Ir a contenido principal

Atención sanitaria más inteligente

Para construir un sistema más inteligente, las soluciones de atención sanitaria deben estar instrumentadas, interconectadas e inteligentes

Navegación de orejas

Smarter Commerce. La nueva forma de intercambio de información entre compradores y vendedores. Conozca las nuevas reglas del comercio

 

Conversaciones para un mundo más inteligente. Diagnóstico para un mundo más inteligente.

Los problemas de nuestro sistema sanitario son bien conocidos, están bien documentados y más que debatidos. Lo que ya no es tan evidente es que muchos de ellos surgen porque nuestro sistema de salud no es, en realidad, un sistema.

El aumento de los costos, el acceso limitado, los altos índices de error, la falta de cobertura, la mala respuesta a las enfermedades crónicas y el largo ciclo de desarrollo de nuevos medicamentos, la mayoría de estos problemas podrían mejorarse si pudiéramos vincular el diagnóstico realizado al descubrimiento de fármacos, a los proveedores, a las aseguradoras, a los profesionales, a los pacientes y a las comunidades. Hoy en día, estos componentes, procesos y participantes que forman el gran sistema sanitario no están conectados. La duplicación de documentos y el retraso en las entregas son cada vez más comunes. La información útil es en muchos casos inaccesible.

Un sistema sanitario más inteligente comienza con mejores conexiones, mejores datos, y análisis más rápidos y detallados. Significa integrar todos los datos, centrarlos en el paciente, para que cada persona sea "propietaria" de su propia información y tenga acceso a una red de colaboración sanitaria. Un sistema sanitario más inteligente significa dejar de lado los registros escritos, a fin de reducir los errores médicos y mejorar la eficiencia. Y significa aplicar avanzados análisis de grandes cantidades de datos, para mejorar los resultados.

Un sistema sanitario más inteligente está tecnológicamente preparado, por lo que nuestros sistemas de salud pueden capturar automáticamente información precisa y en tiempo real. Una iniciativa conjunta de IBM con Google Salud y con Continua Health Alliance permite a los pacientes y a sus familias almacenar y seguir toda la información sobre la evolución de su salud a través de dispositivos médicos. Implanet, un fabricante ortopédico francés, está utilizando tecnología RFID para hacer el seguimiento de sus implantes quirúrgicos desde su fabricación hasta su implantación en los pacientes. Y proveedores sanitarios en Dinamarca están utilizando sistemas de prevención con avanzada telemetría para monitorizar la evolución de pacientes de la tercera edad en sus hogares, compartiendo datos continuamente.

Un sistema sanitario más inteligente está interconectado, para que doctores, pacientes y aseguradoras puedan compartir información de forma continua y eficiente. El Servicio Extremeño de Salud, un sistema de salud público en España, ha construido un sistema integrado a nivel regional que permite a los pacientes ir a diferentes centros médicos de la región con su historial médico actualizado y completado, lo que permite al doctor una mayor rapidez y precisión en su tratamiento.

Un sistema sanitario más inteligente aplica avanzadas analíticas para mejorar la investigación, el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes. Geisinger Sistemas de Salud está integrando datos clínicos, financieros, operativos, genéticos en un entorno integrado de inteligencia médica que ayuda a los médicos a prestar una atención más personalizada.

Esto les permite tomar decisiones más inteligentes y ofrecer mayor calidad en el servicio, porque todos pueden convertir fácilmente toda esta información en conocimiento práctico. IBM está ayudando a algunas de las mejores universidades del mundo a desarrollar una red mundial de información sanitaria, dando a los médicos recursos para elaborar un diagnóstico hasta entonces impensables.

Sistemas sanitarios como estos prometen más allá de sus comunidades, sus pacientes y sus enfermedades. Estas ideas brillantes pueden ser replicadas a través de sistemas cada vez más eficientes, interconectados e inteligentes. Esto se traduce en costos más bajos, mejor calidad en el servicio y personas más saludables. En otras palabras, tendremos un verdadero sistema de salud, con la atención donde corresponde, en el paciente.

Construyamos un mundo más inteligente.




Think