Pase de CAPEX a OPEX sin sacrificar el rendimiento

Los productos de Cloud pueden maximizar los beneficios y optimizar las cargas de trabajo. Aun así, IBM Cloud es mucho más que un simple cloud. El catálogo de servidores de IBM Cloud contiene potentes opciones que satisfacen los requisitos y presupuestos de muchas aplicaciones. Así podrá hacer crecer su negocio hasta donde necesite, de forma fácil, segura y fiable.

Acelere su negocio. Mejore sus resultados.

Tool icon representing the ability to provision servers on demand

Suministre servidores on demand

Despliegue un servidor virtual o bare metal IaaS en cuestión de minutos. Personalice un servidor bare metal en 2 - 4 horas.

Check icon representing the ability to extend your on-premises data centers to the cloud

Amplíe sus centros de datos locales

Cree, despliegue y gestione servidores IaaS en su propio cloud o en un cloud híbrido.

Icon representing smooth integration

Integre sin fisuras

Integre los servidores bare metal con los servidores virtuales de IBM ya existentes hoy mismo o cuando la complejidad de la aplicación lo exija.

Los servidores de IBM Cloud satisfacen las necesidades más exigentes

Foto genérica que representa la capacidad de resolver problemas complejos con HPC en un bloque de escalabilidad bare metal: Foto genérica que representa la escalabilidad

HPC en entorno bare metal

Agilice la resolución de problemas complejos con informática de alto rendimiento en el cloud.

Foto genérica que representa un gran volumen de datos en un servidor bare metal

Escalabilidad sencilla con servidores virtuales

Adáptese al ritmo de crecimiento de su negocio escalando de docenas a cientos de instancias.

Foto genérica que representa un gran volumen de datos en un servidor bare metal

Grandes volúmenes de datos en servidores bare metal

Procese grandes volúmenes de datos de manera rápida y económica.

Foto genérica que representa una red de centros de datos globales

Gran alcance global con servidores virtuales

Conozca las necesidades de los usuarios dondequiera que se encuentren, con más de 55 centros de datos globales.

Control total de los servidores virtuales o dedicados