Cómo tener éxito en la modernización de aplicaciones en IBM Z

By | 4 minute read | septiembre 30, 2021

Simplifique la modernización de aplicaciones en una plataforma de nube híbrida empresarial

Si usted desea crear nuevas experiencias de usuario, mejorar los procesos de desarrollo y descubrir oportunidades de negocio, la modernización de las aplicaciones existentes en su negocio es un paso importante en su estrategia de TI. La modernización de aplicaciones puede facilitar la transición general a un entorno de nube híbrida al aportar la flexibilidad necesaria para desarrollar y ejecutar aplicaciones en el entorno que elija.

Tanto si se centra más en las aplicaciones empresariales tradicionales como en las aplicaciones nativas de la nube, querrá asegurarse de que aprovecha al máximo las capacidades de gestión de la nube híbrida y el pipeline de automatización de DevOps para la implementación, la configuración y las actualizaciones de las aplicaciones.

Con un enfoque de modernización nativo de la nube, sus desarrolladores pueden aprovechar una arquitectura basada en microservicios. Pueden aprovechar los contenedores y una plataforma de orquestación de contenedores correspondiente (como Kubernetes y Red Hat® OpenShift®) para desarrollar una vez y ejecutar aplicaciones en cualquier lugar, incluso en las instalaciones de su centro de datos o fuera de ellas, ya sea en una o más nubes públicas.

Los beneficios de la modernización en una plataforma de nube híbrida empresarial

En cada etapa de la modernización, usted puede minimizar el riesgo y la complejidad trabajando desde una plataforma que le permite desarrollar, ejecutar y administrar aplicaciones, así como cargas de trabajo, de una manera coherente en un entorno de nube híbrida. Esto ayudará a garantizar que todo en la aplicación se realice de una manera confiable, repetible y segura; además, le ayudará a eliminar las barreras de la productividad y la integración.

Con ese fin, considere la posibilidad de trabajar desde IBM Z® o IBM LinuxONE  como plataforma principal para la modernización de sus aplicaciones. En cualquiera de estas plataformas, usted puede seguir ejecutando sus aplicaciones existentes mientras las conecta con nuevas aplicaciones nativas de la nube a su propio ritmo, lo que reduce el riesgo y los gastos. También podrá aprovechar el rendimiento, la confiabilidad y la seguridad inherentes de la plataforma a medida que moderniza su paquete de tecnología. También proporcionan una base para aplicaciones modernas basadas en contenedores  (por ejemplo: web y middleware, nube y DevOps, lenguajes de programación y tiempos de ejecución modernos, bases de datos, análisis y supervisión).

Tenga en cuenta las siguientes ventajas:

Utilización flexible y eficiente. IBM Z e IBM LinuxONE ofrecen tres enfoques de virtualización para gestionar los picos y dar soporte a más cargas de trabajo por servidor con: IBM Logical Partitions, IBM z/VM® y KVM. Las capacidades avanzadas de estos hipervisores contribuyen a la base de la alta utilización que suelen alcanzar IBM Z e IBM LinuxONE.

Más rendimiento del software con menos servidores. Habilite 2,3 veces más contenedores por núcleo en una partición lógica (LPAR) IBM z15 en comparación con una plataforma bare metal1 x86 que ejecuta una carga de servidor web idéntica y ubique conjuntamente aplicaciones nativas de la nube con aplicaciones basadas en máquinas virtuales z/OS y Linux y datos empresariales para aprovechar las conexiones API de baja latencia a los datos críticos de la empresa. Esto se traduce en una menor utilización de los núcleos de IBM Z e IBM LinuxONE para ejecutar un conjunto equivalente de aplicaciones con niveles de rendimiento comparables a los de las plataformas de la competencia.

Ubicación conjunta de aplicaciones nativas de la nube y datos de misión crítica. IBM Z e IBM LinuxONE alojan los datos de misión crítica de su empresa. La ejecución de Red Hat OpenShift en una partición lógica adyacente a sus particiones z/OS® proporciona una comunicación segura de baja latencia con los datos de su empresa a través de IBM z/OS Cloud Broker. Esto proporciona un rendimiento superior debido a un menor número de saltos en la red. También permite una comunicación altamente segura entre sus nuevas aplicaciones nativas de la nube y sus almacenes de datos empresariales, ya que el tráfico de red nunca tiene que salir del servidor físico.

Seguridad y resiliencia probadas. Utilice la plataforma de servidor convencional más confiable, con el único hipervisor entre sus principales competidores, que está certificada en el nivel más alto de EAL5+.

Para obtener más orientación a lo largo de su proceso hacia la modernización de aplicaciones empresariales, consulte nuestra guía de campo.

 

>> Vea cómo puede modernizar la infraestructura y su aplicación localmente, a su propio ritmo. 

 

1Resultados de rendimiento basados en pruebas internas de IBM en las que se ejecuta el servidor web NGINX dockerizado en una LPAR nativa z15 en comparación con la ejecución bare-metal en una plataforma x86 equiparable. Los resultados pueden variar. Configuración z15: LPAR con 2 instalaciones integradas para Linux (IFL) dedicadas, 32 GB de memoria, 40 GB de almacenamiento DASD, SLES 12 SP4 (modo SMT) con Docker 18.09.6 y NGINX 1.15.9. Configuración de x86: 2 CPU Intel® Xeon® Gold 6140 a 2,30 GHz con Hyperthreading activado, 32 GB de memoria, 40 GB de almacenamiento local SSD RAID5, SLES12 SP4 con Docker 18.09.6 y NGINX 1.15.9.