Migración de aplicaciones
Banner gráfico de IBM Cloud
Migración de aplicaciones

Obtenga información sobre la migración de aplicaciones a los entornos nativos de la nube y en contenedores actuales, y descubra las mejores prácticas para planificar un proyecto de migración de aplicaciones exitoso.

Productos destacados

WebSphere Hybrid Edition


¿Qué es la migración de aplicaciones?

La migración de aplicaciones es el proceso de mover una aplicación de software de un entorno informático a otro. Por ejemplo, puede migrar una aplicación de un centro de datos a otro, de un servidor local al entorno de un proveedor de nube, o de la nube pública a un entorno de nube privada.

Debido a que las aplicaciones generalmente se crean para ejecutarse en sistemas operativos particulares en arquitecturas de red específicas o se desarrollan para una plataforma única en la nube, mover una aplicación a un nuevo entorno puede plantear varios desafíos. Por lo general, es más fácil migrar aplicaciones desde arquitecturas virtualizadas o basadas en servicios que migrar aquellas que se ejecutan en hardware bare metal.

Determinar una estrategia general de migración de aplicaciones implica considerar las dependencias y los requisitos técnicos de cada aplicación, así como las limitaciones de seguridad, cumplimiento y costos de su empresa.

Las diversas aplicaciones pueden tomar distintos caminos a la nube, incluso dentro del mismo entorno tecnológico. Desde los primeros días de la computación en la nube, los desarrolladores se han referido a estos patrones de migración de aplicaciones con nombres que comienzan con "R."

  • Rehosting: También conocido como lift-and-shift, es una estrategia común en la que la empresa mueve la aplicación de un servidor local a una máquina virtual  en la nube sin realizar cambios significativos. El rehosting de aplicaciones suele ser más rápido que otras estrategias de migración y puede reducir significativamente los costos de migración. La desventaja es que sin modificaciones, las aplicaciones no se benefician de las funcionalidades informáticas nativas de la nube, y los costos a largo plazo de ejecutarlas en la nube pueden terminar siendo más altos.
  • Refactorización o rearquitectura: La refactorización se refiere a realizar cambios bastante significativos en la aplicación para que pueda escalar o funcionar mejor en un entorno de nube. Podría implicar la recodificación de partes importantes de la aplicación para que pueda aprovechar mejor las funcionalidades nativas de la nube, como reestructurar una aplicación monolítica en un conjunto de microservicios o modernizar el almacén de datos de SQL a NoSQL.
  • Cambio de plataforma: Una especie de término medio entre el lift-and-shift y la rearquitectura, el cambio de plataforma de una aplicación implica realizar cambios menores para que pueda beneficiarse mejor de la arquitectura en la nube. Algunos ejemplos podrían ser la actualización de la aplicación para que funcione con una base de datos gestionada nativa de la nube, el cambio de los sistemas operativos o el middleware con el que funcionará, o la contenerización de la aplicación.
  • Retiro/reemplazo: En algunos casos, tiene más sentido simplemente retirar la aplicación. Esto podría deberse a que su valor es limitado, a que sus funcionalidades se duplican en otras partes de su entorno o a que es más rentable reemplazarla con una nueva solución, a menudo una plataforma de Software como servicio (SaaS), que migrar la aplicación.

Estrategia

Para desarrollar la estrategia de migración de aplicaciones que mejor se adapte al entorno de TI y a las necesidades comerciales propias de su empresa, deberá comprender exactamente qué hay en su cartera de aplicaciones, las características específicas de sus requisitos de seguridad y cumplimiento, los recursos en la nube que consume actualmente y cómo son sus infraestructuras de red, computación y almacenamiento en las instalaciones.

Para que una migración a la nube tenga éxito, también deberá tener claros los impulsores comerciales clave que lo motivan y alinear su estrategia con ellos. Deberá ser consciente de por qué está migrando a la nube y qué espera lograr con la transición.

En el siguiente video, Andrea Crawford analiza más detenidamente la migración a la nube:

Riesgos de la migración de aplicaciones


Es probable que las partes interesadas teman que la migración de aplicaciones cause interrupciones en el negocio o genere costos imprevistos. Los riesgos más comunes incluyen los siguientes:

  • Desafíos técnicos imprevistos: Por ejemplo, una aplicación puede tener tantas dependencias que la refactorización o el cambio de plataforma pueden ser mucho más complejos y consumir más tiempo de lo que se pensaba originalmente.
  • Costos imprevistos: Sin una planificación adecuada, las empresas pueden incurrir en gastos que no habían presupuestado, como nuevas tarifas de licencia o los costos de capacitación relacionados con la puesta al día de los empleados en el uso de las nuevas herramientas.
  • Tiempo de inactividad inesperado: Los cambios importantes en una aplicación pueden generar conflictos o problemas que provoquen un tiempo de inactividad no planificado, tanto para la aplicación como para los sistemas conectados o dependientes.
  • Problemas culturales o dificultades en la gestión del cambio: Las diferentes organizaciones usan las aplicaciones de manera diferente y esas diferencias pueden crear fricciones que ralentizan un proyecto de migración.

Llevar a cabo una evaluación cuidadosa y detallada de los riesgos y beneficios asociados al rehosting, la rearquitectura/cambio de plataforma, o la retirada de cada aplicación de su cartera, puede ayudar a mitigar los riesgos generales vinculados a la migración de aplicaciones. En particular, es importante comparar los costos de los distintos departamentos con el costo total para la empresa y evaluar el costo total de propiedad (TCO) de cualquier hardware que deba costear para mantener las aplicaciones en las instalaciones.

 

Casos de uso de cambio para la migración de aplicaciones


En años anteriores, muchas veces las empresas procuraban trasladar aplicaciones a la nube porque querían la flexibilidad, la escalabilidad o la estructura de costos predecible de pago por uso que ofrecen los proveedores de la nube. Hoy, sin embargo, también buscan entornos que permitan la innovación. Ya sea que eso signifique el acceso a los procesadores de alto rendimiento necesarios para impulsar algoritmos de aprendizaje profundo o aplicaciones en contenedores que permitan a los equipos de desarrollo mejorar las experiencias digitales de los clientes rápidamente al implementar cambios a gran velocidad, las tecnologías en la nube hacen posible que las empresas experimenten y prueben nuevas ideas, y "fallen más rápido". En muchos casos, las tecnologías compatibles con la nube, como la contenerización, permiten ofrecer a los usuarios finales mejores experiencias que las máquinas virtuales a las que reemplazan.


Plan de migración de aplicaciones en tres etapas

En términos generales, el proceso de planificación de la migración de aplicaciones se puede dividir en tres etapas. En cada una de ellas, es fundamental sopesar los costos de todas las posibles opciones, incluida la elección de retener algunas cargas de trabajo locales.

 

Identificación y evaluación de la aplicación
 

En esta fase de descubrimiento inicial, debe comenzar asegurándose de tener un catálogo completo de todas las aplicaciones en su cartera. Luego, categorizará las aplicaciones en función de si tienen una importancia crítica o no para el negocio, si su valor es estratégico o no, y lo que arriesga al migrar cada una de ellas a la nube. Debe tratar de comprender el valor de cada aplicación en relación con estas características:

  • Impacto en el negocio
  • Capacidad para satisfacer necesidades comerciales cruciales
  • Oportunidad e importancia de los datos
  • Tamaño, complejidad y manejabilidad
  • Costo de mantenimiento y desarrollo
  • Mayor valor de la migración a la nube

Luego, deberá realizar una evaluación de afinidad con la nube para cada aplicación que considere migrar. Durante este proceso, puede determinar qué aplicaciones están listas para funcionar tal como están y cuáles necesitarían cambios significativos antes de estar listas para la nube.

También puede emplear herramientas de detección de dependencias de aplicaciones para ayudarlo a determinar la viabilidad de migrar una carga de trabajo en particular fuera de su entorno actual.

 

Evaluación del costo total de propiedad (TCO)
 

Determinar el costo total de un proyecto de migración a la nube puede ser una tarea compleja. Deberá comparar escenarios hipotéticos: mantener las aplicaciones y la infraestructura en las instalaciones o trasladarlas a la nube. Esto significa que tendrá que calcular los costos de compra, operación y mantenimiento del hardware que mantendría en las instalaciones en cualquier escenario y los costos de licencia del software.

Deberá comparar la factura mensual que obtendría de su proveedor de nube en cualquier escenario y los costos de la migración en sí, incluidos los costos de probar la nueva infraestructura y capacitar a los empleados para usar el software actualizado. No olvide considerar los costos de mantenimiento de las aplicaciones heredadas que permanecen en las instalaciones.

 

Evalúe el riesgo general y la duración del proyecto
 

En la fase final de la planificación de la migración, establecerá un cronograma para el proyecto e identificará los riesgos u obstáculos que muy probablemente encuentre.

 

Migración de aplicaciones heredadas a la nube
 

En términos generales, cuanto más antigua es la aplicación, más complicado (y en consecuencia, potencialmente menos valioso) es migrar a la nube. El software obsoleto es problemático de muchas maneras: es caro de mantener, puede generar problemas de seguridad si ya no se repara y tiende a funcionar mal en los entornos informáticos modernos. Sea especialmente minucioso con su evaluación de las aplicaciones heredadas antes de decidir migrarlas.


Lista de verificación, preguntas y pruebas
Lista de verificación y preguntas

Al evaluar la viabilidad y prioridad de cada aplicación como candidata a la migración, deberá considerar las siguientes preguntas.

 

Complejidad
 

  • ¿Dónde se desarrolló esta aplicación? Si fue un desarrollo interno, ¿el desarrollador todavía trabaja en su empresa?
  • ¿Está disponible la documentación de la aplicación?
  • ¿Cuántos años tiene la aplicación? ¿Cuánto tiempo ha estado en uso?
  • ¿Cuántas otras aplicaciones o flujos de trabajo dentro de su organización dependen de esta de alguna manera?

 

Criticidad
 

  • ¿Cuántos usuarios dependen de esta aplicación a diario? ¿Semanalmente?
  • ¿Cuánto tiempo de inactividad podrían tolerar antes de que se interrumpan las operaciones comerciales?
  • ¿Se utiliza la aplicación en producción, desarrollo, pruebas o las tres alternativas anteriores?
  • ¿La gestión de la aplicación está a cargo de un equipo de TI interno o de un proveedor externo?
  • ¿Hay otras aplicaciones con requisitos de tiempo de actividad/inactividad que deban sincronizarse con los de esta aplicación?

 

Conformidad
 

  • ¿Qué requisitos reglamentarios debe cumplir su organización?

 

Disponibilidad
 

  • ¿Qué estándares de tiempo de actividad debe cumplir esta aplicación? ¿Está sujeto a un acuerdo de nivel de servicio (SLA) que estipule un tiempo de actividad del 99,99 %, por ejemplo?
Prueba

Para asegurarse de que no se pierdan datos o funcionalidades durante el proceso de migración de la aplicación, debe realizar pruebas durante la migración para verificar que todos los datos estén presentes, que se haya mantenido la integridad de los datos y que los datos estén ahora en la ubicación de almacenamiento correcta.

También es fundamental realizar pruebas de seguimiento después de que se complete la migración, comparar el rendimiento de la aplicación y garantizar que los controles de seguridad se mantengan.


Migración de aplicaciones en hipervisores

La virtualización es un componente fundamental en muchas estrategias de migración a la nube porque las máquinas virtuales se pueden ejecutar fácilmente en nuevos entornos de hardware físico. Incluso es posible mover una aplicación en vivo, que se está ejecutando en una máquina virtual, entre máquinas host físicas sin interrumpir la experiencia del usuario final. La flexibilidad y versatilidad de los entornos informáticos virtualizados simplifica drásticamente el proceso de migración de aplicaciones.

Para obtener más información sobre el papel que puede desempeñar la virtualización en las estrategias modernas de computación en la nube, vea el siguiente video:

Tipos de hipervisores y opciones de migración
 

Varias soluciones de replicación y migración disponibles actualmente permiten a sus clientes migrar máquinas virtuales entre servidores bare metal, servidores virtuales en la nube e incluso hipervisores.

  • Migración de aplicaciones VMWare: Es posible utilizar el enfoque lift-and-shift para migrar máquinas virtuales que se ejecutan en instancias de VMware locales a un VMWare VCenter Server que se ejecuta en una nube privada sin interrumpir las operaciones, causar tiempo de inactividad ni requerir la reconfiguración de la aplicación.
  • Migración de aplicaciones de Red Hat: Red Hat ofrece un kit de herramientas de migración de aplicaciones, que es una solución de software personalizable y extensible, que analiza los entornos de TI para identificar las interdependencias de las aplicaciones. Proporciona informes de analítica tipo panel de control para resaltar las aplicaciones que es probable que experimenten problemas durante la migración.

Servicios en la nube disponibles

Hay muchos servicios disponibles para ayudar a su empresa a diseñar estrategias, planificar y ejecutar una migración exitosa a la nube.

 

Plan de migración
 

En un paquete de servicios integrales del plan de migración, su proveedor lo ayudará a aclarar su estrategia y objetivos de migración, recopilando información sobre sus aplicaciones y entorno, identificando las necesidades de sus usuarios y los requisitos de su negocio, y elaborando un plan de acción detallado para su migración.

 

Implementación de la migración
 

Si elige una opción de implementación gestionada, su proveedor no solo lo ayudará a diseñar una estrategia y planificar su migración, sino que también gestionará la migración en sí y cualquier prueba y solución de problemas asociados. Por lo general, se trata de una oferta de servicio preconfigurada que incluye soporte a gran escala de extremo a extremo.

 

servicios gestionados en la nube
 

Una solución de servicios en la nube gestionada normalmente incluye la supervisión y el mantenimiento de su entorno de TI basado en la nube. Su proveedor de servicios de nube gestionados asumirá la responsabilidad de múltiples funciones, que van desde la administración de la seguridad de la nube hasta la adquisición de soluciones como servicio de proveedores en su nombre. La migración de aplicaciones puede incluirse dentro de una solución de servicios en paquete o agregarse a la carta.

 

Modernización de aplicaciones
 

Los servicios de modernización de aplicaciones incluyen ofertas de desarrollo personalizado que pueden preparar aplicaciones heredadas para su uso en la nube, modificándolas para que se ejecuten en contenedores o entornos virtualizados.


Migración de aplicaciones e IBM Cloud

La migración de aplicaciones puede ser el comienzo de nuevas posibilidades de innovación, que incluyen la modernización de aplicaciones en el proceso de transición a la nube de una organización. Es por eso que IBM Cloud ofrece un conjunto completo de herramientas y servicios de migración a la nube para seguir avanzando.

Dé el siguiente paso:

Empiece con una cuenta de IBM Cloud hoy mismo.


Soluciones relacionadas

Modernización de aplicaciones

Cree, modernice y gestione aplicaciones de forma segura en cualquier nube, con confianza


IBM Cloud

IBM Cloud with Red Hat ofrece seguridad líder en el mercado, escalabilidad empresarial e innovación abierta para desplegar todo el potencial de la nube y de la IA.


Servicios de migración a la nube

Los servicios de migración y consultoría de IBM Cloud le ayudan a agilizar su estrategia de migración y su implementación con las mejores herramientas, plantillas y automatización.