Plastic Bank despliega blockchain para reducir el plástico oceánico

By | 4 minute read | septiembre 6, 2017

De vez en cuando, invitamos a los líderes de pensamiento de la industria a compartir sus opiniones e ideas sobre las tendencias actuales de la tecnología en el blog In The Making. Las opiniones en estos blogs son propias y no reflejan necesariamente las opiniones de IBM.

El deseo de cambiar algo y hacer del mundo un lugar mejor requiere una visión fuerte. El tipo correcto de tecnología es esencial para convertir esa visión en realidad. Aprendimos el poder detrás de esta combinación de visión y tecnología al iniciar nuestra empresa global de reciclaje, The Plastic Bank.
Anteriormente, fui vicepresidente de una compañía de tecnología de posicionamiento global (GPS) fundada por mi actual socio comercial, David Katz. Estábamos discutiendo un negocio para propósitos como una próxima aventura. Mientras viajaba buscando inspiración, David me llamó un día para decir: “Tengo la idea. Podemos hacer que el plástico sea demasiado valioso para entrar en el océano. No sé cómo; lo resolveremos. Simplemente parece que es lo que tenemos que hacer.” La visión de David era clara.

Encontrando una cura para el plástico contaminante del océano

El plástico es una amenaza real para el medio ambiente oceánico, las regiones costeras y la vida marina. El problema se ha acelerado mucho en las últimas décadas, ya que la cantidad de plástico en los océanos sigue creciendo. Pero ¿qué pasaría si un pedazo de plástico valiera el precio correcto? El resultado es la eliminación de la basura plástica, y el plástico descartado se puede intercambiar para otras mercancías.
En los países en desarrollo, descubrimos que alrededor del 80 por ciento de los desechos plásticos proviene de áreas con altos niveles de pobreza y no hay sistemas efectivos de manejo de desechos. Nos propusimos crear sistemas de reciclaje en esas áreas. Estabilizar la recompensa por el plástico a un precio justo era a menudo el punto de inflexión, creando una actividad confiable de reciclaje que da a los coleccionistas un sentido de orgullo.
Además, muchas personas con las que trabajamos en los países en desarrollo carecen de cuentas bancarias, y el manejo de dinero en efectivo puede ser peligroso para ellos debido a la corrupción y la delincuencia. Pero casi todo el mundo, incluso en zonas desfavorecidas, tiene un teléfono móvil que admite transacciones digitales. Nos dimos cuenta de que para aprovechar nuestra empresa digital necesitábamos más experiencia, así que empezamos a trabajar con IBM y Cognition Foundry en una solución que emplea la tecnología blockchain.

Asegurar las transacciones digitales con blockchain

Con blockchain, vimos cómo evitar gran parte del peligro y la desconfianza involucrados en el uso de un sistema basado en dinero en efectivo. Un sistema de recompensas blockchain hizo posible que las personas ganaran y gastaran con seguridad billetes digitales de Plastic Bank. Ahora, las personas en estas regiones sin otros recursos pueden recoger suficiente basura de plástico para proveer a sus familias. Los volúmenes de plástico que traen a los centros de reciclaje establecidos se pueden intercambiar por fichas digitales que les permiten comprar bienes: alimentos, agua, créditos de carga telefónica y más. Cualquier persona que tenga cualquier tipo de tienda puede utilizar nuestra aplicación, lo que permite el intercambio de fichas digitales para los artículos en la tienda.

Algunas de las empresas más grandes del mundo están comprando y reciclando el plástico reciclado con la expectativa de que está ayudando a detener la contaminación del océano y mejorar las vidas. A estas empresas les gusta la transparencia que blockchain proporciona; ellos saben que su inversión va a donde necesita ir.

Hemos sido inundados con la demanda de nuestra solución. Si usáramos la antigua forma de establecer equipos y ubicaciones uno por uno, tomaría mucho tiempo detener la abundancia de plástico que entraba en nuestros océanos. Necesitamos sistemas que puedan crecer dinámicamente y manejar billones de toneladas de recolección de múltiples ubicaciones al mismo tiempo. Y ahí es donde entra el sistema IBM LinuxONE.

Creciendo rápido sin que el sistema colapse

Algo que queríamos evitar era que nuestro proyecto tuviera tanto éxito que el sistema colapsara. Usando blockchain en LinuxONE, estamos preparados para escalar exponencialmente desde el primer día, y también es altamente seguro. La seguridad es extremadamente importante porque muchos medios de subsistencia de la gente dependen de ella. Esperamos atender a 20 a 30 países diferentes, todos con ecosistemas independientes de personas y tiendas.

En el futuro, planeamos agregar capacidad analítica a nuestra aplicación, ayudando a las tiendas a gestionar mejor su negocio. También estamos evaluando el reconocimiento visual basado en la tecnología cognitiva de IBM, lo que nos permite identificar diferentes tipos de plástico y ofrecer más recompensa a los tipos altamente valorados.

Cuando empezamos The Plastic Bank, necesitábamos los socios más confiables para ayudarnos a hacerlo bien y una tecnología extremadamente confiable para ejecutar todo. IBM LinuxONE ofrece una base que alinea todas las piezas de las demás soluciones. Sin importar cómo nuestra visión evoluciona, e incluso cuan grandes se vuelven nuestros números, algo que escuchamos consistentemente fue, “Eso no será un problema en este sistema”.

Le invitamos a aprender más sobre blockchain.

Read the English version here.