The Megaphone: ‘Hablemos del metaverso’

By | 8 minute read | 14/07/2022

Mario Gijón
Mobile Solutions Architect
IBM Consulting

En este artículo y en el podcast de IBM Consulting Patricia Esteban, Joanra Mallart y yo vamos a presentar algunos aspectos relacionados con el Metaverso. Primero, con una visión histórica, para pasar a una explicación conceptual y teórica, y finalmente dar una visión algo más técnica. Explicaremos sus características y propiedades a través de ejemplos y cerraremos dando una visión de cómo IBM ya está trabajando en este tipo de experiencia.

1. ¿Qué es esto del Metaverso?

La palabra que está de moda y en boca de todos, etimológicamente hablando viene de «metauniverso», que está formada por «meta» —más allá— y «universo». Por tanto, podemos decir que el metaverso representa aquello que trasciende el universo tal y como lo conocemos para ir un paso más allá.

La Association for Computing Machinery definió en 2021 el metaverso como la siguiente generación de internet y Neal Stephenson lo definió en su novela Snow Crash, de 1992,  como «una experiencia inmersiva y multisensorial en el uso de diversos dispositivos y desarrollos tecnológicos en internet».

Un metaverso es un entorno en el que los seres humanos interactúan social y económicamente como avatares en un ciberespacio, actuando como una metáfora del mundo real, pero sin limitaciones físicas o económicas.

Las siete capas del metaverso

The seven layers of the Metaverse, by Jon Radoff.

 

2. ¿Cuando empezó?

Parece un concepto moderno, pero el metaverso como concepto proviene de la ya mencionada novela de ciencia ficción Snow Crash, donde se define no como una evolución de la realidad virtual sino como algo más allá.

En 2021, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, anunció que la compañía cambiaba su nombre por el de Meta. Su plan es aunar las funcionalidades de Facebook, WhatsApp e Instagram para que se consuman desde el Metaverso, permitiendo a los usuarios interactuar no solo con otras personas sino también con el entorno y los objetos allí disponibles.

El propósito es que los usuarios puedan crear sus propios avatares con total libertad:

  • Ser quienes quieran ser.
  • Tener el aspecto que quieran tener.
  • Estar cuando quieran estar.
  • Estar donde quieran estar

 

3. ¿Cómo funciona?

El concepto de metaverso tiene una serie de necesidades para existir, entre las que tenemos:

  • La tecnología web: sin ella no es posible que el metaverso exista.
  • Tecnología de realidad virtual, aumentada o mixta, porque es la forma en que debemos lograr la capacidad de multisensorialidad.
  • Hay, al menos, tres dimensiones: todos los elementos deben tener al menos coordenadas en los ejes X, Y y Z, propiedad que indica dónde están posicionados.
  • Avatares: la representación del usuario dentro del espacio. Estos usuarios pueden ser humanos, también conocidos como jugadores, o no humanos. En ese caso se denominan NPC, acrónimo de Non-Player Characters.

 

4. ¿Cuáles son sus características?

Todo metaverso tiene tres características fundamentales. El metaverso es:

  • Persistente: aunque no haya usuarios conectados, el universo no se detiene. El sistema está siempre en funcionamiento.
  • Corpóreo: se rige por leyes físicas y tiene recursos limitados, pero no tienen por qué ser las mismas leyes y recursos del mundo real. Además, los avatares se rigen por estas leyes y dependen de los recursos disponibles en mayor o menor medida.
  • Interactivo: los usuarios pueden comunicarse entre sí dentro de la mecánica que el metaverso proporciona y también debe permitir interactuar con el entorno. Las acciones realizadas con otros usuarios o con el entorno pueden ser percibidas por otros usuarios y tener influencia.

 

5. ¿Cómo engañar al cerebro?

No podemos ignorar la importancia de crear una experiencia buena y fluida. El objetivo es engañar al cerebro y generar una sensación de presencia.

Podemos hacerlo a través de los sentidos y las experiencias, como el tacto, el gusto, el oído, la temperatura, el equilibrio, la propiocepción (cómo nos sentimos dentro de la experiencia) o la nocicepción (cómo percibimos que hay cosas potencialmente peligrosas para nosotros).

Engañar al cerebro es muy complicado, ya que es el órgano más complejo del ser humano. Sin embargo, para generar una sensación de presencia, y por tanto una buena experiencia multisensorial, debemos aplicar dos conceptos:

  • Inmersión: eliminar las sensaciones de realidad física del usuario y sustituirlas por sensaciones de realidad simulada. Por ejemplo, el uso de auriculares que aíslen totalmente de los sonidos del entorno real, y que tengan la capacidad de representar sonidos dirigidos desde 360º hacia la posición del usuario.
  • Grounding: es asegurar que los elementos propios del usuario —como sus manos, los objetos que percibe o las superficies— tengan una influencia directa en la experiencia simulada. Por ejemplo, al sujetar un objeto virtual, el hardware de sus manos ejerce una fuerza hacia abajo y así da una sensación de peso proporcional al objeto que sujeta.

Inmersión + conexión a tierra = presencia del usuario en la experiencia. Cuanto mayor sea la sensación de presencia, mejor será la experiencia global.

 

6. ¿Cómo puede repercutir todo esto en el mundo actual?

Hoy en día, existen múltiples escenarios en los que las experiencias virtuales y el metaverso pueden tener sentido y ser de innegable utilidad:

  • La simulación de situaciones de peligro en un entorno controlado con el objetivo de formar a los futuros profesionales antes de enfrentarse a este tipo de situaciones. Por ejemplo, la simulación de incendios y la práctica de técnicas de extinción para la formación de bomberos o cualquier proceso de fabricación.
  • Industria del transporte: simulación de escenarios con condiciones cambiantes. Por ejemplo, conducción de vehículos, barcos o aviones en diversas condiciones.
  • Combate y militar: entrenamiento basado en la práctica y la repetición, por ejemplo, en entornos militares.
  • Arquitectura, ingeniería y construcción: enseñanza interactiva en áreas de ingeniería mecánica, formación en el uso de maquinaria pesada o grúas sin necesidad de provocar accidentes sobre el terreno.
  • Ciencia, medicina y cirugía: experiencias en las que es útil visualizar lo que otro usuario está viendo desde la distancia.

 

7. ¿Cómo está colaborando IBM Consulting?

En IBM estamos trabajando en experiencias relacionadas con el metaverso:

  • VR-Lab: alojado en los hubs de Mozilla, los usuarios pueden elegir un avatar y puede reunirse y debatir en el VR-Lab, donde se encuentra una representación del ordenador IBM Quantum. Se puede acceder con el ordenador o el dispositivo de RV.
  • VR-Broadcast: este espacio está más orientado a ser un lugar para conferencias, como un auditorio virtual.
  • FriXdays Museum: esta experiencia de RV fue desarrollada con Unity por el equipo español de IBM iX XR para que los empleados de IBM iX voten por la mejor conferencia virtual de FriXday durante el cierre de Covid-19 en 2020.
  • IBM Immercity: solución opensource para metaverso desarrollada por personal de IBM Consulting España y Viewnext.

 

8. ¿Un mundo futuro sin leyes?

El metaverso cambiará la forma de actuar, socializar, trabajar y vivir nuestras vidas, ya que puede ofrecer educación, investigación, trabajo, ocio, arte, religión, deporte, ciencia, economía, etc.

Sin embargo, el metaverso también plantea implicaciones legales, éticas, morales y de otro tipo que aún no están reguladas de forma específica. Esto abre muchos interrogantes, retos y problemas a los que hoy no podemos dar respuesta, como por ejemplo:

  • Disponibilidad y recuperabilidad: ¿cómo garantizar que el metaverso no deje de existir, no se detenga o no se corrompa? ¿Habrá copias de seguridad del metaverso? ¿Quién las almacenará, dónde y cómo se podrá acceder a ellas? ¿En qué condiciones se podrán utilizar?
  • Gobernanza: ¿quién controla el metaverso? ¿Será elegido democráticamente? ¿Qué poder tendrá la persona o empresa que lo dirija? ¿Debe ser una persona o empresa?
  • Estadísticas: ¿se recogerán datos estadísticos de los usuarios? ¿Con qué fines se utilizarán estos datos y de qué tipo serán? ¿Quién podrá ver estos datos y hasta qué nivel de detalle llegarán?
  • Social: ¿habrá nuevas normas sociales o códigos de conducta en el metaverso? ¿Afectarán a las relaciones o códigos de conducta del mundo físico? ¿Cómo?
  • Seguridad: ¿podría haber virus informáticos que acaben con un metaverso? ¿Existe la posibilidad de que un ransomware secuestre un metaverso? ¿Cómo serán los ciberdelincuentes del metaverso? ¿Se castigarán los actos del metaverso en el mundo físico? ¿Quién establece esas leyes? ¿Cómo se aplican?
  • La privacidad: ¿cómo se gestionará la seguridad de la información generada en el metaverso? ¿Puede utilizarse esta información en el mundo real? ¿Por quién?
  • Política: ¿cómo se va a organizar la sociedad, el espacio o el territorio del metaverso? ¿Habrá países o mundos? ¿Será una democracia?
  • Economía: ¿cuál será la economía que regirá el metaverso? ¿Qué monedas habrá? ¿Serán propiedad de alguna persona, empresa, organización o gobierno? ¿Se podrá vivir en el metaverso?
  • Nuevos problemas: ¿cómo vamos a evitar que la gente se vuelva adicta al metaverso o se arruine en él? ¿Estamos preparados para tratar esos problemas de adicción?

 

Actualmente estamos viviendo el primer día, o incluso el día cero, de algo que estamos llamando metaverso, pero todavía hay muchas cosas que definir, aprender, descubrir y decidir. El futuro se ha vuelto realmente interesante, y muchas empresas están invirtiendo en experiencias relacionadas con el «metaverso», así que ¡vamos a ver lo que está por venir!

[autopilot_shortcode]