En Ecuador, gambas sostenibles para un futuro sostenible
"No es sólo de la granja a la mesa. Esto es antes de la granja".

Pamela Nath acaba de colgar el teléfono con un chef de Manhattan cuando conectamos en una nevada mañana neoyorquina. Su entrega de gambas frescas se está retrasando debido al clima.

En 2019, esa entrega es una ínfima parte de los 1,5 millones de toneladas de gambas que exporta Ecuador, el segundo productor mundial de gambas. Las gambas se venden por su cantidad por libra; la gamba ecuatoriana tiene un promedio de 20 - 30 la libra (40 - 60 el kilo) a 50 - 60 la libra (100 - 120 el kilo). "Son muchas gambas", dice Nath.

Nath es el director de la Alianza para la Sostenibilidad de la Gamba (SSP), una iniciativa de sostenibilidad liderada por productores de gamba ecuatorianos. El objetivo de SSP: la gamba de primera calidad que cumple las normas sociales y medioambientales más estrictas.

El constante crecimiento de la población mundial, que según las estimaciones de la ONU alcanzará los 9000 millones de habitantes en 2050, se traduce en una creciente necesidad de proteínas, entre ellas el marisco y las gambas.

Cada año se producen en el mundo unos 3 millones de toneladas de gambas de piscifactoría. Las gambas se crían en acuicultura, donde se cultivan poblaciones de agua dulce y salada en condiciones controladas. La acuicultura utiliza menos tierra y agua dulce que la producción de carne, según Nath, con una mejor conversión y proporción de alimentos, y una mayor tasa de retención de proteínas. Esto significa más alimentos y más proteínas con menos recursos y un menor impacto ambiental.

Exportar volumen


Gamba exportada desde Ecuador en 2019 1,5 millones de toneladas

Recuento promedio


Por libra, un promedio de 50 a 60 gambas ecuatorianas (100 a 120 por kilo)

La mayoría de los consumidores, especialmente en Estados Unidos, no saben realmente de dónde proceden las gambas que comen. Antonio Camposano Presidente Cámara de Acuicultura de Ecuador

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) espera que la acuicultura contribuya a más de la mitad del consumo mundial de pescado en 2025. Los métodos de acuicultura pueden variar mucho de una explotación a otra, por no hablar de un lugar a otro en el mundo. Por eso, según Nath, uno de los principios fundacionales de la SSP es la carrera hacia la cima.

Lo explica: La gamba de piscifactoría, un mercado de productos básicos, ha recompensado tradicionalmente a los que tenían los precios más bajos. Esos precios bajos también pueden significar que se sacrifican las mejores prácticas de cría, lo que podría significar un producto de menor calidad, así como un mayor uso de antibióticos debido a un mayor riesgo de enfermedades.

Ecuador es el segundo productor mundial de gambas, después de India.

"SSP nació porque un grupo de empresas ecuatorianas se reunió hace unos años y dijo: 'vemos que muchas regiones quieren bajar los precios de la gamba'", explica Nath. Su preocupación era que la bajada de precios se hiciera a costa de prácticas responsables.

El grupo quería destacar que Ecuador se había comprometido a producir gambas con prácticas sostenibles. Los miembros de la SSP están certificados por el Aquaculture Stewardship Council, con especial atención al uso cero de antibióticos, el impacto neutro en el agua y la trazabilidad total.

"La creciente carrera a la baja del sector de la gamba es perjudicial para las gambas y para el medio ambiente", afirma Nath. "También limita la elección del consumidor y su capacidad de comprar gambas de granja sanas y sostenibles".

La concienciación del consumidor es fundamental, afirma José Antonio Camposano, presidente de la Cámara de Acuicultura de Ecuador. Trabaja con SSP para educar a consumidores y minoristas sobre por qué el origen añade valor al producto final.

"La mayoría de los consumidores, especialmente en Estados Unidos, no saben realmente de dónde proceden las gambas que comen", asegura Camposano.

También los distribuidores, supermercados, importadores y mayoristas pueden no saber —o no querer saber— el origen de las gambas, sobre todo si puede estar asociado a malas prácticas o a problemas medioambientales o laborales.

 

Cero antibióticos

En la década de 1990, la enfermedad de la mancha blanca diezmó granjas enteras de gambas en toda Asia. Para combatirla y prevenirla, gran parte del sector de las gambas mundial empezó a introducir antibióticos en el agua de cría. El sector de las gambas ecuatoriano adoptó una táctica diferente.

"Ayudamos al animal a desarrollar su propia resistencia", afirma Camposano. "Décadas después, la resistencia de la gamba ecuatoriana es natural, resultado de la propia capacidad genética de los animales para resistir y tolerar las enfermedades. Parte de ello es la alimentación de las gambas, crucial para mantener sano el sistema inmunitario de los animales".

Los niveles de antibióticos en la producción de alimentos de origen animal preocupan desde hace tiempo a los investigadores. Los estudios demuestran que incluso niveles pequeños pueden provocar el desarrollo de resistencia a los antibióticos en los seres humanos.

Rastreo y transparencia

Para esto, SSP recurrió a IBM.

"Trabajamos bajo el sistema IBM Food Trust", dice Camposano, "para ofrecer toda la información a los consumidores y que puedan entender mejor cómo se han producido las gambas".

La plataforma IBM Food Trust se creó específicamente para el ecosistema alimentario. "Es una solución blockchain diferente de cualquier otro producto blockchain", afirma Vanessa Barbery, ejecutiva de desarrollo de negocio de IBM Food Trust. "Ha sido creada y hecha a medida para el sector".

Los clientes no necesitan conocimientos sobre blockchain para utilizarla, dice Barbery. "Nos integramos en sus datos y su cadena de suministro. Para el cliente, es muy sencillo".

Cada gamba tiene un identificador, que se aplica a través de blockchain. Cualquiera puede seguir el recorrido completo de la vida de la gamba a través de la cadena de suministro.

"Se almacena en el procesador X, distribuidor Y, minorista Z", afirma Luis Izquierdo, jefe de ventas globales de IBM Food Trust. "Hay una versión simple de la verdad que puede seguirse en la blockchain".

Compartir esa información, esa verdad, puede ayudar a generar confianza en la marca. Lo que puede ayudar a impulsar las ventas.

"No se trata sólo de la granja a la mesa", dice Izquierdo. "Esto es antes de la granja. ¿Qué alimento se introduce en las gambas? Hay mucha información que se puede compartir".

En su trabajo con la SSP, Barbery e Izquierdo observan un gran interés de los agricultores por esta tecnología.

"Lo necesitan para diferenciarse de la competencia", afirma Barbery.

Como su producto es de primera calidad, sus precios también pueden serlo. Los agricultores pueden tener dificultades para explicar el precio: "es porque no uso antibióticos, y no uso niños en mi cadena de producción", son todas verdades, pero no añaden necesariamente valor.

La trazabilidad proporciona ese valor.

"Nuestra gamba tiene muchas certificaciones", dice Barbery. "Pero en lugar de limitarnos a decir eso, podemos compartir los datos que validan esa información", que incluye el cuidado en cada fase del ciclo de producción para evitar el uso de antibióticos. Esa atención también se extiende a los empleados y al medio ambiente.

Impacto neutro en el agua

El agua utilizada para producir las gambas es de la misma calidad cuando sale que cuando entra. Esto significa que las explotaciones acuícolas cuentan con estrategias eficaces de gestión de residuos.

El siguiente paso para SSP y más allá

"Desde el lanzamiento de la SSP, hemos visto cómo colegas del sector y países anunciaban esfuerzos para mejorar sus prácticas", afirma Camposano. "Eso es muy bueno. Queremos asegurarnos de que sigan nuestro ejemplo”.

La SSP ha tenido un éxito inicial con los primeros usuarios, y ahora trabaja para educar al mercado general de que hay espacio para una nueva categoría de gambas producidas con las normas medioambientales y sociales más estrictas.

"Creemos que todos merecen un mejor producto", dice Camposano.

Eso podría extenderse más allá de las gambas en el futuro no tan lejano. Otros sectores ecuatorianos (banana, cacao, café) se fijan en la SSP, dice, y preguntan cómo se hace.

"Digamos que eres productor de piñas", dice Barbery. “Tienes certificación de selva tropical. Pones esa insignia en tu producto. Como consumidor, ¿cómo sé que lo que dices es cierto?"

Con la tecnología, el productor de piñas podría contar cómo ha plantado 15 000 plantas. Esa información valida lo que estás diciendo sobre tu producto en general, dice Barbery.

"Ese es nuestro próximo objetivo", dice. "¿Cómo nos enfrentamos al consumidor con transparencia y le mostramos por qué lo que dices es cierto?".

Logotipo de la Alianza para la Sostenibilidad de la Gamba
Acerca de la Alianza para la Sostenibilidad de la Gamba

SSP (enlace externo a ibm.com) es un grupo de empresas líderes que comparten una misión principal: impulsar el futuro de la acuicultura de la gamba para que sea una práctica limpia, sostenible y de éxito para el mundo. Para alcanzar su objetivo, SSP ha establecido un plan claro y ambicioso para llevar a todo el sector al siguiente nivel.

Dé el siguiente paso
Para gestionar las reclamaciones de pérdidas después de desastres naturales, las aseguradoras recurren a la IA ¿Conoce el coste [del agua]? Edge computing lo cambia todo
Notas a pie de página

© Copyright IBM Corporation 2020. IBM Corporation, IBM Blockchain, New Orchard Road, Armonk, NY 10504

Producido en los Estados Unidos de América, julio de 2020.

IBM, el logotipo de IBM, ibm.com e IBM Food Trust son marcas comerciales de International Business Machines Corp., registradas en muchas jurisdicciones de todo el mundo. Los demás nombres de productos y servicios pueden ser marcas registradas de IBM u otras empresas. Puede consultar una lista de las actuales marcas registradas de IBM en la web, en "Información sobre derechos de autor y marcas registradas" en www.ibm.com/es-es/legal/copytrade.shtml.

La información contenida en este documento es la vigente en la fecha de su publicación original y está sujeta a cambios por parte de IBM. No todas las ofertas mencionadas en este documento están disponibles en todos los países en los que IBM está presente.

Los datos de rendimiento y ejemplos de clientes mencionados se presentan únicamente con fines ilustrativos. Los datos reales de rendimiento pueden variar en función de las configuraciones y condiciones de funcionamiento específicas. LA INFORMACIÓN DE ESTE DOCUMENTO SE OFRECE "TAL CUAL" SIN NINGUNA GARANTÍA, NI EXPLÍCITA NI IMPLÍCITA, INCLUIDAS, ENTRE OTRAS, LAS GARANTÍAS DE COMERCIALIZACIÓN, ADECUACIÓN A UN FIN CONCRETO Y CUALQUIER GARANTÍA O CONDICIÓN DE NO INFRACCIÓN. Los productos de IBM están garantizados según los términos y condiciones de los acuerdos bajo los que se proporcionan