Computación como servicio por medio de internet

La computación en nube, a menudo llamada simplemente “la nube”, es la entrega de servicios de computación bajo demanda, todo, desde aplicaciones a centros de datos, por medio de internet en una base de pago por uso.

  • Recursos flexibles: escale rápidamente y fácilmente, de forma horizontal y vertical, para satisfacer la demanda
  • Servicio medido para que sólo pague lo que utilice
  • Autoservicio: todos los recursos de TI que necesita con acceso de autoservicio

Software como servicio (SaaS)

Las aplicaciones con base en la nube, o software como un servicio, se ejecutan en computadoras distantes "en la nube" que son propiedad de otros y operadas por otros, y que se conectan a las computadoras de los usuarios por medio de Internet y, por lo general, un navegador web.

Las ventajas de SaaS

  • Puede registrarse y empezar a utilizar rápidamente las innovadoras aplicaciones de negocio
  • Las aplicaciones y los datos se encuentran accesibles desde cualquier computadora conectada
  • Ningún dato se pierde si su computadora deja de funcionar, ya que los datos están en la nube
  • Este servicio es capaz de escalar dinámicamente en función de las necesidades de uso

Plataforma como servicio (PaaS)

La Plataforma como servicio brinda un entorno basado en la nube que proporciona todo lo necesario para dar soporte al ciclo de vida completo de la construcción y la entrega de aplicaciones basadas en Web (nube), sin el costo y la complejidad de comprar y gestionar hardware, software, aprovisionamiento y hosting subyacentes.

Los beneficios de PaaS

  • Desarrollar las aplicaciones y llegar al mercado más rápidamente
  • Desplegar las nuevas aplicaciones web a la nube en minutos
  • Reducir la complejidad con middleware como servicio

Infraestructura como servicio (IaaS)

La infraestructura como un servicio brinda a las empresas los recursos de la computación, incluso servidores, redes, almacenamiento y espacio para centro de datos con una base de pago según el uso.

Los beneficios de IaaS

  • No será necesario invertir en su propio hardware
  • La infraestructura se escala bajo demanda para dar soporte a las cargas de trabajo dinámicas
  • Servicios flexibles e innovadores disponibles bajo demanda

Nube pública

Las nubes públicas pertenecen y son administradas por empresas que ofrecen acceso rápido a recursos de computación accesibles por medio de una red pública. Con los servicios de nube pública, los usuarios no necesitan adquirir hardware, software o infraestructura de soporte, ya que pertenecen y se gestionan por proveedores.

Aspectos clave de la nube pública

  • Innovadoras aplicaciones empresariales SaaS para aplicaciones que van desde la gestión de recursos del cliente (CRM) hasta la gestión de transacciones y analítica de datos
  • IaaS flexible y escalable para servicios de almacenamiento y computación en cualquier momento
  • PaaS potente para entornos de despliegue y desarrollo de aplicaciones basadas en la nube

Nube privada

Una nube privada es una infraestructura que se opera exclusivamente por una única organización, ya sea gestionada internamente o por un tercero, y es alojada internamente o externamente. Las nubes privadas pueden aprovechar las eficiencias de la nube, a la vez que ofrecen un mayor control de los recursos y evitan la multitenencia.

Aspectos clave de la nube privada

  • Una interfaz de autoservicio que controla los servicios, lo que permite al personal de TI suministrar, asignar y distribuir los recursos de TI bajo demanda.
  • Gestión altamente automatizada de las agrupaciones de recursos para todo, desde la capacidad de cómputo al almacenamiento, analítica y middleware
  • Seguridad y control sofisticados proyectados para los requisitos específicos de la empresa

Nube híbrida

Una nube híbrida utiliza una base de nube privada, combinada con la integración estratégica y el uso de servicios de nube pública. En realidad, una nube privada no puede existir en asilado del resto de los recursos de TI de una empresa ni de la nube pública. La mayoría de las empresas con nubes privadas evolucionarán para gestionar cargas de trabajo entre centros de datos, nubes privadas y nubes públicas, creando así nubes híbridas.

Aspectos clave de la nube híbrida

  • Permite que todas las empresas mantengan las aplicaciones críticas y los datos confidenciales en un entorno de centro de datos tradicional o en una nube privada
  • Permite beneficiarse de los recursos de la nube pública como SaaS, para obtener las aplicaciones más recientes y la infraestructura IaaS para obtener recursos virtuales de forma flexible
  • Facilita la portabilidad de datos, aplicaciones y servicios, y más opciones de modelos de despliegue

¿Está interesado en IBM Cloud?