IBM coloca a Power Systems en el centro de su estrategia de nube híbrida

By | 7 minute read | abril 15, 2021

De vez en cuando, invitamos a los líderes de opinión de la industria a compartir sus opiniones e insights sobre las tendencias tecnológicas actuales en el blog de IBM Servers & Storage. Las opiniones en estas publicaciones son personales y no reflejan necesariamente los puntos de vista de IBM.

Los clientes saben que las principales estrategias de IBM son la nube híbrida, la IA y la modernización de aplicaciones. Estas estrategias respaldan los movimientos acelerados de los clientes hacia la nube híbrida y hacia sistemas empresariales más flexibles y versátiles ajustados a las condiciones empresariales de la “nueva normalidad”. El mundo de la nueva normalidad demanda más eficiencia, seguridad y consistencia; y no deja espacio para los errores, fallos de seguridad o ralentización.

A raíz de la pandemia de COVID-19, las principales prioridades de los clientes son cumplir con las nuevas y cambiantes condiciones empresariales de las siguientes maneras:

  • Desarrollando y probando rápidamente las aplicaciones modernizadas
  • Migrando a la nube las aplicaciones empresariales bien establecidas
  • Escalando las cargas de trabajo para satisfacer los nuevos patrones de acceso y demanda de los usuarios finales

Lo que los clientes quizás no sepan es que IBM está colocando a IBM Power Systems en el centro de sus tres principales estrategias de nube híbrida. Los anuncios de IBM de febrero de 2021 muestran que las plataformas Power Systems son importantes para la modernización, el despliegue y la gestión de aplicaciones, a medida que los clientes actualizan sus aplicaciones críticas para ejecutarlas en la nube híbrida;que abarca los centros de datos, las nubes públicas y las nubes privadas.

Las empresas están poniendo en funcionamiento las nubes híbridas en el mundo real

La modernización es un concepto amplio, que permite impulsar importantes aplicaciones y datos transaccionales, acelerar su rendimiento y hacerlos más eficientes y flexibles para que se adapten a los cambios del negocio. Es un proceso que puede ser realizado por los equipos internos de DevOps, por recursos externos, o por ambos trabajando juntos.

Cuando la revolución de la nube comenzó en 2008-2009, fue impulsada por los rápidos cambios en las condiciones económicas que favorecieron los servicios de rápido despliegue en lugar de la creación de infraestructuras. Los ejecutivos de negocios podían empezar los proyectos de desarrollo y pruebas de aplicaciones con cargo a su tarjeta de crédito corporativa.

Actualmente, la pandemia de COVID-19 que comenzó en 2020, está acelerando una nueva ola de migraciones hacia la nube, ya que muchas aplicaciones empresariales se están reinventando (modernizando) para su uso en la nube híbrida. Los servicios en la nube basados en la suscripción y el pago por uso son el equivalente moderno de las tarjetas de crédito para la computación en la nube.

El proceso de modernización que ahora está en curso permite que las empresas aprovechen la economía de la nube para vincular los sistemas de back-office con los sistemas orientados al cliente. En muchos casos, es la primera vez que estos sistemas de TI “de cara al público” y “administrativos” están siendo conectados y gestionados sin problemas, a menudo, por un único equipo de operaciones.

Power Systems encaja con las necesidades de los proyectos de modernización de aplicaciones, gracias a su compatibilidad con los contenedores de Red Hat OpenShift, Kubernetes open source para la orquestación y Red Hat Ansible para el despliegue de aplicaciones. Power Systems tienen reputación como motores para la analítica de datos de IA/ML, ya que trabajan con recursos de datos locales y externos para mejorar los resultados empresariales mediante la detección de patrones en los datos.

Vale la pena señalar que, para los despliegues de escalabilidad horizontal y vertical, Power Systems es el host de las aplicaciones personalizadas de los clientes, SAP ERP, SAP/HANA, aplicaciones de cuidados de salud de EPIC y de la analítica de SAS en entornos de Linux, AIX e IBM i. Todos estos entornos se ejecutan juntos en Power Systems y todos ellos se escalan aprovechando más los núcleos del procesador POWER, a medida que crecen las demandas de recursos por parte de los usuarios.

 

 

 

Tres ejemplos de clientes

Estos son ejemplos de empresas globales conocidas que están actualizando de forma activa sus sistemas más antiguos, creando otros nuevos y armonizándolos mediante su gestión conjunta en una estructura unificada y flexible:

  • Coca Cola European Partners está ejecutando aplicaciones empresariales de SAP en plataformas HANA en la nube híbrida. Esta multinacional, que tiene oficinas por toda Europa, está escalando el procesamiento de SAP con clústeres de Power Systems, atendiendo la creciente demanda de servicios end-to-end.
  • Delta Airlines. Delta anunció que está trabajando con IBM Cloud para acelerar la migración hacia la nube de sus aplicaciones empresariales industriales; a la vez que sus unidades empresariales desarrollan nuevas aplicaciones nativas en la nube, para que las utilicen sus pasajeros. En la nube híbrida, algunas de las cargas de trabajo principales de la aerolínea se ejecutarán en Power Systems en todo el mundo, y algunas se ejecutarán en mainframes IBM Z en IBM Cloud.
  • Shree Cement Ltd., uno de los principales proveedores de cemento de la India, está escalando los recursos de TI mediante la ejecución de contenedores OpenShift en clúster de Power Systems. Sus aplicaciones se están ejecutando sobre recursos de Red Hat Enterprise Linux (RHEL) e IBM AIX, incluso bases de datos escalables que se ejecutan en IBM Power Systems.

Preparación para las próximas tareas empresariales

La reescritura de las aplicaciones de misión crítica puede ser tan complicada como actualizar la programación de la aerolínea mientras su flota está volando por el mundo. Para los grupos de DevOps, el tiempo es un factor esencial. Como lo son la confiabilidad y la flexibilidad para una aerolínea comercial global que necesita que sus sistemas estén disponibles 24 horas por día  los 7 días de la semana.

Estos factores son los principales impulsores del cambio en el entorno de la nueva normalidad en todo el mundo. Las cosas no pueden quedar como están, porque hay demasiadas “islas de automatización” que no pueden trabajar juntas fácilmente. Para muchas empresas, era y aún es, difícil encontrar conjuntos de habilidades específicas de la plataforma para gestionar todos sus sistemas. Al reunir los recursos de computación, almacenamiento y red en una nube híbrida administrada de forma coherente, los clientes pueden aprovechar una capacidad de procesamiento superior y con mayor velocidad.

Al desplegarlas en la nube híbrida, las aplicaciones modernizadas se ejecutarán, literalmente, en todo el mundo, en las principales zonas horarias. Con las migraciones aceleradas, las compañías se moverán con mayor velocidad a la nube híbrida, aprovechando las aplicaciones nativas de la nube y las aplicaciones empresariales.

Los elementos comunes de estas soluciones end-to-end modernizadas que están en las plataformas, son los contenedores de Red Hat Open Shift, para desplegar aplicaciones en varios sistemas host (Power, x86 y z), y el software de gestión Red Hat Ansible. Cuando Power Systems ejecuta Linux, AIX e IBM i, desempeña un papel importante en los proyectos de modernización, dando soporte a los equipos de DevOps para las aplicaciones/desarrollo, y siendo el host de aplicaciones y datos de producción según aumentan las demandas.

Los anuncios recientes de IBM sobre Power incluyen recursos escalables y precios flexibles para la nube híbrida. La solución Power Private Cloud with Dynamic Capacity ofrece a los clientes precios basados en el consumo de la nube, a medida que se añaden más núcleos de procesador POWER9 para ayudar con el rápido crecimiento de las cargas de trabajo. Esta oferta se extenderá a los procesadores POWER10 cuando se integren a Power Systems este año.

Resumiendo

La nube híbrida y la modernización permiten que las empresas alineen sus objetivos empresariales con sus metas de TI para aumentar su disponibilidad, resiliencia y flexibilidad. Estas empresas tienen un modelo operativo consistente que vincula sus centros de datos, nubes privadas y nubes públicas que están desplegadas por toda la compañía y por todo el mundo. La estrategia de nube híbrida que combina los sistemas front-end para los clientes y los sistemas back-end para las aplicaciones empresariales y transacciones financieras; se encarga directamente de esos aspectos importantes de la informática empresarial end-to-end.

Para conocer más sobre las soluciones de almacenamiento de IBM entra en contacto con el especialista.