Visión general

¿Por qué es importante la interoperatividad en la asistencia sanitaria?

Siempre ha sido difícil acceder a los datos sanitarios y compartirlos de forma segura. La naturaleza de los datos sanitarios crea una paradoja: Es difícil compartirlos porque son confidenciales y requieren un alto nivel de privacidad y seguridad, pero no poder acceder a ellos cuando es necesario puede causar daños importantes. La falta de interoperatividad puede dar lugar a una comprensión incompleta de las necesidades sanitarias de un individuo o de toda la población, lo que puede desembocar en resultados mediocres y costes más elevados.

A medida que envejece la población mundial y aumenta la esperanza de vida de las personas, la interoperatividad y el intercambio de datos van a ser cada vez más importantes para prestar una asistencia sanitaria eficaz. En los Estados Unidos, la Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud (Agency for Healthcare Research and Quality) ha estimado que dos de cada tres personas mayores estadounidenses tienen al menos dos enfermedades físicas o mentales crónicas. El tratamiento para personas con varias enfermedades crónicas representa actualmente un 66 % aproximadamente de los costes sanitarios en EE. UU.

En su hoja de ruta nacional (PDF, 3,5 MB), la ONC (Office of the National Coordinator for Health Information Technology) afirma que el uso de registros electrónicos sanitarios (EHR) ha aumentado de forma significativa en los Estados Unidos. Hoy en día, muchos hospitales acceden de forma rutinaria a registros médicos y datos de pacientes de proveedores externos, pero menos de la mitad de los hospitales integran los datos que reciben en las historias clínicas de los pacientes. De ese modo, aunque el acceso a los datos clínicos vitales ha mejorado, todavía falta mucho por hacer para coordinar a todos los implicados para crear un ecosistema de datos integrados.

Además de permitir a los médicos y a otros proveedores de asistencia sanitaria obtener una visión más completa de sus pacientes, la interoperatividad de los datos sanitarios es útil para las organizaciones de todo el sector sanitario. Si los sistemas de información sanitaria estuvieran más integrados, se podría mejorar la comprensión de los índices de uso y la demanda de servicios de los planes sanitarios. Los proveedores de servicios públicos podrían acceder a los datos de la población para ver las tendencias y responder a las necesidades de los ciudadanos. Del mismo modo, las organizaciones de ciencias de la vida podrían utilizar conjuntos de datos sólidos para impulsar una investigación más rápida y fundamentada.

Con una mejor interoperatividad, las organizaciones podrían dejar de ver a los individuos como pacientes un día, miembros de un plan sanitario al día siguiente y consumidores de aplicaciones de salud al siguiente. En cambio, los responsables de la toma de decisiones en todo el sector podrían empezar a observar cómo acceden las personas a la información sanitaria y cómo la utilizan, independientemente de la fuente, para impulsar mejores modelos de atención, buscar una mejor seguridad de los pacientes y mejorar las experiencias para las personas a las que prestan servicio.

Ventajas de la interoperatividad en la asistencia sanitaria

Mejor coordinación asistencial

Al poder acceder a los datos, a los médicos les resulta más sencillo consultar la información sanitaria más importante de un paciente, de modo que se puede evitar la repetición de pruebas, prevenir interacciones involuntarias de los tratamientos y reducir la falta de comunicación.

Mayor rendimiento

Cuando combinar los datos es más sencillo, también es más fácil analizarlos. La interoperatividad permite a las organizaciones estudiar las tendencias de los datos, superar el rendimiento y mejorar la atención al paciente y otras áreas gracias a los datos.

Mejores experiencias

La interoperatividad de los datos puede reducir la cantidad de trabajo administrativo redundante tanto dentro como fuera de las organizaciones, y crear así una experiencia más satisfactoria tanto para los empleados como para aquellos a los que prestan servicio.

Visión general de FHIR

¿Qué es FHIR?

Fast Healthcare Interoperability Resources, también conocido como FHIR, es un marco de estándares de código abierto para datos sanitarios que se basa en un marco de estándares anterior denominado HL7. FHIR se creó para facilitar el traslado de datos sanitarios de un sistema a otro.

El FHIR organiza los datos en recursos, como el paciente, las enfermedades o los medicamentos, y proporciona una estructura estandarizada de organización e interpretación de datos para diferentes sistemas o aplicaciones informáticas. El FHIR también se puede utilizar para estructurar datos financieros y datos de flujo de trabajo, como información de reclamaciones o citas, entre otros.

Muchos de los principales sistemas de asistencia sanitaria de los Estados Unidos ya han adoptado el FHIR en su práctica de TI en el área de la salud. La iniciativa Blue Button 2.0 de Medicare se basa en el FHIR, y la Administración de Asuntos de los Veteranos ha desarrollado una plataforma FHIR llamada Lighthouse. Ambas opciones ofrecen plataformas para el acceso de los pacientes a la información sanitaria a través de FHIR.

El coordinador nacional de TI para la salud de los Estados Unidos ha incorporado el FHIR a la hoja de ruta de interoperatividad nacional (PDF, 3,5 MB) como pieza clave. Las nuevas regulaciones gubernamentales y la normativa de interoperatividad requieren que se amplíe la adopción del FHIR, por lo que es vital que las organizaciones sanitarias, especialmente las que reciben pagos por servicios de Medicare o Medicaid, conozcan el FHIR y lo incorporen a sus estrategias de interoperatividad.

Intercambios de información sanitaria

Interoperatividad e intercambios de información sanitaria

Los consumidores modernos tienen unas expectativas muy altas a la hora de acceder a la información, y actualmente muchos esperan tener acceso rápido y continuo a su historial médico y de asistencia. Es por eso que muchas organizaciones sanitarias están creando intercambios de información sanitaria (HIE), que son redes especializadas que dependen de sistemas interoperables para compartir información sanitaria electrónica de forma sencilla y segura.

A pesar de que la adopción de los EHR fue un primer paso acertado hacia la creación de HIE, todavía hay muchos retos que superar para alcanzar el nivel de interoperatividad necesario para obtener todas las ventajas de los HIE. Estos desafíos incluyen:

Falta de normalización: aunque los formatos estándar de los registros como FHIR y HL7 son cada vez más comunes y las nuevas regulaciones están empujando a los proveedores de EHR a proporcionar API que admitan la interoperatividad, muchos proveedores y sistemas de asistencia sanitaria utilizan sistemas de EHR personalizados que pueden ser difíciles de convertir a un formato estándar y de compartir con terceros.

Seguridad: las organizaciones sanitarias pueden tener dificultades para equilibrar la necesidad de accesibilidad a la información sanitaria con la necesidad de proteger la información confidencial y mantener la privacidad del paciente, especialmente con el aumento del número de ataques de ciberseguridad en los sistemas sanitarios (PDF, 1,3 MB).

Consentimiento: al crear sistemas de salud digitales en los que la información sanitaria fluye libremente de un proveedor a otro, no siempre está claro cuándo se necesita el consentimiento del paciente y qué nivel de consentimiento se necesita. Como es comprensible, las organizaciones sanitarias son muy prudentes al respecto y tienden a optar por no compartir la información.

Cargas profesionales: cuando se introducen nuevas herramientas para la conservación de registros, las personas necesitan aprender a utilizarlas. Es habitual que los profesionales de la salud recelen de los nuevos sistemas, ya que los sistemas de EHR suelen ser más eficaces en los flujos de trabajo administrativos y de facturación que en las necesidades clínicas.

Estas dificultades no son insalvables. Con los avances en cloud computing, especialmente en el cloud híbrido, es más fácil para las organizaciones mover y proteger los datos de forma coherente. Los entornos en cloud ofrecen la oportunidad de que las organizaciones creen conductos de datos que estandarizan los datos a un formato estándar del sector, como FHIR, y proporcionan acceso seguro a las personas que lo necesitan, ya sean pagadores, proveedores o los propios pacientes.

un hombre de pie mirando a una pizarra blanca

Información sobre cómo habilitar la interoperatividad de datos

Normativas gubernamentales

Iniciativas de CMS para fomentar la interoperatividad

En 2016, el presidente Obama dio un paso importante para resolver el bloqueo de información mediante la firma de la ley 21st Century Cures Act, que exige que los sistemas de EHR proporcionen una API de cara al paciente para mantener su certificación federal. En 2020, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) emitieron una norma que requiere que los planes sanitarios y los proveedores que reciben fondos federales de sus programas deben tomar medidas para facilitar el acceso a la información sanitaria.

La mayoría de las políticas se centran en animar a los pagadores a implementar interfaces de programación de aplicaciones (API) e intercambios de datos que proporcionen acceso seguro a sus directorios de proveedores, datos de reclamaciones de pacientes y otros recursos que facilitarían el acceso a los datos de forma oportuna. Este acceso daría a los pacientes, así como a los proveedores y a los pagadores, una visión más holística de los cuidados que reciben las personas y respaldaría iniciativas de salud pública más amplias.

un profesional de la salud trabajando en su ordenador portátil

Preparación para la interoperatividad

Descubra cómo afectan los estándares de interoperatividad obligatorios a su organización.

Retos de interoperatividad

Los retos de la interoperatividad en la asistencia sanitaria

Si bien muchos expertos y líderes del sector sanitario están de acuerdo en que una mayor interoperatividad mejoraría la salud en general, las organizaciones sanitarias suelen enfrentarse a ciertos retos comunes al intentar aumentar la interoperatividad de sus datos y sistemas. Vamos a analizar esos retos y cómo pueden superarlos las organizaciones:

Coordinación desestructurada
Mejorar la interoperatividad requiere una coordinación firme entre las diferentes organizaciones, reguladores y líderes, así como dentro de las organizaciones. Los reguladores proporcionan estándares y normas para que las sigas las organizaciones sanitarias, pero las organizaciones que quieran ser adoptar un enfoque proactivo hacia la interoperatividad deben pensar en crear una estrategia de interoperatividad dedicada y convertir la planificación de la interoperatividad en una prioridad.

Presupuestos limitados
No todas las organizaciones tienen los recursos financieros o técnicos que necesitan para invertir en la creación de un sistema verdaderamente interoperable. Puede que haya subvenciones públicas disponibles para actualizar los sistemas de registros sanitarios; las organizaciones deberían comprobar si pueden optar a ellas. Muchos proveedores de cloud también ofrecen modelos de pago por uso, de modo que los gastos técnicos pueden ser más asequibles y previsibles.

Diversas necesidades tecnológicas
Las organizaciones tienen que seguir normas y regulaciones diferentes en función del tipo de asistencia que proporcionan y de dónde se encuentran, por lo que muchas organizaciones tienen datos muy personalizados. Las organizaciones pueden conectar diferentes sistemas internos y externos a través de una plataforma de cloud híbrido que les ofrece opciones para combinar e integrar sus datos sin sacrificar las personalizaciones que necesitan.

Sistemas existentes
Las organizaciones de asistencia sanitaria con sistemas existentes antiguos se enfrentan a un doble desafío: la modernización de los sistemas y el cumplimiento de los requisitos de interoperatividad. Las organizaciones pueden cumplir ambos objetivos mediante un enfoque de cloud híbrido para extraer datos de los sistemas existentes y hacerlos más accesibles para las aplicaciones y los programas modernos. Este enfoque proporciona a las organizaciones la opción de mantener los datos en movimiento mientras trabajan en la actualización de los sistemas.

Niveles de interoperatividad

Niveles de interoperatividad en la asistencia sanitaria

La interoperatividad para la asistencia sanitaria tiene cuatro niveles diferentes que han definido los expertos en informática y la Sociedad de Sistemas de Información y Gestión en Sanidad (HIMSS). Algunos de estos niveles se pueden lograr hoy en día con la arquitectura de TI y los sistemas informáticos existentes, mientras que otros requerirán innovación y otros desarrollos en la tecnología centrada en el paciente.

Estos niveles incluyen:

un profesional de la salud analizando la pantalla de un ordenador

La transición hacia la interoperatividad

Descubra las etapas de madurez en todo el proceso de interoperatividad

Recursos de interoperatividad

Tecnología sanitaria

Descubra cómo la tecnología modelará e impulsará las innovaciones en la asistencia sanitaria.

Transformación de la asistencia sanitaria

Descubra cómo la tecnología puede mejorar y dar soporte a los modelos de atención centrados en el paciente.

Analítica de los datos de asistencia sanitaria

Descubra por qué la asistencia sanitaria puede beneficiarse de una sólida información y análisis de datos.

Ventajas de la interoperatividad para pagadores

Explore las oportunidades que proporciona la interoperatividad para los pagadores y sus miembros.

Más allá de la normativa de interoperatividad en asistencia sanitaria

Descubra de la mano de dos expertos por qué se amortizan las inversiones en interoperatividad a largo plazo.

Soluciones de interoperatividad

Soluciones de interoperatividad en la asistencia sanitaria

Desde la consultoría hasta la gestión de datos, pasando por un soporte intuitivo de API, IBM ofrece numerosas soluciones para facilitar y desarrollar la estrategia de interoperatividad de su organización.

Visualización universal e intercambio de imágenes

Simplifique la visualización de imágenes con un visor universal de calidad de diagnóstico que admite la colaboración en tiempo real para un máximo de 10 usuarios.

Archivo independiente de proveedor

Cree una estrategia de imagen que se conecte a toda la organización con un archivo de imágenes que reúna todos los datos de imagen, independientemente de la fuente o el formato.

Sistema integrado de gestión del desarrollo clínico

Agilice sus ensayos clínicos con un sistema de gestión de datos que respalda todas las fases de prueba en una plataforma intuitiva y unificada que se puede utilizar en todos los sitios de prueba.

Consultoría de asistencia sanitaria

Los expertos del sector pueden ayudarle a sortear con éxito los retos de interoperatividad y desarrollar una estrategia compatible con los requisitos y los objetivos de su organización.