Innovación

Desbloqueado: cómo las mejores organizaciones resurgirán más fuertes e inteligentes

Compartir:

En esta serie de posts, hemos explorado los desafíos a los que las organizaciones se han enfrentado por la pandemia y el bloqueo que ha supuesto la COVID-19. El futuro será muy diferente dependiendo de la perspectiva de cada industria. Pero muchas personas están ahora encontrando el sentido a los cambios y reconstruyendo sus negocios para adaptarlos a la nueva normalidad.

A medida que avanzamos hacia este futuro, sabemos que la tecnología será esencial para impulsar la capacidad de recuperación y agilidad empresarial a largo plazo. Nos ayudará a gestionar la estabilidad financiera en medio de la complejidad y el riesgo. Nos permitirá mantener la lealtad y la confianza del cliente y comprometer y capacitar a los empleados.

Si se lo perdió, Bob Booth explicó que una visión basada en datos es la clave para dotarse de la flexibilidad necesaria y poder construir ecosistemas de cadena de suministro dinámicos, con capacidad de respuesta e interconectados. Ranjini Suri planteó la clase de automatización extrema que las organizaciones deben adoptar para transformar sus costes, habilitada por los flujos de trabajo inteligentes. Giorgio Danesi y Francesco Brenna imaginaron un futuro en el que las organizaciones anticipen las necesidades de sus clientes y se relacionen con ellos de manera efectiva, dondequiera que se encuentren. Y Andi Britt describió cómo la adaptabilidad de los empleados y la confianza de los empleadores equiparán a una fuerza laboral evolucionada para enfrentarse a los futuros desafíos.

 

Esperar lo inesperado

Todos sabemos que nos enfrentamos una era de cambios significativos, pero aún no conocemos la verdadera forma de ese cambio. Las empresas que se propongan estar presentes en los próximos cinco años (y más allá) tendrán que aprender a vivir con la incertidumbre. Todo esto comienza con una fuerza de trabajo que es lo suficientemente abierta y ágil como para gestionarla y líderes con las habilidades que les estimulan a través del cambio. Si algo positivo ha surgido de los recientes acontecimientos, ha sido el descubrimiento de que las personas están dispuestas a hacer cosas extraordinarias para adaptarse bajo presión.

Obligados a trabajar de forma remota, a ajustarse a las medidas de distanciamiento, a adoptar nuevas tecnologías y a relacionarse de una manera sin precedentes, las personas han demostrado una y otra vez que están a la altura del desafío. Como resultado, podemos decir que las compañías han acelerado su viaje hacia la transformación digital sin el retraso y el debate que tradicionalmente les habrían detenido.

Los fabricantes ya no pueden confiar en un libro de pedidos estable; las industrias de servicios ya no pueden asumir que los clientes tendrán presupuesto para gastar; el comercio minorista ya no podrá planificar de acuerdo con los patrones estacionales. Todo, desde las personas hasta los procesos, desde los proveedores hasta los clientes, está cambiando ahora y la única forma de sobrevivir es planificar para lo inesperado.

 

Automatizar para sobrevivir

Cualquier tipo de ineficiencia se interpondrá en el camino de esta flexibilidad. Es por ello, que como hemos explorado en esta serie, la automatización se ha vuelto imprescindible. Las empresas deben automatizar sus procesos más sencillos utilizando flujos de trabajo inteligentes, para que los empleados puedan hacer frente a operaciones más complejas. Estas personas deben estar capacitadas para extraer información de sus datos y aprovechar la inteligencia artificial (IA) para ir más allá de las soluciones obvias.

La IA será el motor que impulse este cambio. Las compañías que emergerán intactas de este período serán aquellas que tengan datos de calidad, impulsados por la IA y respaldados por personas inteligentes que puedan hacer uso de lo que aprenden. Estamos mejor posicionados para trabajar con incertidumbre si somos capaces de entender el presente con con inteligencia; cuánto más rápido se puedan anticipar a los cambios, más fuertes serán las empresas. Si bien no siempre es posible definir una estrategia para los próximos años, sí es posible planificar para las próximas semanas.

Las organizaciones que acepten el desafío y aprovechen la tecnología disponible no solo sobrevivirán y superarán a la competencia, sino que también estarán preparadas para la próxima gran interrupción. Según la experiencia de IBM, los clientes se han tomado muy en serio este desafío, trabajando en sus áreas prioritarias, ya sea en la cadena de suministro, el call center o su fuerza de trabajo, y construyendo una estrategia para los próximos dos años. También se está produciendo un cambio en la fuerza de trabajo, ya que las personas buscan activamente las habilidades que necesitan para adaptarse a las necesidades futuras de su industria.

 

Resiliente y con capacidad de respuesta

Al reconocer la convergencia de las fuerzas tecnológicas, sociales y regulatorias a las que se enfrentan las organizaciones en los últimos años, IBM ha ido consolidando su propia experiencia, trabajando con clientes para ayudarles a ser más resistentes y tener mayor capacidad de respuesta. La pandemia no ha hecho más que cristalizar estos esfuerzos. Los tres componentes del marco de la Empresa Cognitiva de IBM nunca han sido más relevantes, ya que las organizaciones reúnen plataformas de negocio, flujos de trabajo inteligentes y experiencia empresarial. Todo esto es posible gracias a las capacidades cloud de IBM, que permiten la transformación holística a escala.

Quedarse quieto nunca ha sido una opción. Ahora depende de nosotros construir un futuro más inteligente y realizar cambios duraderos que nos ayuden a ser más fuertes como individuos, como empresas y como sociedad.

Sea cual sea la experiencia de su empresa en la pandemia, IBM puede ayudarle a entender el presente y avanzar hacia el futuro. También puede obtener más información sobre la propuesta de valor de IBM para aumentar la resiliencia mediante la IA y la automatización.

 

Ingo Zimmerman
Managing Partner, Cognitive Process Transformation Europe, IBM Services Europe

More stories

¿Puede un químico teletrabajar?

Para la mayoría de nosotros, la química es un recuerdo lejano de la infancia que nos lleva de vuelta a nuestros días de escuela donde tuvimos que experimentar con reacciones químicas. Era la única ocasión en la que se nos permitió hacer un desastre en la cocina mezclando bicarbonato de sodio, vinagre, agua y colorante […]

Desbloqueado: cómo las mejores organizaciones resurgirán más fuertes e inteligentes

En esta serie de posts, hemos explorado los desafíos a los que las organizaciones se han enfrentado por la pandemia y el bloqueo que ha supuesto la COVID-19. El futuro será muy diferente dependiendo de la perspectiva de cada industria. Pero muchas personas están ahora encontrando el sentido a los cambios y reconstruyendo sus negocios […]

Reacción en cadena: por qué la flexibilidad es necesaria para una cadena de suministro a prueba de pandemias

Salir reforzados La conmoción inicial de la COVID-19 ha dado paso a un período de reflexión y reconstrucción en el que tenemos la oportunidad de reimaginar cómo funcionan los negocios. Para desafiar las creencias más arraigadas sobre lo que realmente importa para la viabilidad, competitividad y salud de nuestras organizaciones y personas. En esta serie […]