Nube privada
Fondo negro y azul
¿Qué es una nube privada?

La nube privada es un entorno de computación en la nube dedicado a un solo cliente. Combina muchos de los beneficios de la computación en la nube con la seguridad y el control de la infraestructura de TI local.

La

nube privada (también conocida como nube interna o nube corporativa) es un entorno de computación en la nube en el que todos los recursos de hardware y software están dedicados exclusivamente a un único cliente y son accesibles únicamente por él. La nube privada combina muchos de los beneficios de la computación en la nube, incluida la flexibilidad, la escalabilidad y la facilidad de prestación de servicios, con el control de acceso, la seguridad y la personalización de recursos de la infraestructura local.

Muchas empresas eligen la nube privada en lugar de la nube publica (servicios de computación en la nube entregados a través de una infraestructura compartida por varios clientes) porque la nube privada es una forma más fácil (o la única) de cumplir con los requisitos de conformidad normativa. Otros eligen la nube privada porque sus cargas de trabajo incluyen documentos confidenciales, propiedad intelectual, información de identificación personal (PII), registros médicos, datos financieros u otros datos confidenciales.

Al construir una arquitectura de nube privada de acuerdo con los principios nativos de la nube, una organización se da a sí misma la flexibilidad para mover fácilmente cargas de trabajo a la nube pública o ejecutarlas dentro de un entorno de nube híbrida (nube pública y privada mixta) cuando estén listos.

La clave para la estrategia de nube híbrida empresarial: la nube local sigue siendo fundamental para una infraestructura híbrida preparada para el futuro.

Obtenga el estudio de Forrester


Cómo funciona la nube privada

La nube privada es un entorno de inquilino único, lo que significa que todos los recursos son accesibles para un solo cliente. Esto se conoce como acceso aislado. Las nubes privadas normalmente se alojan en las instalaciones en el centro de datos del cliente. Pero las nubes privadas también pueden alojarse en la infraestructura de un proveedor de nube independiente o construirse sobre una infraestructura alquilada alojada en un centro de datos externo. Los modelos de gestión también varían: el cliente puede gestionar todo él mismo o subcontratar la gestión parcial o total a un proveedor de servicios.

  

Productos destacados

Red Hat OpenShift on IBM Cloud

IBM Cloud Satellite

IBM Cloud for VMware Solutions

IBM Cloud Virtual Server for VPC


Arquitectura de nube privada

Dejando a un lado el diseño de un solo inquilino, la nube privada se basa en las mismas tecnologías que otras nubes: tecnologías que permiten al cliente suministrar y configurar servidores virtuales y recursos informáticos a pedido para escalar rápida y fácilmente (o incluso automáticamente) en respuesta a picos en uso y tráfico, para implementar redundancia para alta disponibilidad y optimizar la utilización de recursos en general.

Estas tecnologías incluyen lo siguiente:

 

 

 

Enlaces relacionados

Soluciones de almacenamiento de nube híbrida

Soluciones gestionadas en la nube

IBM Cloud Paks


Beneficios de la nube privada

La construcción de una nube privada hace posible que todas las empresas, incluso aquellas en industrias altamente reguladas, aprovechen muchos de los beneficios de la computación en la nube sin sacrificar la seguridad, el control y la personalización. Las ventajas específicas de la nube privada incluyen las siguientes:

  • Control total sobre las opciones de hardware y software. Los clientes de la nube privada tienen la libertad de comprar el hardware y el software que prefieran, frente al hardware y el software que ofrece el proveedor de la nube.
  • Libertad para personalizar hardware y software de cualquier manera. Los clientes de la nube privada pueden personalizar los servidores de la forma que deseen y pueden personalizar el software con complementos o mediante el desarrollo personalizado según sea necesario.
  • Mayor visibilidad de la seguridad y control de accesos, porque todas las cargas de trabajo se ejecutan detrás del firewall del propio cliente.
  • Cumplimiento total de los estándares regulatorios. Los clientes de la nube privada no están obligados a depender de la conformidad normativa y de la industria que ofrece el  proveedor de servicios de nube.
  •  

    La principal desventaja de la nube privada es el costo más alto, que puede incluir el costo de comprar e instalar nuevo hardware y software y el costo de administrarlo (que puede implicar la contratación de personal de TI adicional). Otra desventaja es la flexibilidad limitada: una vez que una organización invierte en hardware y software para su nube privada, agregar capacidad o nuevas funcionalidades requiere compras adicionales. La nube privada virtual  y los servicios gestionados en la nube  (vea más abajo) pueden reducir estas desventajas hasta cierto punto.


Nube privada frente a nube pública

La nube pública es un entorno de nube multi-inquilino, donde los mismos recursos informáticos se comparten entre varios clientes, a veces cientos o miles de ellos. En la nube pública, un proveedor de servicios en la nube es propietario y mantiene la infraestructura, y el acceso a los recursos se ofrece por suscripción o a través de precios de pago por uso. El modelo es similar a la forma en que compramos los servicios públicos, como el acceso a un suministro de agua municipal o energía eléctrica en nuestros hogares.

La nube pública sacrifica gran parte del control y la seguridad de la nube privada, pero proporciona importantes beneficios a cambio:

  • Mayor flexibilidad y escalabilidad: con la nube pública, un cliente puede agregar capacidad en respuesta a los aumentos repentinos del tráfico, sin tener que comprar ni instalar nuevo hardware.
  • Menor costo de entrada: la mayoría de los clientes pueden comenzar a usar los servicios en la nube pública  sin agregar recursos informáticos físicos propios.
  • Acceso más rápido a las últimas tecnologías:  en muchos casos, las economías de escala permiten a los proveedores de la nube ofrecer el hardware y software más reciente más rápido de lo que podrían hacerlo los clientes si tuvieran que comprarlos e instalarlos ellos mismos.
  •  

    Vea el siguiente video para obtener más detalles acerca de la nube pública: 


Nube privada frente a nube híbrida

Una nube híbrida integra  infraestructuras de nubes públicas y privadas. En este modelo, los dos tipos de nube se unen en una única infraestructura flexible, y la empresa puede elegir el entorno de nube óptimo para cada aplicación o carga de trabajo individual. Para aprovechar al máximo este tipo de computación en la nube, una empresa debe confiar en tecnologías y herramientas de orquestación que le permitan mover cargas de trabajo sin problemas entre los dos entornos para poder cumplir con los requisitos de rendimiento, costo, conformidad y seguridad. 

Una nube híbrida puede permitir una división ideal del trabajo: una empresa puede mantener datos y aplicaciones confidenciales que no se pueden migrar fácilmente a la nube en su centro de datos local, mientras usa la nube pública para acceder a aplicaciones de Software como servicio (SaaS) y cualquier plataforma, almacenamiento o capacidad informática adicional que pueda necesitar. Es este enfoque de "lo mejor de ambos mundos" el que impulsa un aumento continuo en la adopción de la nube híbrida: el 81 % de los encuestados de una encuesta reciente de Gartner (enlace externo a ibm.com) indicó que trabajan con varios  proveedores de infraestructura de nube pública y modelos de gestión. 


Nube privada virtual

Una nube privada virtual (VPC) es un servicio de un proveedor de nube pública que crea un entorno similar a una nube privada en una   infraestructura de nube pública. En una VPC, las funciones de red virtual y las características de seguridad brindan al cliente la capacidad de definir y controlar un espacio lógicamente aislado en la nube pública, imitando la seguridad mejorada de la nube privada dentro de un entorno de múltiples inquilinos. 

Los clientes de VPC pueden beneficiarse de la disponibilidad de recursos, la escalabilidad, la flexibilidad y la rentabilidad de la nube pública, al mismo tiempo que conservan gran parte de la seguridad y el control de la nube privada. En la mayoría de los casos, una VPC será menos costosa de construir y más simple de administrar que una nube privada local. 

Vea el siguiente video para obtener más detalles acerca de VPC: 


Nube privada gestionada

Varios proveedores ofrecen ahora soluciones de nube privada totalmente  gestionadas. Este modelo se diferencia de VPC en que una nube privada gestionada es un entorno de inquilino único. La responsabilidad de gestionar y mantener la infraestructura se subcontrata a un proveedor de servicios externo.

El hardware físico generalmente reside en el centro de datos del proveedor de servicios, aunque los proveedores también ofrecen servicios de gestión para la infraestructura ubicada en el propio centro de datos de la empresa. Las nubes privadas gestionadas permiten una mayor personalización de lo que es posible en un entorno de múltiples inquilinos e incorporan los beneficios de seguridad habituales de una nube privada, pero son más costosas que las infraestructuras autogestionadas.


Almacenamiento privado en la nube

También conocido comoalmacenamiento en la nube interno, el almacenamiento en la nube privada  implica recurrir a modelos de prestación de servicios en la nube para suministrar almacenamiento a una empresa. Los datos se almacenan dentro del centro de datos en una infraestructura dedicada, pero el acceso se entrega a las unidades de negocio, y posiblemente a las organizaciones asociadas, como un servicio. Esto permite que la empresa aproveche algunos de los beneficios de la computación en la nube, como la flexibilidad y el rápido suministro, al tiempo que conserva una arquitectura de un solo inquilino. 


Nube privada e IBM Cloud

IBM Cloud Paks hace que sea más rápido, simple y seguro trasladar las aplicaciones existentes a cualquier entorno de nube, ya sea público o privado. Cada IBM Cloud Pak incluye middleware contenerizado, desarrollo de software común y servicios de gestión, además de una capa de integración común, que permite a los equipos de desarrollo orquestar su topología de producción. Esto facilita la modernización de las aplicaciones existentes para Kubernetes al utilizar metodologías ágiles de DevOps. IBM Cloud Paks simplifica el proceso de migración de todo su conjunto de software a cualquier entorno: en las instalaciones, en la nube pública o arquitecturas de nube privada e híbrida.

Con IBM Cloud Satellite, puede crear y ejecutar aplicaciones con escalabilidad, confiabilidad y un tiempo de comercialización más rápido para habilitar la portabilidad de la carga de trabajo y datos. Satellite proporciona un conjunto consistente y completamente gestionado de servicios de aplicaciones principales que se ejecutan en entornos de nube, incluidas nubes públicas y privadas y en las instalaciones. Esta oferta significa que puede aprovechar rápidamente los servicios principales de inteligencia artificial, datos y Kubernetes que se integran fácilmente en sus operaciones existentes.

Para obtener más información sobre cómo IBM Cloud puede ayudarle a crear infraestructuras de nube seguras, confiables y de alto rendimiento, ya sean públicas, privadas o híbridas, puede solicitar una cuenta sin costo de IBM Cloud hoy mismo.


Soluciones relacionadas

IBM Cloud Paks

Migre hacia la nube más rápido ejecutando IBM Cloud Pak en Red Hat OpenShift: soluciones en contenedores integradas y abiertas certificadas por IBM.


IBM Cloud Satellite

Con IBM Cloud Satellite puede implementar servicios en la nube coherentes en cualquier lugar; de forma local, en el borde y en los entornos de nube pública.