¿Qué es la gestión del ciclo de vida de los datos?

Aerial view of a roundabout in a city

¿Qué es la gestión del ciclo de vida de los datos?

La gestión del ciclo de vida de los datos (DLM) es un enfoque para gestionar los datos en su ciclo de vida, desde la entrada hasta la destrucción de los datos. Los datos se separan en fases en función de diferentes criterios y se mueven a través de estas etapas a medida que completan diferentes tareas o cumplen ciertos requisitos. Un buen proceso de DLM proporciona estructura y organización a los datos de una empresa, lo que a su vez permite objetivos principales dentro del proceso, como la seguridad y la disponibilidad de los datos.  

Estos objetivos son fundamentales para el éxito del negocio y su importancia aumenta con el tiempo. Las políticas y los procesos de DLM permiten que las empresas se preparen para las consecuencias devastadoras en caso de que una organización experimente brechas de seguridad de datos, pérdida de datos o fallas en el sistema. Una buena estrategia de DLM prioriza la protección de datos y la recuperación de desastres, especialmente a medida que más actores maliciosos ingresan al mercado con el rápido crecimiento de los datos. De esta manera, ya existe un plan efectivo de recuperación de datos en caso de un desastre, lo que reduce algunos de los efectos devastadores en el resultado final y la reputación general de una marca.

Gestión del ciclo de vida de los datos frente a gestión del ciclo de vida de la información

La gestión del ciclo de vida de la información (ILM) a menudo se usa indistintamente con la gestión del ciclo de vida de los datos y, aunque también forma parte de una práctica de gestión de datos, es distinta de DLM.  

La gestión del ciclo de vida de los datos supervisa los datos a nivel de archivo. Es decir, gestiona los archivos según el tipo, el tamaño y la antigüedad. ILM, por otro lado, gestiona las piezas individuales de datos dentro de un archivo, lo que garantiza la precisión de los datos y las actualizaciones oportunas. Esto incluye información del usuario, como direcciones de e-mail o saldos de cuenta.  


Fases de la gestión del ciclo de vida de los datos

Un ciclo de vida de datos consta de una serie de fases en su vida útil. Cada fase se rige por un conjunto de políticas que maximiza el valor de los datos durante cada etapa del ciclo de vida. DLM se vuelve cada vez más importante a medida que crece el volumen de datos que se incorporan a los flujos de trabajo comerciales. 

Fase 1: creación de datos

Un nuevo ciclo de vida de datos comienza con la recopilación de datos, pero las fuentes de datos son abundantes. Pueden variar desde aplicaciones web y móviles, dispositivos de Internet de las cosas (IoT), formularios, encuestas y más. Si bien los datos se pueden generar de varias formas, la recopilación de todos los datos disponibles no es necesaria para el éxito de su negocio. La incorporación de nuevos datos debe evaluarse siempre en función de su calidad y relevancia para su negocio. 

Fase 2: almacenamiento de datos

Los datos también pueden diferir en la forma en que están estructurados, lo que tiene implicaciones en el tipo de almacenamiento de datos que utiliza una empresa. Los datos estructurados tienden a aprovechar las bases de datos relacionales, mientras que los datos no estructurados suelen utilizar NoSQL o bases de datos no relacionales. Una vez que se identifica el tipo de almacenamiento para el conjunto de datos, se puede evaluar la infraestructura en busca de vulnerabilidades de seguridad y los datos pueden someterse a diferentes tipos de procesamiento de datos, como el cifrado de datos y la transformación de datos, para proteger el negocio de actores maliciosos. Este tipo de transferencia de datos también garantiza que los datos confidenciales cumplan con los requisitos gubernamentales y de privacidad para las políticas gubernamentales, como GDPR, lo que permite a las empresas evitar multas costosas por este tipo de regulaciones. 

Otro aspecto de la protección de datos es el enfoque en la redundancia de datos. Una copia de los datos almacenados puede actuar como una copia de seguridad en situaciones, como la eliminación de datos o la corrupción de datos, protegiendo contra alteraciones accidentales en los datos y otras más deliberadas, como ataques de malware.  

Fase 3: intercambio y uso de datos

Durante esta fase, los datos están disponibles para los usuarios comerciales. DLM permite a las organizaciones definir quién puede usar los datos y el propósito para el que se pueden usar. Una vez que los datos estén disponibles, se pueden aprovechar para una variedad de análisis, desde análisis de datos exploratorios básicos y visualizaciones de datos hasta técnicas más avanzadas de extracción de datos y machine learning. Todos estos métodos desempeñan un papel en la toma de decisiones del negocio y la comunicación con varios stakeholders. 

Además, el uso de datos no está necesariamente restringido solo al uso interno. Por ejemplo, los proveedores de servicios externos podrían usar los datos para fines como analítica de marketing y publicidad. Los usos internos incluyen flujos de trabajo y procesos empresariales cotidianos, como paneles y presentaciones.

Fase 4: archivo de datos

Después de una cierta cantidad de tiempo, los datos ya no son útiles para las operaciones diarias. Sin embargo, es importante mantener copias de los datos de la organización a los que no se accede con frecuencia para posibles litigios e investigaciones. Luego, si es necesario, los datos archivados se pueden restaurar en un entorno de producción activo. 

La estrategia DLM de una organización debe definir claramente cuándo, dónde y durante cuánto tiempo se deben archivar los datos. En esta etapa, los datos pasan por un proceso de archivo que asegura la redundancia.

Fase 5: eliminación de datos 

En esta etapa final del ciclo de vida, los datos se eliminan de los registros y se destruyen de forma segura. Las empresas eliminarán los datos que ya no necesiten para crear más espacio de almacenamiento para los datos activos. Durante esta fase, los datos se eliminan de los archivos cuando exceden el período de retención requerido o ya no tienen un propósito significativo para la organización.


Beneficios de la gestión del ciclo de vida de los datos

La gestión del ciclo de vida de los datos tiene varios beneficios importantes que incluyen: 

• Mejora de procesos: los datos juegan un papel crucial en el impulso de las iniciativas estratégicas de una organización. DLM ayuda a mantener la calidad de los datos a lo largo de su ciclo de vida, lo que a su vez permite mejorar los procesos y aumentar la eficiencia. Una buena estrategia de DLM garantiza que los datos disponibles para los usuarios sean precisos y confiables, lo que permite a las empresas maximizar el valor de sus datos.

• Control de costos: un proceso DLM otorga valor a los datos en cada etapa de su ciclo de vida. Una vez que los datos ya no son útiles para los entornos de producción, las organizaciones pueden aprovechar una variedad de soluciones para reducir los costos, como la copia de seguridad, la réplica y el archivo de datos. Por ejemplo, se puede mover a un almacenamiento menos costoso ubicado en las instalaciones, en la nube o en un almacenamiento conectado a la red.

• Usabilidad de los datos: con una estrategia de DLM, los equipos de TI pueden desarrollar políticas y procedimientos que aseguren que todos los metadatos se etiqueten de manera uniforme para mejorar la accesibilidad cuando sea necesario. El establecimiento de políticas de gestión aplicables garantiza el valor de los datos durante el tiempo que sea necesario conservarlos. La disponibilidad de datos limpios y útiles aumenta la agilidad y eficiencia de los procesos de la empresa.

• Conformidad y gestión: cada sector de la industria tiene sus propias reglas y regulaciones para la retención de datos, y una estrategia sólida de DLM ayuda a las empresas a cumplir. DLM permite que las organizaciones manejen los datos con mayor eficiencia y seguridad, mientras mantienen la conformidad de las leyes de privacidad de datos con respecto a los datos personales y los registros organizacionales.


Gestión del ciclo de vida de los datos e IBM

IBM ofrece soluciones empresariales que ayudan a las organizaciones a gestionar los datos desde los requisitos hasta el retiro para mejorar la agilidad del negocio y reducir los costos. IBM Cloud Pak® for Data aprovecha los microservicios y sus principales funcionalidades de datos e inteligencia artificial para permitir la integración inteligente de datos en sistemas distribuidos, proporcionando a las empresas una visión integral del rendimiento empresarial. Esto facilita una recopilación, organización y conocimiento más rápidos de los datos empresariales, y permite a las empresas tomar decisiones a escala. Los equipos de gestión de datos también pueden confiar en que sus datos están seguros con los marcos de seguridad competitivos de IBM, lo que garantiza el cumplimiento de las políticas regulatorias y reduce los riesgos de conformidad.