Visión general

Una empresa de telecomunicaciones determina que su prioridad principal es conocer a los clientes donde se encuentran - en sus dispositivos. El equipo de desarrollo empieza creando una aplicación móvil que permite a los clientes pagar facturas y consultar los datos de uso. El equipo también decide crear esta aplicación en cloud. Esto mantendrá sus costes bajos y proporcionará la capacidad de actualizar la aplicación fácilmente cuando los clientes pidan características adicionales.

Testimonio

"La tecnología ha revolucionado este sector transformando la forma de hacer las cosas y logrando la personalización de experiencias. A medida que la tecnología evoluciona y somos capaces de escuchar lo que nuestros clientes nos piden, mejor podemos ofrecer experiencias únicas. IBM, con su tecnología, nos ayuda a alcanzar ese objetivo."

- Mateo Ramón, Director de información, Grupo Piñero

Visita guiada

1. Cree una aplicación de front-end local

El equipo empieza con una pila Node.js preconfigurada y la personaliza para ajustarla a sus requisitos. La despliegan localmente.

Diagrama de arquitectura que muestra una pila Node.js Express para la aplicación web y para utilizar la pila Spring Boot para la aplicación de back-end

2. Conecte a un back-end local

El equipo selecciona una aplicación preconfigurada para el back-end. Personalizan el código, lo despliegan localmente y lo conectan a la aplicación de front-end.

Captura de pantalla que muestra un usuario insertando texto en un archivo xml. Para conectarse al back-end.

3. Despliegue en Red Hat® OpenShift® on IBM Cloud®

Utilizando una interconexión preconfigurada, el equipo despliega la aplicación en Red Hat OpenShift Container Platform. De esta manera, estará disponible para los clientes.

Red Hat OpenShift en ejecución en IBM Cloud Pak for Applications

Caso de uso: Modernice las aplicaciones tradicionales

Aproveche los sistemas clave - incluso si no están en cloud.