API REST

menu icon

API REST

Las API REST proporcionan una forma flexible y ligera de integrar aplicaciones y han surgido como el método más común para conectar componentes en la arquitectura de microservicios.

¿Qué es una API REST?

Una API, o interfaz de programación de aplicaciones, es un conjunto de reglas que determinan cómo las aplicaciones o los dispositivos pueden conectarse y comunicarse entre sí. Una API REST es una API que se ajusta a los principios de diseño de REST, un estilo de arquitectura también denominado transferencia de estado representacional. Por este motivo, las API REST son a veces denominadas API RESTful.

REST, definido por primera vez en el año 2000 por el científico de la computación Dr. Roy Fielding en su tesis doctoral, proporciona un nivel relativamente alto de flexibilidad y libertad para los desarrolladores. Dicha flexibilidad es solo una razón por la que las API REST han surgido como un método común para conectar componentes y aplicaciones en una arquitectura de microservicios.

Principios de diseño de REST

En el nivel más básico, una API es un mecanismo que permite a una aplicación o servicio acceder a un recurso dentro de otra aplicación o servicio. La aplicación o servicio que realiza el acceso se denomina cliente y la aplicación o servicio que contiene el recurso se denomina servidor.

Algunas API, como SOAP o XML-RPC, imponen una estructura estricta a los desarrolladores. Sin embargo, las API REST se pueden desarrollar mediante el uso de prácticamente cualquier lenguaje de programación y son compatibles con una variedad de formatos de datos. El único requisito es que se ajusten a los siguientes seis principios de diseño de REST, también conocidos como restricciones de arquitectura:

  1. Interfaz uniforme: Todas las solicitudes de API para el mismo recurso deben ser iguales, independientemente de la procedencia de la solicitud. La API REST debe asegurarse de que el mismo dato, como el nombre o la dirección de e-mail de un usuario, pertenezca a un único identificador uniforme de recurso (URI). Los recursos no deben ser demasiado grandes, sin embargo, deben contener toda la información que el cliente pueda necesitar.
  2. Separación entre cliente y servidor: En el diseño de API REST, las aplicaciones de cliente y de servidor deben ser completamente independientes entre sí. La única información que la aplicación de cliente debe conocer es el URI del recurso solicitado. No puede interactuar con la aplicación de servidor de ninguna otra forma. Del mismo modo, una aplicación de servidor no debe modificar la aplicación de cliente más allá de entregarle los datos solicitados vía HTTP.
  3. Sin estado. Las API REST son sin estado, lo que significa que cada solicitud debe incluir toda la información necesaria para procesarla. En otras palabras, las API REST no requieren ninguna sesión en el lado del servidor. Las aplicaciones de servidor no pueden almacenar ningún dato relacionado con una solicitud de cliente.
  4. Capacidad de almacenamiento en memoria caché. Siempre que sea posible, los recursos deben poder almacenarse en la memoria caché en el lado del cliente o el servidor. Las respuestas de servidor también necesitan contener información de si el almacenamiento en memoria caché está permitido para el recurso entregado. El objetivo es mejorar el rendimiento en el lado del cliente, al mismo tiempo que aumenta la escalabilidad en el lado del servidor.
  5. Arquitectura de sistema de capas. En las API REST, las llamadas y respuestas pasan por diferentes capas. Como regla general, no debe suponer que las aplicaciones de cliente y de servidor se conectan directamente entre sí. Puede haber una serie de intermediarios diferentes en el bucle de comunicación. Las API REST deben diseñarse para que ni el cliente ni el servidor puedan notar si se comunican con la aplicación final o con un intermediario.
  6. Código bajo demanda (opcional). Generalmente, las API REST envían recursos estáticos, pero en algunos casos, las respuestas también pueden contener un código ejecutable (como applets de Java). En estos casos, el código solo debería ejecutarse bajo demanda.

Funcionamiento de las API REST

Las API REST se comunican a través de solicitudes HTTP para realizar funciones estándar de base de datos, como crear, leer, actualizar y suprimir registros (también conocidos como CRUD) dentro de un recurso. Por ejemplo, una API REST utilizará una solicitud GET para recuperar un registro, una solicitud POST para crearlo, una solicitud PUT para actualizarlo y una solicitud DELETE para suprimirlo. Todos los métodos HTTP se pueden utilizar en llamadas API. Una API REST bien diseñada es similar a un sitio web que se ejecuta en un navegador web con funcionalidad HTTP incorporada.

El estado de un recurso en un instante específico, o en una indicación de fecha y hora, se conoce como la representación de recursos. Esta información se puede entregar a un cliente en prácticamente cualquier formato, entre ellos JavaScript Object Notation (JSON), HTML, XLT, Python, PHP o un texto sin formato. JSON es popular debido a que es legible tanto por los seres humanos como por las máquinas y debido a que es independiente de un lenguaje de programación.

Las cabeceras y parámetros de solicitud también son importantes en las llamadas de API REST, puesto que incluyen información de identificador importante, como metadatos, autorizaciones, identificadores de recursos uniformes (URI), almacenamiento en memoria caché, cookies y más. Las cabeceras de solicitud y las cabeceras de respuesta, junto con los códigos de estado HTTP convencionales, se utilizan en las API REST bien diseñadas.

Mejores prácticas de la API REST

A pesar de que la flexibilidad es una gran ventaja del diseño de la API REST, esa misma flexibilidad hace que sea fácil diseñar una API que no funcione o que tenga un mal rendimiento. Por esta razón, los desarrolladores profesionales comparten las mejores prácticas en las especificaciones de la API REST.

La especificación OpenAPI Specification (OAS) establece una interfaz para describir una API de una manera que permita a cualquier desarrollador o aplicación descubrirla y comprender completamente sus parámetros y funcionalidades, entre ellos puntos finales disponibles, operaciones permitidas en cada punto final, parámetros de operación, métodos de autenticación y otra información. La última versión, OAS3 (enlace externo a IBM), incluye herramientas prácticas, como OpenAPI Generator, para generar clientes API y stubs de servidor en distintos lenguajes de programación.

La seguridad de una API REST también comienza con las mejores prácticas de la industria, como, por ejemplo, el uso de algoritmos hash para garantizar la seguridad de contraseñas y HTTPS para asegurar una transmisión de datos segura. Una estructura de autorización como OAuth 2.0 (enlace externo a IBM) puede ayudar a limitar los privilegios de las aplicaciones de terceros. Al utilizar una indicación de fecha y hora en la cabecera HTTP, una API también puede rechazar cualquier solicitud que llegue después de un periodo de tiempo determinado. La validación de parámetros y los tokens web de JSON son otras formas de garantizar que sólo los clientes autorizados pueden acceder a la API.

API REST e IBM Cloud

Los beneficios de las API REST significan que seguirán siendo una parte integral del proceso de desarrollo de software, especialmente porque la demanda de mejores experiencias del cliente y más aplicaciones afecta a las operaciones empresariales y TI.

Cuando se trata de satisfacer estas demandas, una mayor automatización sería de gran ayuda. Idealmente, empezaría con proyectos pequeños de éxito mensurable, los que luego puede escalar y optimizar para otros procesos y en otras partes de su organización. Trabajando con IBM, tendrá acceso a funcionalidades de automatización basadas en IA, incluyendo flujos de trabajo predefinidos, para acelerar la innovación haciendo que cada proceso sea más inteligente.

Las herramientas y los servicios de IBM pueden ayudarle a abordar problemas importantes en torno a las API, incluyendo la seguridad, la gestión y la automatización, a medida que continúa modernizando sus aplicaciones.

Dé el siguiente paso:

  • Conozca IBM Cloud Pak for Integration, el cual está basado en la capacidad principal de IBM API Connect para permitir que los arquitectos y administradores tengan control total del ciclo de vida de la API.
  • Visite IBM Cloud API Docs, que contiene documentación para las API soportadas en IBM Cloud.
  • Realice nuestra evaluación de integración para evaluar su nivel de madurez de integración a través de dimensiones críticas y descubra lo que puede hacer para llegar al siguiente nivel.
  • Descargue nuestra guía de integración ágil, la cual explora las ventajas de un enfoque basado en contenedores, descentralizado y alineado con microservicios para la integración de soluciones.

Empiece hoy mismo con una cuenta de IBM Cloud.