Fintech tan robustas como Bancos. Bancos tan ágiles como Fintech

By | 4 minute read | 15/07/2022

Bancos y Fintech

Banca y Fintech

Jaime Berrocal
IBM Cloud for Financial Sector

Nunca llueve a gusto de todos, pero la lluvia nos moja a todos por igual. Por eso, la aparente divergencia que hay entre las necesidades de las startups financieras (Fintech) y lo que requiere la banca tradicional, es solo eso: una apariencia.

Y es que todos los retos que deben afrontar en un futuro inmediato estos dos tipos de organizaciones se deben resolver de la misma manera: con un uso holístico de la tecnología. Es decir, convertir a la banca tradicional en entornos tan ágiles como las fintech, y en hacer que las fintech sean tan robustas como los bancos de toda la vida. Y todo esto sin obviar los aspectos de seguridad, protección del dato y cumplimiento regulatorio, que son especialmente relevantes en este sector.

Y justo de estos temas se debatió en el desayuno de fintech y entidades financieras que organizó IBM en el evento Revolution Banking en el mes de junio de 2022. Los directivos que acudieron al evento llegaron a la conclusión de que, en ocasiones, se generan fricciones entre las demandas de agilidad del mercado y las exigencias de las entidades regulatorias orientadas a garantizar la seguridad y resiliencia del servicio, así como la protección del cliente.

Colaboración público-privada para crear un mercado más ágil y competitivo

Tanto es así, que la totalidad de los asistentes al desayuno de trabajo de IBM, destacó que los aspectos de cumplimiento regulatorio suponen con frecuencia perder agilidad a la hora de obtener provecho a las capacidades que ofrece la tecnología de cara a innovar y optimizar sus productos y servicios.

En este sentido, Jaime Berrocal, IBM Cloud para el Sector Financiero, destacó que su organización lleva más de dos años manteniendo conversaciones con los principales reguladores, supervisores y entidades del sector a nivel local, regional y mundial. Y fruto de ello, se han incorporado a IBM Cloud capacidades específicas orientadas a facilitar a las empresas del sector, el cumplimiento regulatorio y de los requerimientos de seguridad que son exigidos por los marcos regulatorios.

La regulación: uno de los principales retos para la transformación del sector

De hecho, hubo unanimidad en el desayuno de trabajo al afirmar que el marco regulatorio es uno de los principales retos para la adopción de la tecnología Cloud en el sector financiero. Pero como todos los grandes retos, no ha de atacarse desde un solo plano. En el caso de la regulación de la computación en la nube para los bancos y fintech se subdivide en tres grandes retos:

1.-Marcos regulatorios locales, regionales y en continua evolución que exigen un esfuerzo continuado a bancos y fintech de supervisión y actualización de los controles y políticas que deben aplicar tanto en el plano tecnológico como operativo.

2.-Protección y soberanía de los datos que son almacenados y gestionados en la infraestructura tecnológica del proveedor de Cloud. En este escenario el posicionamiento ante el “Cloud Act”, la posibilidad de restringir la gestión de dicha infraestructura a espacio Euro, o la garantía técnica (y no solo declarativa) de que el proveedor de Cloud no va a poder acceder a los datos, cobran especial relevancia.

3.-Seguridad y resiliencia exigida por los supervisores y administraciones públicas, que exige las máximas certificaciones por parte del proveedor Cloud, así como instrumentos que faciliten la detección temprana de riesgos y planes de remediación.

En este sentido, el ecosistema que se genera entre los bancos y fintech es imprescindible para el desarrollo de una Cloud en la que los bancos puedan seguir demostrando al regulador que al consumir servicios de una fintech no incumple lo que se le exige. Y, al mismo tiempo, que las propias fintech, apoyándose en componentes tecnológicos, pueden demostrar que aportan soluciones seguras y acordes a la regulación para los bancos.

El reto del sector en convertirse en un negocio en la nube

En este contexto, es necesaria una aproximación Cloud para todo el sector que cumpla con los requerimientos de las organizaciones financieras, ya pertenezcan al sector de la Banca, Mercados Financieros o al de las Aseguradoras. Sabiendo que todas ellas van a verse sometidas a requerimientos similares, parece más sensato apoyarse en tecnología Cloud que incorpore las capacidades necesarias para facilitar esta labor.

Se debe contar con servicios e infraestructura en Cloud que sean “compliant” con la regulación, y al mismo tiempo dotar de capacidades que faciliten la labor de control y supervisión continua del cumplimiento regulatorio de los datos y las aplicaciones que se alojen.

También se hace imprescindible el uso de nubes seguras, en las que se soporte la computación confidencial, de forma que ni el propio proveedor Cloud pueda técnicamente acceder a los datos del cliente.

Un aspecto también importante es la proximidad. Sin ir más lejos, IBM va a abrir tres CPDs en la Comunidad de Madrid. Esto reduce en gran medida los problemas derivados de la latencia y los aspectos de soberanía del dato trasfronterizo.

En definitiva, la tecnología Cloud es una palanca clave que debe estar presente en la estrategia de todas las entidades financieras, si quieren dar respuesta a sus retos más acuciantes. Estas tecnologías suponen una transformación de los costes operativos, el acceso a la innovación y en dotar de una mayor agilidad y reducción del time-to-market para los nuevos productos y servicios.

[autopilot_shortcode]