes?

Las aplicaciones existentes también suelen ser aplicaciones monolíticas. Las aplicaciones monolíticas presentan dos características por las que es preferible modernizarlas: son difíciles de actualizar y son difíciles y caras de escalar.

Las aplicaciones monolíticas son difíciles de actualizar por razones arquitectónicas. Puesto que todos los componentes de una aplicación se envían juntos, es difícil y costoso añadir características dada la sobrecarga de complejidad y los retos de integración que se plantean.

Son complicadas y costosas de escalar por razones similares. Basta con que un solo componente de una aplicación tenga dificultades de carga y rendimiento para que pueda ser necesario escalar toda la aplicación, solo para atender al componente más exigente. Este enfoque implica un considerable desperdicio de cálculo.

Al modernizar una aplicación hacia una arquitectura de microservicios, los componentes son más pequeños, no tienen conexión directa y se pueden desplegar y escalar independientemente unos de otros. Aunque este enfoque también presenta sus propios retos, es donde reside gran parte del valor principal de la modernización.

El siguiente vídeo incluye una explicación más extensa de las arquitecturas de microservicios:

¿Qué son los microservicios? (06:37)

Iniciar la modernización de aplicaciones con una evaluación de las aplicaciones

La forma más importante de iniciar cualquier proyecto de modernización de aplicaciones es con una evaluación de las aplicaciones. Hacer un inventario de las aplicaciones de las que dispone es casi siempre una de las maneras más obvias de comenzar cualquier transformación como esta.

Una vez que tenga una lista, puede empezar a representar todas las aplicaciones en un eje x e y de facilidad/dificultad y potencial de aumento de valor en caso de modernización. También puede pensar en el valor "potencial" como el grado de importancia que tiene la aplicación en la experiencia del cliente y en el futuro de la organización.

Las aplicaciones que se encuentren en el cuadrante superior derecho de esta cuadrícula de alto valor y bajo esfuerzo serán las candidatas más obvias y menos conflictivas con las que comenzar un proyecto de modernización de aplicaciones.

Las decisiones más complicadas recaerán en las aplicaciones de alto valor que sean difíciles de migrar. En esos casos, no hace falta optar por todo o nada desde el primer día. Existen métodos de modernización de aplicaciones que pueden reducir el riesgo y el coste y, al mismo tiempo, permitir que el portfolio de aplicaciones vaya en la dirección correcta.

Patrones de modernización de aplicaciones

Hay varios métodos conocidos de modernización de aplicaciones que se centran en una combinación de la plataforma, la arquitectura de la aplicación y la exposición de la funcionalidad de una aplicación a través de la API.

Del monolito a los microservicios

El patrón más común de modernización de aplicaciones implica refactorizar y descomponer una aplicación monolítica en una serie de microservicios pequeños y sin conexión directa.

Arquitectura de monolito a microservicios

En el ejemplo anterior de arquitecturas de microservicios, una aplicación para minoristas se descompone de una única aplicación de n niveles en una serie de microservicios de todos los servicios individuales de la aplicación, cada uno con su base de datos y su modelo de datos.

Los métodos de este tipo se denominan "patrón de estrangulamiento". En lugar de descomponer todo el monolito a la vez, el patrón de estrangulamiento desarticula la aplicación poco a poco; extrae las partes más fáciles y valiosas primero y, a medida que avanza, acaba por no quedar nada del monolito.

Migración al cloud

La modificación de la plataforma o del host, que suele formar parte de la refactorización a microservicios, es casi siempre parte del proceso de modernización. Si bien es posible transferir las aplicaciones sin más, sin apenas reescritura sustancial, es más habitual que el valor resida en la reestructuración de la aplicación para aprovechar mejor los modelos en cloud, a menudo mediante contenedores y Kubernetes.

Para obtener un análisis más detallado de la migración al cloud, consulte "Migración al cloud: Guía básica" y vea el siguiente vídeo:

¿Qué es la migración al cloud? (04:46)

Exponer la funcionalidad mediante API

Por último, otro método de modernización puede implicar dejar una aplicación en su lugar, pero exponer de forma segura sus funciones o datos a través de API. Este enfoque, que se basa más en la integración que en la migración, permite que las nuevas aplicaciones nativas en cloud utilicen simplemente las prestaciones de los sistemas y datos existentes.

Tecnologías principales de modernización de aplicaciones

Hay una amplia gama de tecnologías que pueden facilitar los procesos de modernización que están atravesando la mayoría de las organizaciones.

Privado, híbrido y multicloud

Aunque el cloud público es una parte fundamental de cualquier estrategia de modernización, las estrategias privadas, híbridas y multicloud también tienen una importancia clave por motivos de seguridad, latencia y arquitectura.

Puede haber distintas razones por las que una organización no esté lista para pasar directamente del centro de datos al cloud público, y los demás modelos de cloud pueden ayudar a resolver toda la complejidad asociada de arquitectura y política, en la que determinadas cargas de trabajo deben existir debido a sus características únicas.

Contenedores y Kubernetes

Los contenedores y Kubernetes han surgido no solo como rival de las MV como forma de cálculo general en el cloud, sino como facilitador clave de las estrategias de modernización de aplicaciones y cloud híbrido.

La contenerización permite empaquetar una aplicación de forma coherente y ligera para poder ejecutarla de modo uniforme en entornos de escritorio, cloud o en local. Este tipo de flexibilidad es una verdadera ventaja para las organizaciones que planean cómo avanzar hacia el cloud.

Descripción de la contenerización (08:08)

Modernización de aplicaciones e IBM Cloud

La modernización de aplicaciones es solo una parte del avance de su organización, sobre todo porque la necesidad de automatización se está extendiendo a las distintas operaciones de TI y negocios. Un cambio hacia una mayor automatización debe empezar por pequeños proyectos de éxito medible, que después puede escalar y optimizar para otros procesos y en otras partes de su organización.

Al colaborar con IBM, tendrá acceso a prestaciones de automatización basadas en IA de IBM Cloud Pak for Automation, que incluyen flujos de trabajo predefinidos, para acelerar la innovación haciendo que todos los procesos sean más inteligentes.

La gama de productos y servicios de IBM Cloud también se ha diseñado para ayudar a las organizaciones a trasladar sus procesos de negocio y sus aplicaciones existentes al cloud.

Dé el siguiente paso:

Empiece hoy mismo con una cuenta de IBM Cloud.