Ahorre USD 200

Regístrese hoy mismo en IBM Cloud y obtenga un crédito de USD 200 para su primera compra.

Funcionalidades de computación virtual de IBM Cloud

Escalamiento automático

Utilice el escalamiento automático para aumentar o reducir automáticamente su entorno de nube y para implementar servidores virtuales o cancelar los innecesarios sin ningún esfuerzo.

Seguridad y conformidad

Los servidores virtuales de IBM Cloud® proporcionan seguridad en el sitio a todas horas, control de acceso biométrico y de proximidad, y videovigilancia de seguridad digital.

Red y ancho de banda

Obtenga un ancho de banda entrante ilimitado para la red pública y privada entre centros de datos globales de IBM Cloud y 250 GB de ancho de banda público con facturación mensual.

Administración del sistema

Los servidores virtuales de IBM Cloud ofrecen informes avanzados, recargas automatizadas de sistema operativo (SO), reinicio y acceso remoto de consola y supervisión de Nimsoft.

Herramientas para desarrolladores

Con IBM Cloud Virtual Servers, también obtendrá acceso a las APIs de IBM Cloud, IBM Cloud Development Network, la transcodificación digital y el servicio de entrega de e-mail.

Amplia variedad de precios

Elija entre los tamaños predeterminados y los costos en ciclos de facturación por hora y mensual, servidores virtuales transitorios de varios usuarios para la capacidad bajo demanda a precios más bajos, o servidores privados para una capacidad garantizada y en cualquier momento.

Beneficios de la computación virtual de IBM Cloud

Flexible

Obtenga servidores virtuales públicos o dedicados y almacenamiento local o SAN. Implemente y escale con la máxima ubicación de cargas de trabajo. Elija entre opciones por hora o mensuales.

Alta capacidad

Tenga seguridad de que todos los servidores virtuales están garantizados, sin sobresuscripción en núcleos o en RAM.

Global

IBM Cloud ofrece ubicaciones en todo el mundo para prestar servicios a sus usuarios donde estén.

¿Qué opción es la adecuada para usted?

IBM Cloud Virtual Servers for Classic

IBM Cloud® Virtual Servers for Classic son nuestras máquinas virtuales (VM) de generación anterior disponibles en todos los centros de datos de IBM Cloud en todo el mundo.

IBM Cloud Virtual Servers for VPC

IBM Cloud Virtual Servers for VPC ofrece rápida distribución, alto rendimiento de red, mayor rendimiento general y mejor aislamiento.

IBM Power Systems Virtual Servers

IBM Power® Systems Virtual Servers ofrece máquinas virtuales IBM POWER9™ en la plataforma pública de infraestructura como servicio de IBM Cloud.

Todas las opciones de computación virtual

Conozca todas las opciones de computación virtual de IBM Cloud y encuentre la adecuada para sus necesidades.

Testimonios

Disponibilidad de servicios e infraestructura

IBM Cloud facilita la implementación, el hospedaje y el escalamiento de servicios, infraestructuras y aplicaciones para que pueda centrarse en la lógica y el diseño de sus aplicaciones. Sin embargo, no todos los servicios e infraestructuras están disponibles en cada ubicación de IBM Cloud.

¿Qué son los servidores virtuales?

Los servidores virtuales, también llamados máquinas virtuales (VM) o servidores privados virtuales, son servidores escalables que poseen asignaciones de memoria y núcleos dedicados. Son una excelente opción si busca recursos de computación que puedan añadirse en minutos, con acceso a funciones como plantillas de imagen. El hipervisor está totalmente gestionado por IBM Cloud y usted puede realizar tareas de configuración y gestión utilizando tanto el portal del cliente de IBM Cloud como la API. Las máquinas virtuales en infraestructuras clásicas se implementan en las mismas VLAN que los servidores físicos, lo que le permite distribuir cargas de trabajo entre servidores virtuales y bare metal, al mismo tiempo que mantiene la interoperabilidad. Los servidores virtuales son totalmente personalizables y tienen opciones de escalamiento a medida que sus necesidades computacionales aumentan.

IBM Cloud ofrece una nube privada virtual (VPC) de próxima generación.  IBM Cloud Virtual Servers for VPC es su propio espacio protegido en IBM Cloud, el que proporciona la seguridad avanzada de una nube privada con la agilidad y facilidad de una nube pública.

¿Cuál es la diferencia entre las máquinas virtuales y los servidores bare metal?

Elegir una máquina virtual en vez de una física, también conocida como servidor bare metal, tiene menos que ver con las capacidades en competencia y más con saber lo que necesita y cuándo lo necesita.

Los servidores bare metal tratan acerca de hardware, alimentación y aislamiento. Son servidores físicos de un solo usuario, completamente libres de ciclos de hipervisor (software de virtualización) y totalmente dedicados a un único cliente: usted.

Las cargas de trabajo que priorizan el rendimiento y el aislamiento, como las aplicaciones con grandes volúmenes de datos y cumplimiento de normativas, suelen ser más adecuadas para servidores bare metal, especialmente cuando se implementan durante tiempos prolongados.

Las aplicaciones de comercio electrónico, servicios financieros, ERP, CRM y SCM son solo algunos ejemplos de cargas de trabajo ideales para servidores bare metal.

Entonces, ¿cuándo se colocaría un hipervisor sobre el hardware bare metal para hacer una máquina virtual? Cuando las cargas de trabajo exijan máxima flexibilidad y escalabilidad.

Las máquinas virtuales aumentan fácilmente la capacidad del servidor y su utilización, lo que es ideal para mover los datos de una máquina virtual a otra, cambiar el tamaño de conjuntos de datos y dividir las cargas dinámicas de trabajo.

¿Cómo funciona un servidor virtual?

El utilizar un hipervisor en un servidor físico, también conocido como servidor bare metal, permite que este separe su sistema operativo (SO) y las aplicaciones de su hardware. Entonces, se puede dividir en varias "máquinas virtuales" (VM) independientes.

Cada una de estas nuevas máquinas virtuales puede ejecutar sus propios sistemas operativos y aplicaciones de forma autónoma, al mismo tiempo que comparte los recursos originales del servidor nativo gestionado por el hipervisor. Estos recursos incluyen memoria, RAM, almacenamiento y elementos similares.

El hipervisor actúa como una especie de policía de tráfico, dirigiendo y asignando los recursos del servidor bare metal a cada una de las nuevas máquinas virtuales y asegurando que no interfieran entre sí.

Existen dos tipos principales de hipervisores.

Hipervisores de tipo 1 se ejecutan directamente en el hardware físico (generalmente un servidor), ocupando el lugar del sistema operativo. Normalmente, se utiliza un producto de software independiente para crear y gestionar máquinas virtuales en el hipervisor. Algunas herramientas de gestión, como vSphere de VMware, le permiten seleccionar un sistema operativo huésped para instalar en la máquina virtual.

Puede utilizar una VM como plantilla para otras y duplicarla para crear nuevas. Dependiendo de sus necesidades, también puede crear varias plantillas de VM para distintos fines, como pruebas de software, bases de datos de producción y entornos de desarrollo.

Hipervisores de tipo 2 se ejecutan como una aplicación dentro de un sistema operativo anfitrión y generalmente se enfocan en computadores portátiles o de escritorio de un solo usuario. Con un hipervisor de tipo 2, puede crear manualmente una máquina virtual y luego instalar un sistema operativo anfitrión en él. Es posible utilizar el hipervisor para asignar recursos físicos a la VM, estableciendo manualmente la cantidad de núcleos de procesador y memoria. Dependiendo de las funcionalidades del hipervisor, también puede establecer opciones como aceleración 3D para gráficos.

Para obtener información más detallada, consulte Hipervisores.

¿Para qué se utiliza un servidor virtual?

Las máquinas virtuales tienen varios usos, tanto para los administradores de TI empresariales como para los usuarios. Puede utilizarlas para:

  • Habilitar la computación en la nube durante más de 10 años, las máquinas virtuales han sido la unidad fundamental de la computación en la nube, lo que permite ejecutar y escalar exitosamente decenas de aplicaciones y cargas de trabajo diferentes.
  • Soporte DevOps: las máquinas virtuales son un excelente medio para brindar soporte a los desarrolladores empresariales, quienes pueden configurar plantillas de VM con los mismos elementos de sus procesos de desarrollo y pruebas de software. Pueden crear máquinas virtuales para tareas específicas, como análisis estático de software, incluyendo estos pasos en un flujo de trabajo de desarrollo automatizado. Todo esto ayuda a agilizar las cadenas de herramientas de DevOps
  • Probar un nuevo sistema operativo: una máquina virtual le permite probar un nuevo sistema operativo en su escritorio sin afectar al principal que ya existe.
  • Investigar malware: las máquinas virtuales son útiles para los investigadores de malware que frecuentemente necesitan máquinas nuevas para probar programas maliciosos.
  • Ejecutar software incompatible: algunos usuarios pueden preferir un sistema operativo al mismo tiempo que necesitan un programa que sólo está disponible en otro. Un buen ejemplo es la gama Dragon de software de dictado de voz. Su proveedor, Nuance, ya no ofrece la versión de sistema operativo para Mac de su producto. Sin embargo, la ejecución de un hipervisor enfocado en plataformas de escritorio, como VMware Fusion o Parallels, le permite ejecutar Windows en una máquina virtual, lo que le brinda acceso a esa versión del software.
  • Navegación segura: el uso de una máquina virtual para navegar le permite visitar sitios sin preocuparse por infecciones. Puede realizar una instantánea de su máquina y luego volver a ella después de cada sesión de navegación. Esto es algo que un usuario podría configurar por sí mismo utilizando un hipervisor de escritorio de tipo 2. De otro modo, un administrador podría proporcionar un escritorio virtual temporal ubicado en el servidor.

Cómo empezar a utilizar los servidores virtuales de IBM Cloud en minutos

¿Los servidores virtuales de IBM Cloud pueden ajustarse a sus cargas de trabajo? Ofrezca servidores virtuales privados, públicos, dedicados, transitorios o reservados e infórmese acerca de las opciones.