Blockchain

Blockchain en la Administración Pública: La Internet de las Transacciones

Compartir:

Olga Blanco - Blockchain

Olga Blanco
Directora de Blockchain en IBM España

La tecnología blockchain proporciona el marco para las Administraciones Públicas que aporta beneficios en ámbitos como la reducción del fraude, la corrupción, el error y el coste de uso de papel en los diferentes procesos. Blockchain ofrece el potencial de redefinir la relación entre el Gobierno y el ciudadano en términos de intercambio de datos, transparencia y confianza.

Revolucionará la prestación de servicios públicos del siglo XXI de la misma forma que Internet revolucionó la comunicación en el siglo XX. Esta tecnología añade valor a la Red y algunos la denominan como llaman la “Internet de las Transacciones”. Se basa en un intercambio sistémico y seguro de datos que conduce a la transferencia de valor a través de contratos inteligentes y permite la simetría entre los participantes de la red logrando la desintermediación.

A través de blockchain podemos imaginar un mundo donde los servicios públicos se crean en un ecosistema abierto, seguro y transparente. Puede ayudar a las organizaciones a aprovechar nuevos modelos de negocio, capacidades innovadoras y la riqueza de los datos disponibles para crear unas infraestructuras públicas eficientes, ayudar a garantizar la seguridad y las necesidades de las personas, facilitar el crecimiento económico sostenible y potenciar comunidades más fuertes.

Transparencia y eficiencia

Actualmente, las instituciones se enfrentan a una serie de desafíos, relacionados con presupuestos limitados, mayores riesgos y complejidad en las operaciones, un aumento de ataques cibernéticos o el incremento de la demanda de servicios y de las expectativas de los ciudadanos. En este contexto, la aplicación de blockchain en el sector público acarreará beneficios seguros tanto a las diferentes Administraciones como a los ciudadanos. Hablamos de reducción del tiempo de tramitación, optimización de los procesos, ahorro de costes, integración inmediata entre Administraciones, aumento de la seguridad, mayor flexibilidad de los procesos… y todo esto basado en servicios como el cumplimiento normativo, gestión de contratos, sistemas de votación, transacciones financieras, gestión de identidades y de activos, servicios sin fronteras, participación ciudadana, registros de propiedades, patentes, derechos de autor, marcas y otros derechos de propiedad intelectual.

Además, blockchain puede facilitar los trabajos de auditoría, que pueden realizarse incluso cuando la información está siendo compartida o actualizada, haciendo saltar alertas cuando se detecte una irregularidad. La transparencia de estos procesos permite comprobar la exactitud de los datos y proteger la viabilidad a largo plazo de los proyectos.

Confianza, responsabilidad y transparencia

Blockchain es una tecnología para una nueva generación de aplicaciones transaccionales que establece la confianza, la responsabilidad y la transparencia, al mismo tiempo que simplifica los procesos empresariales. Podemos considerarlo como un sistema operativo para las interacciones y tiene el potencial de reducir enormemente el coste y la complejidad de hacer las cosas.

El efecto red

La aplicación de blockchain a casos de uso específicos está dirigida a reducir los costes operativos, así como a permitir nuevas oportunidades de negocio que dependen del “efecto red” para atraer a múltiples participantes; por otro lado, busca mitigar el riesgo y recompensar a las empresas participantes. Los siguientes cuatro pasos permitirán a cualquier Administración Pública canalizar sus recursos de manera juiciosa y asegurar que el producto, en cada paso del proceso, pueda ser aplicado funcionalmente a una toma de decisiones colectiva.

  1. Identificar un caso de uso adecuado. Desde el principio, es importante invertir el tiempo necesario en esta etapa para asegurar que el caso de uso tiene dos características:
    • Impacto en el sector público. Debe enmarcarse en las categorías de comercio, confianza, propiedad y transaccionabilidad, y tener procesos redundantes. Esto ayudará a justificar la inversión en el proyecto y un ROI general.
    • Impacto de la industria. La promesa del blockchain es crear una red de valor, lo que implica un conjunto interconectado de redes que ayudan a transferirlo con relativa facilidad y a un costo significativamente menor. Esto es así gracias a la confianza implícita en el sistema, que elimina la necesidad de intermediarios. Por tanto, el caso de uso debe incluir problemas que afecten a toda la industria (por ejemplo, la interacción del mercado de capitales entre prestamistas y prestatarios).
  2. Elaborar un plan de negocio. En este paso, la idea es entender el proceso y el procedimiento existentes en relación con el cumplimiento y la dependencia de los sistemas externos. Este es un paso importante, ya que los frutos del trabajo de esta etapa llevarán al diseño de la solución. Este proceso define elementos técnicos tales como el formato de datos en bloques, el consenso, la estructura y la gobernanza de los contratos inteligentes. En esencia, el diseño con vistas al futuro de la interacción entre diversas entidades, empresariales y externas, y los modelos de confianza y gobernanza.
  3. Negocio y tecnología. Este paso consiste en asegurarse de que cada iniciativa de negocio tiene su equivalencia como iniciativa tecnológica que lo respalda. Para que la tecnología esté alineada con los imperativos de las Administraciones Públicas, debemos tener claro que estamos escogiendo las opciones adecuadas, tanto tecnológicas como desde un punto de vista de arquitectura técnica, para satisfacer los requisitos del sector público, las TPS (transacciones por segundo), la integración interna y con sistemas externos, así como los requisitos de reglamentación y cumplimiento.
  4. Integración. También debemos considerar los sistemas empresariales adyacentes, que requerirían la integración con la Administración Pública del caso concreto. La idea es asegurar los elementos de la propia transacción, confianza y propiedad, y las propiedades inherentes de blockchain, como la inmutabilidad, procedencia y consenso, prestándose a un sistema de confianza que ayuda a eliminar procesos redundantes y duplicados.

Transformación

La aplicación de la tecnología blockchain requiere una transformación previa de las Administraciones ya que, en muchos casos, puede alterar radicalmente el proceso al que se aplica, así como la forma en que procesan sus transacciones. Específicamente, blockchain permite reducir costes y fricciones del proceso, crear registros de transacción no modificables en diferentes ubicaciones y facilitar dicho registro de forma casi inmediata.

Pero su adopción ha de ser un acto de equilibrio para los Gobiernos y las empresas, ya que no solo tienen que seguir gestionando y manteniendo la infraestructura existente, sino también allanar el camino a este nuevo modelo computacional que promete cambiar de base a las empresas e incluso a industrias enteras.

Particularidades del Sector Público

En el sector público hay un amplio conjunto de consideraciones que se han de tener en cuenta para la implantación de la tecnología blockchain, consideraciones que van desde el modelo de gobernabilidad en torno a la gestión y el mantenimiento de la infraestructura tecnológica hasta la gestión, el seguimiento, etc. El objetivo es asegurar que la red no solo tenga elementos operativos sostenibles, sino también elementos dinámicos de crecimiento empresarial sostenible. Esto implicaría, por ejemplo, diseñar un modelo en el que cada participante pueda desplegar el código de cadena que rige su propio proceso de negocio al aceptar/tratar activos digitales, poniendo a los participantes del negocio en control a medida que cambian el proceso empresarial, las políticas y la regulación.

Estos son algunos ejemplos de aplicación de blockchain:

Contratación, gestión financiera y presupuestaria, cumplimiento normativo.
A pesar de los esfuerzos de modernización, procesos rutinarios como la contratación, la gestión financiera y el cumplimiento normativo siguen estando basados en gran medida en papel. Se trata de procesos costosos y complejos, con un alto riesgo derivado de errores o del fraude. Blockchain puede aportar beneficios significativos en estas áreas.

Blockchain reduce los tiempos, costes y riesgos derivados de aplicar las normas administrativas, establece una pista de auditoría inmutable que asegura los tiempos de procesos y frena los costes. Con el acceso a datos más completos y confiables, las organizaciones gubernamentales pueden tomar mejores decisiones sobre dónde enfocar su atención. Con el tiempo, blockchain podría convertirse en el sistema de reputación, estableciendo su nivel de confiabilidad gracias a la posibilidad de captar la historia de la vida de una organización. Además, la actividad fraudulenta puede detectarse rápidamente, es decir, actúa como un medio disuasorio de este tipo de acciones.

Junto con las aplicaciones de identidad digital, blockchain podría facilitar el cumplimiento de “Conoce a tu cliente” (KYC) y las regulaciones contra el lavado de dinero (AML) en la industria financiera. Las cadenas de suministro basadas en cadenas de bloques podrían ayudar a asegurar el cumplimiento de las normas y tarifas de importación y exportación, así como las medidas de seguridad y las destinadas a impedir la  falsificación.

“Blockchain ayuda a transferir valor con relativa facilidad y a un costo menor”

Ya se está empleando blockchain para rastrear la procedencia de los alimentos “desde la granja a la mesa”. Por ejemplo, Australia está siguiendo el suministro de cereales y en Indonesia existe un programa piloto que ha rastreado con éxito pescado legalmente capturado. Los consumidores, los socios comerciales y los grupos gubernamentales por igual podrían saber con certeza cómo se hacen las cosas, ya se trate de garantías relacionadas con el trabajo infantil o el medio ambiente.

Gestión de identidades y de accesos, servicios ciudadanos, servicios sin fronteras, e-votación.
Aproximadamente 1500 millones de personas en todo el mundo carecen de identidad legal o registro de nacimiento. Incapaces de abrir una cuenta bancaria, poseer una propiedad o acceder a los servicios gubernamentales, muchos individuos están excluidos de la plena participación en la economía y la creación de riqueza. Blockchain hace referencia cruzada y verifica múltiples fuentes de datos, eventos y transacciones de forma segura, y puede establecer y validar la identidad de un individuo cuando faltan pruebas tradicionales.

Los servicios a ciudadanos son un área de alto rendimiento para aplicaciones de blockchain. Desde la votación hasta la recaudación de impuestos o el registro de tierras, probablemente dependerán en gran medida de la gestión de la identidad y es improbable que varíen considerablemente sin ella. Asimismo, el alcance de nuevos servicios, seguros y sin fisuras, se amplía drásticamente cuando se introduce la gestión de activos a través de la tecnología blockchain.

Debido a que los participantes en una transacción en blockchain tienen acceso a los mismos registros, no hay necesidad de que un intermediario valide las transacciones o verifique identidades o propiedad. Las licencias comerciales, los títulos de propiedad, las matriculaciones de vehículos y otros registros podrían trasladarse a blockchain, liberando a los ciudadanos de la necesidad de abogados, notarios y desplazamientos a las oficinas gubernamentales para certificar que las transacciones son legales. Ya hay organizaciones gubernamentales explorando cómo blockchain podría facilitar servicios sin fronteras como el registro de una empresa extranjera o la recaudación de impuestos.

La viabilidad de utilizar blockchain en los procesos electorales es una de las primeras áreas que algunos gobiernos han comenzado a explorar. En 2014, un partido político en Dinamarca, la Alianza de la Libertad, lo puso a prueba para el voto interno. Australia Post, el servicio postal estatal, ha elaborado un plan para la votación ciudadana que consiste en comenzar con pequeñas elecciones corporativas y comunitarias; la idea es que la experiencia sirva para explorar el terreno antes de abordar las elecciones parlamentarias.

Tecnología Blockchain

FIGURA 1. Building trust in government. Exploring the potential of blockchains. Fuente: IBM Institute for Business Value.

Post publicado en Digital Biz Magazine el 17 de noviembre de 2017

More stories

Angulas Aguinaga, primer fabricante de alimentos español en blockchain

  Se une a la plataforma IBM Food Trust para ofrecer  la máxima transperencia en el proceso de distribución de sus productos. Ignacio Muñoz, director general de Angulas Aguinaga En Angulas Aguinaga entendemos la innovación en un sentido amplio, incluyendo productos, diseños, envases creativos, técnicas de comercialización, gestión organizacional y por supuesto procesos eficientes. Ya […]

Un paseo por NRF2019

Un año más, nos encontramos en la feria por excelencia de la distribución y gran consumo. Los clientes tienen cada vez más información, y esto estimula su curiosidad. Este cliente informado hace valer su poder de compra, decide dónde, cuándo, cómo y cada vez más, cuánto pagar. Por eso, los retailers necesitan repensar su negocio […]

Telefónica e IBM colaboran para optimizar procesos del sector telco con blockchain

Telefónica e IBM han anunciado un acuerdo de colaboración para optimizar procesos de negocio propios del sector telco a través del uso de tecnología blockchain. La colaboración se enfocará en aspectos clave del blockchain que ayudarán a solventar procesos complejos habituales en la prestación de servicios que ofrece Telefónica en los se generan datos e […]