¿Qué es la supervisión del cumplimiento?
Explore IBM® Security Guardium Insights
Dibujo isométrico que muestra diferentes soluciones de seguridad, todas ellas con seguridad IBM
¿Qué es la supervisión del cumplimiento?

La supervisión del cumplimiento es el acto de evaluar continuamente si una organización cumple los requisitos reglamentarios, incluidas las políticas internas y las normas específicas del sector. Su objetivo es ayudar a las organizaciones a lograr un cumplimiento coherente de la normativa y evitar ámbitos de incumplimiento.

La supervisión del cumplimiento se considera a menudo una parte importante del sistema de gestión del cumplimiento de una organización y de la posición general de ciberseguridad. Esto se debe a que el incumplimiento de los requisitos de cumplimiento puede acarrear graves consecuencias, como multas, interrupciones de la actividad empresarial e incluso un mayor riesgo de vulneración de datos

La mayoría de los reguladores de EE.UU. y el Reino Unido también exigen ahora algún tipo de supervisión del cumplimiento. Por ejemplo, la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (enlace externo a ibm.com) insiste en tener un plan de supervisión del cumplimiento antes de aprobar a una empresa en el mercado financiero.

A día de hoy, no existen normas establecidas para la supervisión del cumplimiento, por lo que cada organización es responsable de establecer su propio programa de supervisión del cumplimiento. Algunas organizaciones realizan la supervisión interna, lo que significa que son responsables de supervisar los riesgos de cumplimiento utilizando sus propias políticas y herramientas internas, mientras que otras subcontratan el proceso a proveedores externos. 

Muchos consideran que estas soluciones y plataformas de seguridad gestionadas, que utilizan paneles de control, software de cumplimiento y un alto grado de automatización, pueden ayudar a optimizar el proceso de gestión del cumplimiento y ofrecer una supervisión más rápida.

La importancia del control del cumplimiento

Para comprender la importancia de la supervisión del cumplimiento, piense en el panorama normativo actual. En todo el mundo, los gobiernos, las autoridades comerciales, las organizaciones de normalización del sector e incluso las empresas han creado una red de requisitos de cumplimiento que se aplican a cualquier empresa que opere en su jurisdicción o sector, independientemente de dónde tenga su sede.

El incumplimiento de los requisitos de cumplimiento a menudo puede generar importantes multas y problemas legales. Por ejemplo, en mayo de 2023, la autoridad irlandesa de protección de datos impuso una multa de 1.300 millones de dólares a la californiana Meta por infracciones del RGPD (enlace externo a ibm.com). 

Además, los altos directivos y otras personas tienen sus propias responsabilidades reglamentarias. Por ejemplo, la Ley Sarbanes-Oxley (ley SOX), una ley reguladora estadounidense cuyo objetivo es prevenir el fraude empresarial, estipula que los ejecutivos pueden enfrentarse a una multa de hasta un millón de dólares y diez años de cárcel por certificar un informe financiero incorrecto. 

En pocas palabras, el cumplimiento es complejo, y esta complejidad puede llevar a las empresas a infringir sin querer las normas de cumplimiento en sus operaciones cotidianas. Es posible que no comprendan del todo los matices de los requisitos de cumplimiento al expandirse a una nueva región, o que pasen por alto las actualizaciones de las leyes de protección de datos que obligan a revelar las políticas de privacidad de datos a los clientes.

La supervisión del cumplimiento ayuda a las organizaciones a gestionar estos riesgos y a mantenerse al tanto del cambiante panorama normativo. Les ahorra tiempo y dinero, permitiéndoles detectar infracciones en tiempo real antes de que se conviertan en problemas mayores. También genera una mayor eficiencia organizativa, agilizando el complejo proceso de elaboración de informes normativos.

Desde el punto de vista de la seguridad, la supervisión del cumplimiento también fomenta una mejor gestión del riesgo y la transparencia organizativa, ventajas que se han vuelto cada vez más fundamentales a medida que los clientes se preocupan más por la privacidad de los datos y la posibilidad de que se produzcan filtraciones. Al mantener el cumplimiento de la normativa, las organizaciones no sólo se protegen a sí mismas, sino que también generan confianza entre las partes interesadas.

 

Cómo hacer un plan de supervisión del cumplimiento

Un control eficaz del cumplimiento requiere un enfoque global que implique a toda una serie de partes interesadas, políticas y procesos empresariales.

A continuación se indican algunos pasos comunes que deben tenerse en cuenta al elaborar un plan de supervisión del cumplimiento:

Realizar una evaluación de los riesgos de cumplimiento

Las evaluaciones de riesgos de cumplimiento pueden ayudar a las organizaciones a identificar posibles áreas de incumplimiento y evaluar el riesgo asociado a cada una de ellas. A continuación, las empresas pueden priorizar estos riesgos y asignar recursos a las áreas que plantean la mayor amenaza. Por ejemplo, determinados sectores tienen sus propias normas, como la HIPAA para la sanidad o la PCI para los servicios financieros.

Desarrollar una política de cumplimiento

Una vez identificados los riesgos o problemas de cumplimiento, el siguiente paso es establecer una política de cumplimiento. Esta política debe proporcionar procedimientos de cumplimiento claros y comunicarse adecuadamente a todos los miembros de la empresa.

Tenga en cuenta que una política de cumplimiento es fundamental para una supervisión eficaz del cumplimiento. En ella se establecen las normas de una organización para un comportamiento conforme a la ley, mientras que en la supervisión del cumplimiento se comprueba que esas normas se cumplen sistemáticamente.

Formar a los empleados

Es importante recordar que el cumplimiento no es responsabilidad exclusiva del equipo de cumplimiento. La supervisión eficaz del cumplimiento implica a varios departamentos y personas de toda la organización.

La formación de los empleados ayuda a cada uno de ellos a comprender su papel en el cumplimiento de la normativa de una organización. La formación debe impartirse con regularidad e incluir a todos los empleados pertinentes, incluida la alta dirección, ya que son los responsables últimos de marcar la pauta y fomentar una cultura de cumplimiento normativo en toda la organización.

Establecer estrategias de supervisión y pruebas

Las organizaciones deben realizar pruebas periódicas para asegurarse de que su programa de supervisión del cumplimiento es eficaz a la hora de detectar vulnerabilidades y proporcionar una rápida corrección. 

Las soluciones tecnológicas, como el software de gestión del cumplimiento normativo SIEM, pueden ayudar a automatizar este proceso de comprobación mediante la supervisión continua, en la que la SIEM recopila y analiza continuamente datos en tiempo real para detectar áreas de incumplimiento.

Aplicar medidas correctoras y planes de corrección

Cuando las organizaciones detectan áreas de incumplimiento, deben tomar medidas correctivas inmediatas y aplicar planes de reparación para solucionar el problema y evitar que se repita. Las medidas correctivas pueden incluir la revisión de las políticas internas, la mejora de la formación de los empleados, el replanteamiento de los flujos de trabajo de la empresa o la inversión en mejores soluciones de cumplimiento. 

Los equipos de cumplimiento también deben considerar el seguimiento y la documentación de las medidas correctivas para garantizar que otros las apliquen de forma eficaz y coherente en el futuro.

Manténgase al día

Las políticas de cumplimiento y los planes de control deben revisarse y actualizarse periódicamente para reflejar los cambios en la normativa o en las operaciones empresariales, así como los avances tecnológicos.

El cumplimiento es un objetivo en movimiento, y un programa sólido de supervisión del cumplimiento debe ser actual y ágil para responder a la evolución de los riesgos de cumplimiento y los requisitos normativos.

Auditoría interna

Algunas organizaciones optan por realizar una auditoría interna además de una evaluación de riesgos. A diferencia de una auditoría de cumplimiento, que suele realizar un responsable de cumplimiento o el equipo de cumplimiento, las auditorías internas las suele llevar a cabo una empresa externa o el departamento de auditoría interna de una organización, lo que las hace totalmente independientes.

Debido a esta independencia, las auditorías internas pueden proporcionar a las organizaciones, especialmente a las más grandes, un rigor adicional y más controles y equilibrios. También pueden servir como registro histórico de las actividades de cumplimiento e incluso pueden compartirse con las autoridades reguladoras para demostrar la responsabilidad durante una auditoría reglamentaria.

Los retos de la supervisión del cumplimiento

La supervisión del cumplimiento es un proceso dinámico que utiliza sistemas manuales y automatizados y, a menudo, implica auditorías y evaluaciones. 

Aunque son muchas las ventajas, la implantación de un sistema eficaz de control del cumplimiento puede tener sus dificultades. 

Algunas de ellas son:

  • Falta de recursos: la supervisión del cumplimiento requiere importantes recursos financieros, humanos y técnicos. Las empresas más pequeñas pueden tener dificultades para asignar recursos suficientes a la supervisión del cumplimiento, lo que dificulta el cumplimiento de los requisitos normativos.

  • Complejidad de las regulaciones: estar al día de la normativa puede resultar confuso y abrumador. A menudo, el control del cumplimiento exige que las empresas comprendan y cumplan requisitos y normas complejos en distintas jurisdicciones, especialmente las multinacionales que operan en distintos entornos normativos.

  • Procesos manuales: la supervisión del cumplimiento puede llevar mucho tiempo. Los procesos tradicionales de gestión del cumplimiento dependen en gran medida de procesos manuales, lo que aumenta la complejidad, los errores y las imprecisiones y, en última instancia, el incumplimiento de los requisitos de cumplimiento, las infracciones normativas y las interrupciones operativas.

  • Falta de responsabilidad: la supervisión del cumplimiento exige un alto grado de responsabilidad, tanto a nivel individual como organizativo. Los empleados tienen que comprender la importancia del cumplimiento y asumir la responsabilidad de sus acciones, mientras que la dirección tiene que dar prioridad al cumplimiento y reiterar continuamente su política de cumplimiento.

  • Complejidad de la integración: para implantar un programa eficaz de control del cumplimiento es necesario combinar datos procedentes de múltiples sistemas empresariales, como software de gestión del cumplimiento, software de análisis de datos, herramientas de elaboración de informes y almacenes de datos. Puede resultar difícil integrar plenamente estas tecnologías, lo que puede dar lugar a problemas de precisión de los datos, duplicación y lagunas en el cumplimiento.

Comparación entre las soluciones de cumplimiento internas, de terceros e híbridas

Las formas más comunes de soluciones de cumplimiento son las internas, de terceros e híbridas.

Internas

La supervisión interna del cumplimiento de la normativa ofrece a las organizaciones un alto grado de control y personalización de sus iniciativas de cumplimiento. Las empresas pueden desarrollar sistemas a medida que se ajusten a sus necesidades empresariales y tener un control directo sobre la seguridad de sus datos.

Aunque la implantación del sistema de control del cumplimiento conlleva unos costes iniciales, los gastos corrientes pueden ser menores una vez implantado. Aun así, las organizaciones deben invertir en la creación de un sistema interno de supervisión y conocimientos especializados, lo que puede suponer un importante compromiso de recursos.

De terceros

Las soluciones de control del cumplimiento de terceros aportan conocimientos especializados a las organizaciones. Estos proveedores se mantienen al día de la evolución de la normativa y las normas del sector y proporcionan con frecuencia informes de cumplimiento actualizados. 

Las soluciones de cumplimiento de terceros también suelen ser más escalables, lo que las hace adecuadas para empresas de distintos tamaños. Estos proveedores suelen utilizar paneles de control y supervisión continua para ayudar a las organizaciones a mantener una visión en tiempo real de su estado de cumplimiento. Esta visibilidad en tiempo real ayuda a identificar y abordar rápidamente los incumplimientos, mejorando la capacidad de la organización para demostrar su responsabilidad.

Además, la externalización de la supervisión del cumplimiento puede liberar recursos internos, lo que permite a las organizaciones centrarse en sus actividades principales.

Los servicios gestionados de gestión de eventos e información de seguridad (SIEM) son una forma popular de software de gestión del cumplimiento. Estos servicios proporcionan muchos de los beneficios compartidos anteriormente y también con frecuencia dan a las empresas acceso a expertos en ciberseguridad que se especializan en la supervisión, mitigación y respuesta a las vulnerabilidades y los riesgos de cumplimiento. 

Híbrida

Algunas organizaciones también pueden optar por un enfoque híbrido, combinando la experiencia interna con herramientas de terceros, como el software de cumplimiento, para lograr un equilibrio que se adapte a sus necesidades.

Soluciones relacionadas
Supervisión del cumplimiento con IBM® Guardium Insights

Racionalice el intercambio de políticas, auditorías e informes para un cumplimiento automatizado. 

Explore Guardium Insights

IBM Security Guardium Data Protection

Automatice las auditorías y la elaboración de informes de cumplimiento, detecte y clasifique datos y fuentes de datos, supervise la actividad de los usuarios y responda a las amenazas casi en tiempo real. 

Explore la protección de datos de Security Guardium

Conformidad con IBM® Security QRadar SIEM

Demuestre la conformidad con las normativas y las auditorías internas con ayuda de IBM® Security QRadar SIEM.

Explore las soluciones de cumplimiento SIEM de QRadar
Recursos Informe sobre el coste de la vulneración de datos

Esté mejor equipado para detectar y responder al creciente panorama de amenazas. Consulte el último informe para obtener información y recomendaciones sobre cómo ahorrar tiempo y limitar las pérdidas.

¿Qué es el cumplimiento de los datos?

La conformidad de los datos es el acto de procesar y gestionar datos personales y sensibles de forma que se cumplan los requisitos reglamentarios, las normas del sector y las políticas internas de seguridad y privacidad de los datos.

¿Qué es SIEM?

La gestión de eventos e información de seguridad (SIEM, por sus siglas en inglés) es una solución de seguridad que ayuda a las organizaciones a reconocer y gestionar posibles amenazas y vulnerabilidades de seguridad antes de que perturben su actividad.

De el siguiente paso

Descubra cómo IBM® Security Guardium Insights puede automatizar y acelerar los procesos de conformidad para ayudarle a cumplir de forma coherente las normativas de ciberseguridad y conformidad de datos. 

Explore IBM® Security Guardium Insights Pruebe Guardium Insights gratis