Ir a contenido principal

Nuestros valores en el trabajo

START@IBM Trabaja para el mundo

¿Qué significa ser un IBMísta?

¿Por qué valores? ¿Y por qué ahora?

Muchas empresas se definen en términos de tecnologías, productos, precios o incluso personalidades individuales. Funcionan bien por un tiempo, pero cuando el mundo cambia, suelen quedar a la deriva. Nosotros nacimos con valores sólidos orientados al cliente, individuo y sociedad. El entorno ha evolucionado y es importante revisar nuestros valores par que sigan siendo válidos en el entorno actual.

"Los valores den ser genuinamente compartidos. No pueden, hoy, imponerse desde arriba hacia abajo."



Valores comunes, definidos en común
La dedicación al éxito de cada cliente
La innovación con mayor impacto, para nuestra compañía y para el mundo
La confianza y la responsabilidad personal en todas las relaciones
El valor de los valores



Valores comunes, definidos en común

Encuentro en la intranet mundial de IBM.

Notable consenso acerca de qué es lo que valoramos.

“...si en algo están de acuerdo todos los IBMístas es que la nuestra puede ser la compañía más grandiosa del mundo.”

Si bien estoy seguro de que nuestros valores tendrán un gran impacto en el logro de nuestros objetivos de negocio, no tienen que ver tanto con hacia dónde vamos sino más bien con quiénes y qué somos.

IBM se ha reinventado a sí misma muchas veces. Pero –el ADN, el alma de IBM—se ha mantenido intacto.

La innovación más importante de IBM fue la invención del “IBMísta”.

Los IBMístas se definen por lo que valoran.

Los IBMístas valoran:

La dedicación al éxito de cada cliente.

La innovación con mayor impacto, para nuestra compañía y para el mundo.

La confianza y la responsabilidad personal en todas las relaciones.

La dedicación al éxito de cada cliente
  • Los IBMístas se apasionan por construir relaciones sólidas y duraderas con los clientes.
  • Los IBMístas se enfocan en los resultados. Ayudar a los clientes a triunfar.
  • Los IBMístas demuestran esta dedicación personal a cada cliente, sin hacer diferencias entre empresa privada, institución pública, u organización grande o pequeña.
  • Cada IBMísta, sin importar dónde trabaje, desempeña un papel que contribuye al éxito del cliente. Para nuestro éxito, se requiere potenciar la suma de todo el conocimiento de los IBMistas.

Esto va más allá de recomendar, construir, probar y entregar soluciones tecnológicas integrales. El éxito del cliente abarca la forma en que anticipamos lo que los clientes quieren, necesitan y sueñan, el modo en que estructuramos los contratos, procesamos las facturas, despachamos el producto, respondemos a los reclamos y preguntas, y ayudamos a los colegas que también trabajan por el cliente. Se relaciona con la forma en que respondemos el teléfono y el correo electrónico, y nos ocupamos personalmente de que la inquietud de un cliente sea resuelta de manera totalmente satisfactoria.

El éxito del cliente –definido, practicado y pulido a diario de esta manera—tiene el potencial de diferenciar a IBM del resto de las empresas. Pero se requieren enfoques innovadores, así como nuevos tipos de decisiones y comportamientos.

“Por nuestros clientes, hemos sido capaces de hacer lo imposible, trabajando las 24 horas del día si era necesario para restablecer las operaciones, incluso cuando la falla no tenía nada que ver con IBM. IBM ha alertado a los clientes acerca de problemas con algún producto, incluso cuando no tenía obligación de hacerlo, y ha desarrollado productos para ayudar a los discapacitados, sabiendo que eso no nos aporta ni un centavo de ingresos.” Richard J. Ruiz

“Todas las personas que conozco en IBM tienen alguna historia que contar en la que nosotros, como compañía, hemos respondido al problema personal de algún empleado en una forma muy personal... y esas historias abarcan cuatro CEOs.” Patricia H. Gibbs

“Siento el mayor orgullo como IBMísta cuando un cliente compara a IBM con sus competidores y dice: ‘Puedo confiar en que los IBMístas siempre me digan la verdad. Tal vez no me guste oírlo, pero puedo confiar en lo que mi equipo IBM me diga’.” Ruth McCorkle.

La innovación con mayor impacto, para nuestra compañía y para el mundo
  • Los IBMístas se caracterizan por su pensamiento progresista. Creemos en el progreso, creemos que la aplicación de la inteligencia, la razón y la ciencia puede mejorar los negocios, la sociedad y la condición humana.
  • Los IBMístas aman los desafíos descomunales, así como las mejoras cotidianas. Cualquiera sea el problema o el contexto, cada IBMísta busca formas creativas de resolverlo, de ser un innovador.
  • Los IBMístas se esfuerzan por ser los primeros: en tecnología, en negocios, en políticas responsables.

Los IBMístas toman riesgos sobre una base informada y son los defensores de ideas nuevas (y hasta a veces impopulares).

La confianza y la responsabilidad personal en todas las relaciones
  • Los IBMístas activamente construyen relaciones con todos los integrantes de nuestro negocio: clientes, asociados, comunidades, inversores y compañeros IBMístas.
  • Los IBMístas edifican la confianza escuchando, manteniéndose fieles a su palabra y respetándola.
  • Los IBMístas confían en que sus colegas harán lo que es correcto.
  • Los IBMístas preservan la confianza aún después de finalizadas las relaciones formales.

Como IBMísta, usted tomará decisiones que afectarán el futuro, la marca y la reputación de esta compañía, los puestos de trabajo y las carreras de otras personas, y la vida y el trabajo de muchas otras más. Si no es capaz de tomar esas decisiones con honestidad y ética, por las razones correctas y sin importarle su beneficio personal, entonces usted no debiera ser –y posiblemente no pueda seguir siendo—un IBMísta.

La honestidad y el comportamiento ético han caracterizado a IBM desde su nacimiento. Son la condición sine qua non. Pero hoy, el mero cumplimiento con la ley no es lo que diferencia a una empresa. Por más necesarias que sean la ética y la integridad para toda compañía, el liderazgo de negocios hoy requiere mucho más. Requiere la capacidad de un tipo de lazo más profundo.

Por eso la ‘confianza’ es hoy mucho más significativa y esencial. En la época en que la marca de una empresa era visible principalmente –tal vez únicamente—en sus productos, las palabras decisivas eran ‘excelencia’ y ‘calidad’: el producto funcionaba, en todo sentido, de acuerdo con lo prometido. Pero cuando una compañía como IBM se propone no sólo brindar un equipo con buena ingeniería y soporte, sino también ayudar a moldear el propósito de una empresa o administrar a su gente, una relación completamente nueva entra en juego.

Y no sucede sólo con los clientes. Hoy, todos los integrantes de una empresa, incluidos los socios, las comunidades, los inversores y los empleados, tienen expectativas mayores de las empresas.

“Lamentablemente, todas las organizaciones grandes necesitan algún tipo de estructura de gobernabilidad, pero el proceso suele construirse en torno al concepto de ‘control’ y no de ‘habilitación’. Sin embargo, si valoráramos la confianza y la confiabilidad por encima de todas las cosas, no deberíamos preocuparnos tanto por el ‘control’. Entonces nuestros procesos sustentarían la excelencia del cliente.’ C. Diane Jetmund-Perigny.

La confianza no es lo mismo que el estar de acuerdo. A menudo, el testimonio más grande de la confianza como valor de los IBMístas es cuando se mantiene a pesar del desacuerdo, cuando cada uno debe tomar caminos separados, cuando significa ‘no hay trato’. Es posible preservar la confianza cuando la otra parte ve que nos hemos comportado en forma responsable y que hemos explorado y agotado todas las opciones razonables antes de decidir estar en desacuerdo.

Muy a menudo, ese esfuerzo adicional logrará resultados positivos en el corto plazo. Pero incluso cuando no sea así, la persona con la que estamos tratando –ya sea cliente, competidor, colega o vecino—debe sentir: “Ese IBMísta fue directo conmigo. Podemos seguir trabajando juntos. En realidad, tengo intenciones de hacerlo.”

“Poco después de incorporarme a IBM hace 18 años, fui convocado a desempeñarme como miembro de un jurado en un caso de abuso de menores. El juez y los abogados tenían una variedad de candidatos para elegir. Cuando me acerqué al estrado y respondí sus preguntas, me sorprendió escuchar al juez decir: ‘Ustedes elijan a quien quieran, pero yo quiero a este IBMísta en el jurado.’ Nunca me sentí más orgulloso. Su declaración lo había dicho todo: integridad, excelencia y calidad.” Larry E. Jordan.

El valor de los valores

Declarar lo que uno valora es algo engañosamente sencillo de hacer. Sin embargo, lo que en realidad ustedes están haciendo tiene muchas más consecuencias de lo que parece.

Ustedes se están comprometiendo con una identidad y un curso de acción permanentes. Están describiendo cómo se relacionarán con los demás, incluso con aquellos a quienes aún no han conocido. Están estableciendo el criterio según el cual serán juzgados, no sólo por sus contemporáneos, sino también por la historia.

Muchas empresas, gobiernos y demás instituciones dan este paso con audacia y confianza. Pero no todos lo hacen con tanta seriedad. E incluso unos pocos sobreviven lo suficiente como para ver la comprobación –y validación—de tales valores a lo largo de décadas o siglos de cambio.

Para los IBMístas, es precisamente porque hemos sobrevivido casi cien años y esperamos prosperar cien más – y porque enfrentamos tantos cuestionamientos que en este preciso momento constituyen verdaderos retos—que nuestros valores son, una vez más, tan esenciales.

El afán de basar toda institución en valores se resume en dos aspectos: una idea clara de quién se es, y la seguridad de que esa es la forma correcta de ser. Equivale a aceptar una vida basada en la reevaluación continua y decisiones difíciles pero que significan algo. Y ese es, por supuesto, el lugar donde se realizan los descubrimientos importantes y donde se moldea el futuro.

Dicho con otras palabras, un lugar habitado por IBMístas.



Contáctenos
Consúltenos por
e-mail
01-800-300-0426
Lunes a viernes
de 9 a 18 hs.

Audio-video Demo
  Vea cómo utilizar la nueva herramienta.  
¿Cómo buscar?
(13.6MB, flash)
 
¿Cómo aplicar?
(16.3MB, flash)
 
Obtener Adobe Flash Player  

IBM Academic Initiative
IBM Academic Initiative

Estándares abiertos, código abierto y recursos IBM para academia.

Conozca más

(en inglés)

Evento: 11 de Agosto 2009
Evento: 11 de Agosto de 2009: IBM por un planeta más inteligente. Soluciones para empresas en crecimiento. Regístrese online.

IBM por un planeta más inteligente. Soluciones para empresas en crecimiento.

Conozca más